El impactante filme sobre el juicio de Nüremberg

Beatriz Sarlo y la hija del director hablaron sobre el valor y el peso de las imágenes. «El juicio de Nüremberg» muestra los campos y lo que pasó en los tribunales que juzgaron los nazis.

Las imágenes de la infamia caen como fotografías en un expediente judicial. En blanco y negro. Los prisioneros de los campos de exterminio, los prisioneros de guerra, los bombardeos, la destrucción de la vieja Europa. Caen las imágenes y se pegan con los alegatos de los criminales de guerra, la interpelación de los fiscales de las cuatro potencias vencedoras en 1945 y la sentencia final de los jueces: “Muerte en la horca” . De hecho, aquellas imágenes tuvieron valor probatorio y derivaron en condenas. Los títulos del final pasan lentamente. El aplauso del público se demora. Domingo a la noche, acaban de proyectar El juicio de Nüremberg en el auditorio de la Fundación Proa, en La Boca. Una de las cuatro funciones del documental, programadas allí en el marco del Bafici.

Auditorio lleno y encuentro con la directora de la restauración, Sandra Schulberg, moderado por Beatriz Sarlo. Antes de eso, se impone contar la historia de esta película. El filme original fue dirigido por Stuart Schulberg, padre de Sandra, en 1948. Era el documental de propaganda encargado por las autoridades estadounidenses para la campaña de desnazificación en Alemania y sólo fue exhibido en aquel país. No pasó a las salas de Estados Unidos porque uno de los fiscales era soviético. Es decir, la Guerra Fría terminó por congelar este celuloide y por llevarlo, desguazado, a unas cajas finalmente arrumbadas en un placard de los Schulberg, en Nueva York.

Stuart Schulberg murió en 1979. Recién en 2003 Sandra, acomodando placares, se topó con los positivos del filme. Criada en Francia y en Alemania, ya en aquel momento era una reconocida productora de largometrajes independientes. En ese papel, decidió que había llegado la hora del estreno mundial de la vieja película en blanco y negro. Aunque sería necesario restaurarla, porque estaba considerablemente estropeada. Manos sobre el negativo y première exitosa en la versión 2010 del Festival de Berlín.

Regreso a Proa.

Sarlo rompe el estupor de la sala –las imágenes no contribuyeron al aplauso habitual en estas ocasiones– para destacar justo eso: la potencia de lo que se vio. Desde el público silencioso podría leerse algo así como la conservación de la potencia de lo sagrado , de lo que no debe ser profanado. Y sin embargo las imágenes se muestran en el filme, aunque con pudor, como prueba jurídico-documental de lo indecible . Se muestran.

El gran tema que pone sobre la mesa la ensayista argentina es la pregunta de Susan Sontag sobre si las imágenes de

   Sandra Schulberg, la responsable de la restauración y Beatriz Sarlo.

la tragedia se gastan o no, y su afirmación en el libro Ante el horror de los demás : lo importante no es la respuesta a la pregunta, lo importante es tener esas imágenes. Y surge la inquietud por los que ven por primera vez la reproducción cinematográfica del horror. “Estas son imágenes que mi generación conoce bien, pero para alguien de 15 años que las ve por primera vez, tienen la misma novedad que cuando se difundieron entre los alemanes, y a ellos les resultaba difícil creer que eso hubiera ocurrido allí nomás”, toma partido Sarlo, confirmando el valor de la prueba documental , aunque sin criticar la estética negativista, basada en la prohibición de mostrar las imágenes del horror. “Es una discusión abierta”, subraya.

Leer también >>  Cuando la Marina prohibió a Gardel

Queda espacio para una intervención de Sandra Schulberg, que señala el carácter antibélico de la película. Según ella, los acusadores pusieron el acento en la guerra y la ruptura de los tratados internacionales como condición de posibilidad de los más atroces crímenes. “Es la guerra la que permite que se cometan crímenes masivos contra la población civil”, enfatiza. Y destaca que no fue casual que el filme terminara con estas palabras del fiscal estadounidense, Robert Jackson: “Que Nüremberg sirva de advertencia a todos los que planean y lanzan una guerra agresiva”.

La película también descubre una herida que al terminar la guerra comenzaba a des-suturarse . La sutura había sido provisoria y anticipaba la Guerra Fría. “Las imágenes llevan las heridas del momento en que son montadas y editadas. Y en esta película hay una cicatriz pequeña de la historia. Hay dos planos breves, uno dedicado a la firma del pacto de Munich y otro al Molotov-Von Ribbentrop. No se dice quién firmó el pacto de Munich, dado que lo hizo Gran Bretaña. Sí se explicita que el de Molotov-Von Ribbentrop lo firmó la Unión Soviética. Esas son heridas que uno aprende a leer. Por eso las imágenes tienen su aura, porque le permiten a uno ver esas cosas”, destaca Sarlo. Termina la defensa de la imagen, el silencio en la sala no se disipa.

por Adriana Carrasco

Fuente: 

Revista Ñ 14/4/2011

Informacion Adicional: 

Qué fue el Juicio de Nüremberg:

Entre el 20 de Noviembre y el 1 de Agosto de 1946 se llevó a cabo en el palacio de Justicia de Nuremberg uno de los juicios más importantes de la historia ya que se juzgaba a los principales culpables de crímenes que atentaban contra la humanidad, la paz y, sobre todo, crimenes de guerra. En dicho juicio se trataba de juzgar a la cúpula más alta de la jerarquía nazi. Este hecho no llego a producirse debido a que muchos de los pesos pesados de la Alemania nazi se suicidaron antes del juicio (algunos ejemplos son Himmler, Goebbels y Hitler). El único que llego con vida al juicio de Nuremberg fue Hermann Goering Mariscal del Reich. Este juicio pasó a la historia como el fin de la barbarie humana y el comienzo de una fuerte paz futura basada en un orden internacional que no permitiese la repetición de los hechos vividos durante la segunda guerra mundial.

Debido a todos estos hechos, el proceso de Nuremberg es un acontecimiento histórico digno de ser recordado por la humanidad debido a su grandiosa importacia en la sociedad actual. Por este motivo intentaremos tratarlo de forma clara y precisa describiendo las causas del juicio de Nuremberg, como los acusados, sentencia, ejecución….

Leer también >>  El monumento a Kennedy en el país cumple 50 años

Empezaremos situando los antecedentes del juicio de Nuremberg en el vacío legal existente en aquella época con respecto a juzgar a los mandatarios de paises soberanos que declaran la guerra al mundo sin causa justificada. En aquella época los dirigentes de un pais solo debían rendir cuentas con los tribunales de sus paises por lo que los dirigentes alemanes juzgados solo debian ser castigados por los tribunales alemanes. Este era un hecho incomprensible ya que una de las características de la Alemania nazi era el control absoluto sobre todas las instituciones del país por lo que un juicio en contra de éstos era, cuanto menos, una auténtica farsa.

Una fecha destaca fue principios de 1942 debido a la aparición de la organización encargada de identificar y encontrar todas aquellas personas culpables de la guerra para ser juzgados por tribunales internacionales más tardeEl 8 de Agosto de 1945 es una fecha clave debido a la importancia de su consecuencia la cual fue la creación de un tribunal internacional con poder para juzgar a todos los miembros activos de la guerra.

El procesamiento de los culpables empezó en Berlín el 18 de Octubre de 1945 pero esta sesión fue una mera sesión inicial ya que el grueso del juicio se celebró entre el 20 de Noviembre de 1945 y el 1 de Octubre de 1946 en el palacio de justicia de Nuremberg. Durante este tiempo pocos altos cargos nazis fueron capturados y juzgados debido a los numerosos suicidios entre los cargos nazis (como los de Himmler, Goebbles y Hitler).

Muchas fueron las voces que se alzaron en contra de la elección de Nuremberg como sede para este echo trascendental pero, debida a la precarie situación de Berlin (no tenía edificios preparados para albergar acontecimientos de esta índole) y la posesión de Nuremberg de un gran palacio de justicia, se optó por esta opción ya que Nuremberg ofrecía un centro penitenciario próximo al palacio por lo que todos los traslados eran seguros y, de esa forma, se podía manterne el aislamiento de los dirigentes nazis.

Una vez se disponía de lugar (se eligió Nuremberg gracias a que ofrecía un centro penitenciario próximo al palacio por lo que todos los traslados eran seguros y, de esa forma, se podía manterne el aislamiento de los dirigentes nazis) donde celebrar el juicio y de los presos se podía empezar la verdadera sesión. Para ello se citaron los cargos de los que se acusaban a los dirigentes nazis. Dichos cargos eran los siguientes:

1.- Crímenes contra la paz: aquellos por lo que se violan los tratados internacioles o favorecen el ataque sin justificación contra otra nación.

2.- Crímenes contra la humanidad: planificación, ejecución o participación en exterminios y genocidios.

3.- Crímenes de guerra: incumplimiento de las leyes o convenios internacionales sobre la guerra..

4.- Conspiración.

Con todo esto, los acusados empezaban a ser juzgados. El juicio se basó en una lista de 24 de donde los únicos jerarcas presentes eran Goering (marcado por el tribunal como «lider de una guerra de agresión y creador del programa de persecución contra los judíos») y Rudolph Hess (Hess intentó aparentar una locura para no formar parte de los juzgados). Basó su locura en sonrisas sin justificación, garabatos en el banquillos … pero cuando estaba a punto de terminar mostró cordura al referirse a Hitler como el hombre más importante que había nacido en Alemania en los útlimos 1000 años y del cual no se arrepentia haberle servido.

Leer también >>  La casa donde nació Hitler podría convertirse en museo

Mientras Hess basaba su defensa en la locura, Goering defendía la memoria de Hitler ya que consideraba que fue digna de admiración. En Nuremberg todos los miembros del nazionalsocialismo imputados culpaban a Hitler como la persona que mandaba las órdenes que todos debian ejecutar. Ante tal acto de cobardía Goering se levantó indignado con sus compatriotas y dijo «como me hubiese gustado que los alemanes aquí presentes hubiesen limitado su defensa a tres palabras: chupame el culo». Goering demostró la mayor de las fidelidades hacia Hitler incluso en una situación límite como era aquella. Göring nunca mostró arrepentimiento alguno ya que estaba convencido de que sus actos eran por el bien de la humanidad. El único momento donde mostró un poco de corazón fue cuando al mostrale las atrocidades echas por los nazis en los campos de concentración optó por bajar la mirada ante la dureza de las imágenes.

Cabe destacar la actitud cobarde y patética del resto de prisioneros entre los que citaremos algunos y sus alegaciones:

– Ribbentropp : soberbía echa persona. Capaz de arrastrarse hasta el final con la finalidad de intentar salvar su cuello.

– Hess : decía no recordar nada de los sucedido los años anteriores. Alegaba locura en su defensa.

– Kaltembrunner: se consideraba una víctima de Himmler.

– Keitel : su defensa la basaba en que el cumplía órdenes por lo que no era culpable de nada.

– Albert Speer : único junto a Göring que no se escondió y asumió su culpa contestando de forma digna como decía que debían hacerlo los alemanes.

Tras la exposición por parte de la acusación y la defensa de todos los alegatos, el tribunal de Nuremberg dictó sentencia tras 216 sesiones de juicio el 1 de Octubre de 1946. En dicha sentencia se encontraron culpables a 19 de los 22 imputados. Las condenas fueron las siguientes:

– Hess, Raeder y Funk : cadena perpetua.

– Speer y Schirach : condenados a veinte años de prisión.

– Neurath : quince años.

– Doenitz : diez años.

– Göring, Ribbentrop, Keitel, Kaltenbrunner, Rosenberg, Frank, Frick, Streicher, Seyss-Inquart, Sauckel , Jodl, Bormann : condenados a la pena de muerte en la horca.

– Schacht, Fritzsche y Von Papen : el tribunal los absolvió tras no encontrar pruebas contra ellos (sentencia increible por todo lo ocurrido).

Fuente: www.segunda-guerra-mundial.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El impactante filme sobre el juicio de Nüremberg
5 (100%) 853 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú