«Día del Montonero», en recuerdo del hecho que signó una etapa violenta

 Habrá dos actos en homenaje a Fernando Abal Medina y Carlos Ramus en William Morris. Uno de kirchneristas y otro de disidentes.

 Dos actos evocarán hoy los albores de la guerrilla de los años 70 en la Argentina. Consagrado como “Día del Montonero”, la fecha recuerda a dos miembros de ese grupo peronista, Fernando Abal Medina y Carlos Ramus, que cayeron bajo las balas policiales en una pizzería de William Morris: “La Rueda”.

 Ramus y Abal Medina estaban sindicados como secuestradores del teniente general Pedro Eugenio Aramburu el 29 de mayo de 1970 y, según la historia oficial dictada por Montoneros, responsables de su asesinato : Abal Medina le disparó en el pecho al ex presidente de la Revolución Libertadora, en una estancia de Timote, provincia de Buenos Aires. Cuarenta y dos años no han concedido matices a esa etapa de la historia. Los actos de hoy tendrán dos marcadas tendencias: no kirchneristas unos y enrolados o cercanos al kirchnerismo los otros. A las 14, en Villegas y Potosí, será el turno de los disidentes, con la Organización Libres del Pueblo (OLP) que comanda Roberto Cirilo Perdía, jefe montonero en aquellos años; junto a Quebracho, entre otras agrupaciones. A las seis lo harán las K: entre ellas, Kolina (que responde a Alicia Kirchner), el Movimiento Evita (del hoy subsecretario en Agricultura Emilio Pérsico), Tupac Amaru (de Milagro Sala) y Negros de Mierda (del jefe penitenciario Víctor Hortel). Un enigma nunca resuelto de aquella tarde, a cuatro meses del secuestro de Aramburu y a un mes de la aparición de su cadáver, es cómo dos de las personas más buscadas de la Argentina, que ilustraban con sus caras miles de afiches de “Buscados” que empapelaban el país, se dieron cita en una pizzería del conurbano, donde podían ser fácilmente identificados. Según las crónicas, una llamada anónima alertó al destacamento policial de Hurlingham sobre la presencia de los guerrilleros. El aviso no mentía. Además de Abal Medina, tío del actual jefe de Gabinete, en su mesa estaban Sabino Navarro y Luis Rodeiro, cofundadores de Montoneros, y en dos autos cercanos esperaban Ramus y Carlos Capuano Martínez, también partícipe del secuestro de Aramburu. Un patrullero llegó a las 20.15. Los policías fueron directamente a la mesa que ocupaban los tres montoneros. Les pidieron documentos y Abal Medina mostró una chapa falsa de la Federal : bastó para que los bonaerenses dieran media vuelta. Pero en ese instante, Ramus, en la calle, sacó una pistola y una granada para enfrentar a otros dos policías que se acercaban a su auto. La granada le estalló en las manos y murió. Empezó entonces un tiroteo en el que Abal Medina cayó con un balazo en el pecho. Tenía 21 años . El resto escapó. Tres policías quedaron heridos. En el entierro de Abal Medina, su hermano Juan Manuel los definió como “un nacionalista católico” . Las muertes de Abal Medina y Ramus, dos días antes de que empezaran las indagatorias a quienes estaban presos por el secuestro de Aramburu, hacían más grande la espiral de violencia que asomaba y cerraba el camino para esclarecer el crimen. por Alberto Amato

Leer también >>  La literatura después de Hitler

 

  Fuente: 

 Diario Clarín 7/9/2012

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú