Aprovechando los festejos por el Centenario de Villa Italia, Tandil Diario te propone repasar algunos datos en 100 años de historia de ese barrio, donde habita nada más ni nada menos que aproximadamente el 25 por ciento de la población total de Tandil.

Villa Italia se distingue de los otros barrios. Según sus habitantes, su barriada, es muy especial, tanto para nombrarla “Republica de Villa Italia”.

1911:
Juan Basso, subdividió sus tierras en 160 lotes y vendió la mitad el 5 de marzo del mismo año, en un remate.

Los compradores, modestos trabajadores ferroviarios, de canteras, de molinos y de otras industrias, comenzaron a levantar casas de barro y techo de chapa de cinc. Poco a poco se fueron loteando los mismos terrenos. Las primeras familias que habitaron el barrio, entre otras, fueron Di Federico, Guadagna, Centurión, Suárez, Barraza, Paggi, Lezama, Politano, Bianchi, Belsito y Vincennau.

Quintana era de tierra y corría sobre la loma (a la altura de las escalinatas de Vigil), la partía el Arroyo Blanco. Esto junto a las vías provocó el “tropiezo” en el desarrollo barrial.

1918:
Llegaron $5000, los cuales se destinaron en el desmonte de la loma, y construcción de un puente (primero de madera y luego de cemento). Después se bajo la calle Quintana.

También se pavimentó la Av. Del Valle, mejoró calles y se designaron carteros (que favorecieron el progreso).

1921:
Se inauguró la Escuela Primaria Nº 21 (en Pasteur y Ugarte).

Llegaron los telégrafos, las esquinas eran de 90º y había vehículos de tracción a sangre.
1939:

Se funda la Sociedad de Fomento Unión y Progreso (en Quintana y Dinamarca). Se creo cuando un grupo de vecinos, padres e hijos, pensaron en un lugar donde reunirse, divertirse, desarrollar actividades, que sellaran confraternidades.

Allí se reunieron y reúnen en múltiples acontecimientos.

1940:
Se fundó la Biblioteca Domingo Faustino Sarmiento, con libros donados. También comenzaron a dictarse varios cursos.

Se inauguró el Destacamento Policial (actual Comisaría Tercera). En el mismo año la Metalúrgica Tandil fue instalada.

1943:
Alonso, arregló, construyó, abrió y colocó plantas en las calles de la villa.

1944:
Vistall, construyó empedrados. Los colectivos comenzaron a andar por Quintana y Urquiza.
Había fondas para caballos, para compradores en los mercados.

1945:
En febrero se creo la Parroquia Nuestra Señora de Begoña (en aquel entonces capilla). Su primer sacerdote fue Pedro Passarelli.

1953:
Se instala el Policlínico Ferroviario bajo dirección del Dr. Mario Bordón.

1959:
Se fundó la escuela Nº 56 (dio clases a adultos).

1963:
Se fundó el Instituto Martín Rodríguez (en el Hogar de Varones).
También la Guardería Virgen de Begoña.

1964:
Jardín de Infantes Nº 903 y la Escuela Municipal de Artes Nº 2, se fundaron.
Aumentaron los rubros comerciales, y la demografía.

1967:
Se instaló el Banco Comercial Tandil (Mercobank 1998).

1970:
Se terminó de pavimentar Quintana y se siguió con Beiró. Se creó el Cuartel de Bomberos.

1976:
Se entubó el Arroyo Blanco.

1980:
Se construyeron las cloacas.

1981:
Se inauguró la plaza y creció comercialmente Quintana.

1989:
Se crea el Banco Provincia.

Actualmente:
Su población representa el 25% de Tandil, sus límites son de Figueroa a la Ruta 226 y de Pujol a las vías

Fuente: 

Tandil Diario 13/3/2011

Informacion Adicional: 

Historia de Tandil:

Origen del nombre
Siempre hay varias versiones en cuanto al origen de cosas muy antiguas, el nombre Tandil no escapa a la regla. La historia más conocida es la que relata que el origen se debe al nombre de un cacique indígena que habitaba en la zona. Sin embargo también se cuenta que había un río que tenía ese nombre antes que el cacique. Otros hacen un estudio de los vocablos mapuches o araucanos, donde LIL, que podría ser una deformación de DIL, equivale a “roca” o “peñasco”. En cuanto a TAN se dice que deriva de THAUN, que significa nada menos que “latir”.

Primeros habitantes
La fisonomía de sus primeros pobladores fue cambiando con la llegada de los primeros inmigrantes, estos extranjeros, pioneros que se asentaron en la frontera, unieron sus esfuerzos laborales para engrandecer la zona de Tandil. Entre estos pionero encontramos a Juan Fugl, dinamarqués de origen, que con sus brazos y un arado rudimentario reintrodujo la agricultura en el Fuerte, encabezo la fundación de su iglesia y de la colonia danesa. Como maestro dotó a Tandil de una escuela.
Junto con este inmigrante danés, encontramos a Ramón Santamarina, este español emigro a la Argentina en 1840,con la compra de unas cuantas carretas, aprovechando la carencia de transporte, unió a Buenos Aires con Tandil. El y sus descendientes fundaron numerosisimas estancias con construcciones monumentales que luego legaron a la ciudad, aportando predios edilicios importantes, como el actual Hospital Municipal que lleva su nombre. Otro grupo importante los constituyeron los vascos, que con el crecimiento del pueblo se multiplicaron las oportunidades laborales, desde las necesidades mas elementales como la del carpintero vasco Manuel Letamendi, hasta las demandas mas inusitadas como la del confitero Juan Bautista Inciburo. Otro vasco destacado fue Francisco Juldain, que se hizo cargo de la primera escuela publica en 1857.
Ya para 1870 se habían instalado varias familias españolas además de Santamarina. Otro grupo importante lo constituyeron los italianos, ocupando cargos comunales como Pubilo Massino y Luis María Mancini que fue el primer cura párroco, para ese entonces llegaron Domenico Scaviani y pocos años después Giusseppe Fuschini que se convertiría en el primer medico.
Esta oleada inmigratoria se completa con franceses, yugoslavos, israelíes, árabes, ingleses, alemanes , holandeses, etc..
Llegamos así a enero de 1872 Tandil se tiñe de luto, Jeronimo Solanet, el Tata Dios, toma por asalto la municipalidad y la comisaría, se apodera de lanzas y sables y al grito de “mueran los gringos y masones” asesina a treinta y seis personas, transcendía la noticia de los crímenes, la población se militarizo.
Una serie de patrullas atraparon al Tata Dios y al grupo que lo secundaba. El Tata Dios paso varias semanas en el calabozo hasta que apareció muerto misteriosamente, sus compañeros fueron fusilados. De esta manera se puso fin a sus vidas.
“piedra que late” en obvia referencia a la piedra mLa Movediza
La piedra Movediza es un símbolo de la ciudad, y es la que ha acompañado a Tandil por el mundo. Esta maravilla pesaba alrededor de 300 toneladas y estaba ubicada sobre el cerro del mismo nombre a 294 mts. sobre el nivel del mar y a 116 sobre la ciudad. Se cayó el 29 de Febrero de 1912 quebrándose en 3 partes que aún continúan al pié del cerro. Su caída fue producto de la mano de hombre, que con las explosiones de las canteras la sacó de su equilibrio de siglos. Su movimiento era imperceptible hacia arriba y abajo.

Primeros momentos del Fuerte
Para responder este interrogante debemos retrotraernos algunos años atrás. A comienzos de la década de 1820 el gobierno porteño inicio una política de expansión de la frontera que se extendió desde las márgenes del río Salado hasta las sierras bonaerenses. Para que de esa manera se ampliara la extensión de las tierras dedicadas a la explotación ganadera.. Sin embargo, el mayor impedimento para llevar a cabo esta política, estribaba en la precariedad de las fronteras con el indio, que no habían sido atendidas por los distintos gobiernos revolucionarios. Tanto el gobierno bonaerense como el grupo que apoyaba el emprendimiento, eran conscientes de que la futura prosperidad se encontraba en el desarrollo de la ganadería, por ello no vacilaron en llevar a cabo las acciones necesarias para tal fin.
Dentro de este marco debemos situar la fundación del Fuerte Independencia, pensado como bastión que respalda la ocupación de nuevas tierras y a su vez que llevaría a la expansión de la ganadería. En la provincia de Buenos Aires. Expansión que tendrá la característica de una explotación extensiva, que solo exigirá una escasa mano de obra.
De esta manera el 4 de abril de 1823 Tandil iniciaba el principio de una historia llena de voluntad y esfuerzo, que se fue forjando con coraje y trabajo. Una obra común que unió a tandilenses nativos e inmigrantes a elaborar su grandeza.
Ya desde su nacimiento fue admirada por su belleza y la riqueza de su suelo. Su fundador el General Brigadier Martín Rodríguez visualizo su posición estratégica no solo a nivel militar sino también comercial, ya que proveía de ganado vacuno y caballar.
El Fuerte Independencia tuvo que soportar las incursiones indígenas, antiguos pobladores de estas tierras, que empujados por el avance de estos primeros pobladores se replegaron hacia el interior de las pampas, perdiendo de esta manera sus ricas tierras de pastoreo.
La competencia con el blanco por la tierra y el ganado se hizo desde entonces mas violenta., merodeaban la zona he inundaban de pánico a la población allí asentada
Esto fue Tandil en sus primeros años, un fuerte con un puñado de gente blanca marginalizada con pocos oficiales que luchaba por establecerse.
El ferrocarril llegó a la zona en 1883 dándole a la zona un fuerte impulso y
gran comunicación para la época. Fue un factor importante para el desarrollo de esta actividad e importantes obras publicas como el empedrado que se llevaron acabo.
En 1895 la ciudad fue declarada cabecera del partido.
Mientras la Argentina debatía entre múltiples avatares de país recién nacido. Menos de tres años antes de la fundación de Tandil (1820) había muerto, joven y pobre, el general Manuel Belgrano, a los 50 años de edad.
Domingo Faustino Sarmiento, por 1823 era un niño de solo 12 años, mientras que apenas dos años tenía Bartolomé Mitre, nacido en 1821, el mismo año que se fundó la Universidad de Buenos Aires.
Cuando llegó aquí la expedición fundadora, todavía no se habían transcurrido solo 12 años desde la Revolución de Mayo.
Estaban aún frescos algunos de los cuantos sucesos. Entre otros muchos, la asamblea del año 13, las batallas por la independencia, la “anarquía del año veinte”.
Las luchas intestinas, que tanto entristecieron , entre otros al General Don José de San Martín, afloraban, se multiplican y era un presagio de que se prolongarían por mucho tiempo; así fue, desgraciadamente.
Y mientras, proseguía la campaña contra el delito.
 
 
El partido de Tandil se encuentra al sudeste de la provincia de Buenos Aires, a los 37: 17′ de latitud Sur y a los 59:07’30(de longitud Oeste. La red vial nacional es la Ruta 226 a la altura del Km. 188 y la red provincial es la ruta 30 a la altura del Km. 139.
• Superficie:
4.935 kilómetros cuadrados.
• Comunicaciones
Tandil esta ubicada en la Pcia. de Buenos Aires en un lugar de privilegio en materia de comunicaciones. Esta distanciado en línea recta a 331 Km. de la Capital Federal.
A 168 Km. Del Puerto de Quequén (Necochea); a 175 Km. de Mar del Plata; a 380 Km. del puerto de Ingeniero White (Bahía Blanca).
En cuanto a las rutas y aeropuertos, las distancias son:
A Ezeiza 320 KM.,
Hasta el Parque Camet (Mar del Plata). 178 Km.
Posee: Base Airea Militar, Aeropuerto civil Aerolíneas Entrerrianas y Aero Club Tandil. Ferrocarril Roca hasta Necochea y Constitución (Pcia. de Buenos Aires).

Fuente: Tandil Mi Ciudad

 
 

Datos curiosos en la historia de Villa Italia
Califica este post 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *