El Papa justificó el silencio de Pío XII ante el Holocausto judío

Fue en una visita que realizó a la Gran Sinagoga de Roma. «La Santa Sede desarrolló una acción de socorro, muchas veces escondida y discreta», afirmó.

Benedicto XVI, durante su visita a la Gran Sinagoga de Roma – Foto Diario Clarín

El Papa visitó ayer la Gran Sinagoga de Roma en un clima de tensiones dentro de la misma comunidad judía y justificó el silencio muy criticado de su predecesor Pío XII, que nunca acusó públicamente al nazismo y a Hitler de sus crímenes. Sin nombrar al Papa Pacelli, Benedicto XVI afirmó que durante la Segunda Guerra Mundial, en la que fueron asesinados seis millones de hebreos en los campos de exterminio nazis, «la Santa Sede desarrolló una acción de socorro, muchas veces escondida y discreta».

Los silencios de Pío XII fueron la piedra de la discordia de esta visita porque el Papa firmó el decreto que reconoce las «virtudes heroicas» de Eugenio Pacelli, que gobernó a la Iglesia entre 1939 y 1958, de cara a su beatificación. Una parte de la comunidad se negó a asistir al encuentro, entre ellos el rabino Giuseppe Laras, titular de la asamblea rabínica.

Pese «a todas las dificultades» en el diálogo, Benedicto XVI quedó contento con el desarrollo de sus dos horas de visita al Templo Mayor y el rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni, dijo que el encuentro había sido muy amistoso «y sirvió a serenar el clima» entre los judíos y la Santa Sede. Más de 1500 personas llenaron la Gran Sinagoga junto al río Tíber en pleno centro de Roma, mientras centenares de agentes de seguridad con sofisticados sistemas electrónicos, blindaron la seguridad de la ceremonia y de la figura papal.

Leer también >>  Un registro de obras robadas por los nazis

En su discurso ante la comunidad, el Papa afirmó que «puedan las plagas del antisemitismo y del antijudaísmo ser saneadas para siempre». Recordó que la Iglesia había deplorado «las faltas de sus hijos y sus hijas, pidiendo perdón por todo lo que haya favorecido de algún modo las plagas del antisemitismo y el antijudaísmo».

El pontífice alemán señaló que llegaba a «este momento de encuentro y amistad» tras las huellas de su predecesor Juan Pablo II, quien hace 24 años, el 13 de abril de 1986, se convirtió en el primer Papa desde las épocas de San Pedro en visitar una sinagoga y llamar a los judíos «nuestros hermanos mayores».

Después de que el rabino jefe de Roma advirtió en su discurso que no se podía «poner en discusión el Concilio Vaticano II» que abrió las puertas del diálogo de igual a igual entre católicos y judíos «porque no habría más posibilidad de diálogo», el Papa respondió que para la Iglesia el Concilio representa «un punto firme, un camino irrevocable de diálogo, fraternidad y amistad hacia los judíos».

Las referencias al Concilio y a su documento «Nuestra Epoca», que levantó las acusaciones seculares contra los judíos de ser responsables de la muerte de Cristo, señalaron el segundo problema que ha envenenado en los últimos tiempos las relaciones hebreas con la Santa Sede. El Papa levantó hace un año las excomuniones de cuatro obispos cismáticos del grupo Lefebvre, que condena las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Uno de esos obispos es el inglés Richard Williamson, quien negó por televisión el Holocausto de los judíos por los nazis y la misma existencia de las cámaras de gas.

Leer también >>  Otro Da Vinci en la pared

La visita de Benedicto XVI a la sinagoga de la más antigua comunidad judía fuera de Tierra Santa sirvió también para que el Papa rindiera homenaje con una corona de flores rojas frente a la lápida que recuerda a 1021 hebreos romanos que fueron capturados en el gueto y llevados al campo de exterminio de Auschwitz, el 16 de octubre de 1943. Solo 17 sobrevivieron y algunos de ellos estuvieron ayer en la ceremonia con el Papa, quien se puso de pie y los aplaudió cuando los mencionaron.

 

 

Fuente: 

Diario Clarín 18/1/2010

Informacion Adicional: 

Ver en www.diasdehistoria.com.ar del 20/12/2009: Pío XII, sospechado por su silencio ante el nazismo y la matanza de judíos, fue nombrado «venerable».

El Papa justificó el silencio de Pío XII ante el Holocausto judío
5 (100%) 747 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú