“El poeta Pablo Neruda estaba lúcido hasta pocas horas antes de su muerte”

Un diplomático sueco relató su visita al autor de Residencia en la tierra en una clínica de Santiago el día anterior a su fallecimiento.

El poeta y premio Nobel chileno Pablo Neruda estaba “lúcido” y “hablaba con rapidez” hasta horas antes de su supuesto asesinato a manos de la dictadura militar, aseguró el diplomático sueco Ulf Hjertonsson. “Lo vi en la Clínica Santa María el 22 de septiembre de 1973, un día antes de su muerte. Estaba flaco y pálido, pero me reconoció y habló claramente”, evocó el funcionario de paso por Santiago. Hjertonsson, enviado a apoyar por 30 días a la delegación sueca después del golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet (1973-1990), acotó que Neruda, cuyos restos mortales fueron exhumados el 8 de abril pasado en su casa-museo en Isla Negra, estaba preocupado por sus amigos comunistas. “Preguntó en especial por la familia del senador Volodia Teitelboim, quien estaba en Moscú, y a cuya hija sacamos con un pasaporte sueco falso”, recordó. El diplomático, quien señaló que Neruda planeaba emigrar a México en horas, sostuvo que el artista en esos momentos estuvo casi siempre acompañado por su esposa, Matilde Urrutia, su secretario Homero Arce, el pintor Nemesio Antúnez y su hermana Laura Reyes. “Yo no soy médico”, indicó luego, evitando lanzar luces sobre la tesis de asesinato que investiga hoy la justicia, ante la sospecha de que el poeta fue envenenado con una inyección de dipirona. “Me tengo que reunir con el juez Mario Carroza”, reveló simplemente. No obstante, admitió la tensión que la muerte de Neruda provocó con los militares en el poder. “El cortejo fúnebre lo iniciamos en su casa La Chascona con unas 50 personas el 25 de septiembre.” “Unas cuadras más allá, eran unas 500 personas, gente de pueblo gritando cada vez más fuerte ‘¡Neruda, presente ahora y siempre!’, con los militares al lado, apuntando”, describió. Hjertonsson agregó que la situación de la embajada de su país era difícil esos días, por la decisión del embajador sueco Harald Edelstam de asilar a cientos de chilenos, como hiciera años antes en Noruega con miembros de la resistencia contra los nazis. “Hicimos cosas muy arriesgadas en Santiago, Valdivia y Temuco”, evocó el diplomático. “Me impresionó cómo Edelstam organizó todo, proveyendo comida, salud y camas para 400 asilados en cosa de días.” Entre esas historias, recordó cómo ingresó a la casa del embajador la buscada amante del depuesto presidente Salvador Allende, Miriam Contreras, la “Payita”. “Edelstam invitó a cenar al jefe de protocolo de la cancillería chilena, Tobías Barros; en un momento que él estaba de espaldas, ingresó a la casa Miriam Contreras. La prensa luego especuló con que estaba en la embajada y Barros lo negó”, detalló el ex funcionario. Fuente: 

Leer también >>  El Colegio Nacional Buenos Aires fue declarado monumento histórico

Diario Tiempo Argentino 29/4/2013

“El poeta Pablo Neruda estaba lúcido hasta pocas horas antes de su muerte”
5 (100%) 611 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú