Duro rechazo a la exhumación de los restos de Pablo Neruda

La medida fue pedida a la justicia por el Partido Comunista chileno; la fundación del escritor se opone.

La Fundación Pablo Neruda, que tutela los derechos e intereses del poeta chileno Premio Nobel de Literatura de 1971, rechazó tajantemente ayer la posibilidad de exhumación de su cuerpo solicitada por el Partido Comunista.

El PC chileno se encuentra investigando la posibilidad de que la causa del fallecimiento de Neruda, ocurrida en septiembre de 1973, poco después del golpe militar liderado por Augusto Pinochet y hasta ahora atribuida a una enfermedad terminal, haya sido el envenenamiento.

«No creemos que haya intervención de terceros en su fallecimiento. Así que nosotros, personalmente, nos oponemos a una exhumación del cadáver porque nos parecería un verdadero acto de profanación», dijo el presidente de la fundación, Juan Agustín Figueroa, que ratificó así la versión oficial según la cual Neruda murió víctima del cáncer de próstata que le afectaba.

La exhumación del cuerpo de Neruda fue solicitada por el representante legal del PC, Eduardo Contreras, al juez que investiga la causa, Mario Carroza. «A través de lo avanzado por el juez, se ha establecido que Neruda no murió por cáncer prostático, tal como dice su certificado de defunción, sino de un paro cardíaco», señaló.

De esta manera, y por orden judicial, los antecedentes fueron ahora enviados al Servicio Médico Legal chileno para que la institución determine si es necesario o no el procedimiento.

Las dudas sobre la muerte del autor del Canto General , Residencia en la tierra y 20 Poemas de amor y una canción desesperada , entre otros , se basan en las declaraciones de su ex chofer y secretario, Manuel Araya, quien denunció que el poeta fue envenenado en su habitación de la clínica Santa María, pocas horas antes de que partiera al exilio en México, tras la concesión de asilo por parte del presidente Luis Echeverría Alvarez.

Leer también >>  Ordenan a Uruguay eliminar la Ley de Amnistía por el caso Gelman

Según Araya, quien en la tarde del 23 de septiembre de 1973 había viajado junto con la esposa de Neruda, Matilde Urrutia, al balneario de Isla Negra para buscar su equipaje, fue el propio poeta quien los llamó para decirles que lo rescataran cuanto antes, porque un médico le había inyectado una solución desconocida en el abdomen.

Inyección en el abdomen
«Neruda no murió de muerte natural. Neruda murió inyectado. Se lo inyectó un médico de la propia clínica. (?) Como a las cuatro de la tarde, entró un médico a la habitación y lo inyectó. Fuimos por las pertenencias y, cuando llegamos a la clínica, Neruda tenía como una mancha rojiza en el estómago. Entré en el baño a mojarme la cara y llega un médico y me manda a comprar un remedio. A la salida, me detuvieron? Cuando desperté, estaba en el estadio nacional. A mí me detuvieron diez para las siete de la tarde y Neruda muere a las diez de la noche. Y ésa es la duda que yo tengo hasta hoy. Quiero que algún día lo aclararemos antes de morir», dijo Araya.

El chofer, quien hoy vive en el puerto de San Antonio a 109 kilómetros de Santiago, también explicó que el poeta no estaba en la clínica por la gravedad de su enfermedad, sino por precaución ante los continuos allanamientos hechos por los militares.

«Neruda no estaba para morirse, estaba de buena salud, nosotros lo sacamos de Isla Negra por seguridad. Pensábamos que en la clínica Santa María iba a estar más seguro, pero nunca pensamos que le iban a colocar una inyección e iba a morir», agregó Araya.

Leer también >>  El Quinquela Martín fue declarado monumento histórico

La solicitud de exhumación del cadáver de Neruda se suma a otros casos emblemáticos de figuras públicas muertas durante la dictadura chilena. Entre ellos, el del ex presidente Salvador Allende, cuyo cuerpo fue exhumado por orden judicial, y se comprobó que la causa de la muerte fue el suicidio, como se sostuvo durante años.

Otro episodio correspondió al también ex presidente, Eduardo Frei Montalva, padre del ex mandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien fue envenenado mientras permanecía internado en la misma clínica Santa María.

por Carlos Vergara
 

Fuente: 

Diario La Nación 7/12/2011

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú