Don Giovanni, un drama

La embajada italiana en Uruguay busca repatriar a Giovanni dal Molin, el hombre que luchó contra los nazis y quiere volver a Italia.

Antiguo combatiente de las filas partisanas contra las tropas de Mussolini y Hitler, el italiano Giovanni dal Molin, de 85 años, lucha ahora por conseguir que el Consulado italiano en Montevideo le repatríe a su país para vivir la última etapa de su vida. Según informó hoy a Efe Laura Pittaluga, una estudiante de diseño de 27 años que ha tomado como suya la causa del emigrante, Dal Molin «hace cuatro años que está pidiendo al consulado su repatriación, pero no se la han asignado dado que él no tiene familia en Italia y no hay quien lo reciba, ninguna asociación que se ofrezca a recibirlo y darle alojamiento permanente». Dal Molin recaló en Uruguay «por trabajo, después de recorrer toda América Latina, se le terminó el dinero hace unos diez años y quedó varado aquí», según la joven. Pittaluga se enteró del caso al encontrar la foto y la historia del anciano en Facebook, red social en la que ha creado un grupo que el lunes reunió a medio centenar de personas para protestar frente a la institución Casa de los Italianos, donde se conmemoraba el Día Nacional de Italia (que había sido el 2 de junio). Dal Molin, que vive del cobijo gratuito que le proporciona una parroquia y compra comida con una ayuda consular de 10.000 pesos trimestrales (menos de 450 dólares), espera llegar a Italia para sobrevivir allí con dos pensiones que no puede recibir estando en el extranjero, una por jubilación y otra como excombatiente. El anciano estaba «muy bien de salud» pero en «los últimos dos años se desgastó físicamente por el hecho de estar afuera haciendo su protesta, estuvo internado, lo intervinieron quirúrgicamente de una infección urinaria» y el «el consulado nunca se hizo cargo ni de asistencia médica ni de su rehabilitación», denunció Pittaluga. El primer secretario de la Embajada de Italia, Antonio Poletti, reiteró hoy a Efe que el consulado italiano «sigue el caso hace mucho tiempo», reconoció que el señor Dal Molin «tiene que ser repatriado» y remarcó que el Estado europeo está «tratando de encontrar a alguien que pueda recibirlo». «El problema no es pagar el pasaje pero tenemos la obligación de encontrar a alguien en Italia que esté dispuesto a recibirlo», recalcó Poletti, según el cual las autoridades italianas están «trabajando fuerte» para resolver el caso.  Fuente: 

Leer también >>  "El viejo y el mar" cumple 60 años

 Chasque – 9/6/2014

5.0
731
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú