El gol “invisible” de Bochini a Juventus cumple 40 años

See video

Independiente celebra las cuatro décadas del 1-0 ante los italianos que le dio su primera Intercontinetal. El registro fílmico de aquel partido se perdió y recién fue rescatado hace cinco años. El Bocha recuerda su golazo. 

Es un día feliz para Independiente. Un aniversario dulce, una fecha que invita a pensar a que se puede volver a los tiempos dorados. Se cumplen 40 años de la primera Intercontinental que sus hinchas, acaso, no recuerden así sino como el “Día del gol del Bocha a Juventus”. Aquel que los más rojos de los rojos atesoran como “El gol invisible”. Independiente había hecho doblete ’72-’73 en la Libertadores que repetiría en los años siguientes para coronarse como el Rey de Copas. Perdió la Intercontinental ’72 ante el maravilloso Ajax cuando empató 1-1 en Avellaneda y cayó 3-0 en Amsterdam. El equipo holandés, con Cruyff, Neeskens, Rep entre otros, formaba la base de lo que sería la Naranja Mecánica del Mundial ’74 y también fue campeón europeo del ’73 pero no quiso jugar la Intercontinental. Así, Independiente debió definir con Juventus, el subcampeón que sin embargo se negó a venir a Buenos Aires y así se pactó un solo partido y en Italia. El 28 de noviembre de 1973 jugaron en el Olímpico de Roma. El partido se televisó, en blanco y negro, pero se perdió el registro fílmico y las escenas de aquella final fueron inhallables hasta que un grupo de hinchas las rescató de los archivos de la RAI. Aquella noche de invierno, Independiente formó con Santoro; Commisso, López, Sá, Pavoni; Galván, Raimondo, Bochini; Balbuena, Maglioni, Bertoni. La Juve puso a Zoff; Spinosi, Marchetti, Gentile, Morini, Salvadore; Causio, Cucurredu, Anastasi; Altafini, Bettega. No la había pasado bien el equipo que dirigía Roberto Ferreiro en el primer tiempo y a poco de la reanudación, Cuccurredu tiró un penal arriba del travesaño. A diez minutos del final llegó la jugada consagratoria de dos pibes, Bochini-Bertoni. Fue una pared múltiple, con una última devolución de gran categoría de Bertoni y una definición de crack de Bochini, “empalando” apenas la pelota cuando le salía Zoff. Final. 1-0, Independiente campeón. El video se perdió. Y a medida que pasaban los años, más crecía el interés por rescatar las imágenes. El grupo “Independiente Místico”, en el que participó el actual presidente Javier Cantero, se propuso conseguirlas e impulsados por el socio Mariano Asch fueron buscando datos, ganando contactos hasta que alguien les abrió las puertas de los archivos de la RAI. Los italianos prestaron el filme a condición de que una vez usado, fuera devuelto. En 2009, para los 35 años del “Día del gol del Bocha a Juventus”, los muchachos de Independiente Místico organizaron una fiesta recordatoria en el teatro Roma, de Avellaneda, sin avisar que habían recuperado las imágenes del partido. Al final de la fiesta pasaron el corto de la final del Olímpico. Lágrimas rojas. “Verlo fue una gran sorpresa para mí porque ya uno lo daba por inexistente. Me encantó porque yo no me acordaba muy bien del gol. Tenía el registro de que había sido con una gran pared con Bertoni y que fue muy lindo pero revivir los detalles fue como cerrar la historia de ese partido”, le cuenta Bochini a Clarín. El Bocha recuerda: “Que la final fuera contra la Juventus y no contra el Ajax, a nosotros no nos cambió la mentalidad. Queríamos jugar la copa como fuera, el rival era lo de menos”. Aquel equipo de Independiente fue firme defensor de un estilo y de una época, tal vez compartida con el Huracán de Menotti, con pasajes de Newell’s y con un River irregular que volvería a ser campeón después la sequía de 18 años. José Omar Pastoriza había sido el capitán y líder pero no jugó la final de Roma porque había sido transferido al Monaco. El plantel tenía dos cracks en ciernes: Bertoni y Bochini, ambos campeones mundiales con la Selección, uno en 1978 y el otro en 1986. ” “Si bien venía jugando de titular y ya en el 72 había tenido algunos partidos, era poco el tiempo que había pasado desde que empecé a jugar con regularidad. Estar en la final significaba confirmar un lugar por el que había trabajado mucho”, cuenta el Bocha. Y agrega que “los recuerdos del viaje a Italia y de la final son muy lindos. Desde lo personal fue muy importante para mí. Tenía 19 años y ese partido me dio la posibilidad de hacerme un nombre”. Un nombre dice Bochini, tan luego él. Un nombre como ningún otro para buscarles sinónimos a Independiente.

Leer también >>  El documental perdido de los Stones
El gol “invisible” de Bochini a Juventus cumple 40 años
4 (80%) 512 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú