Conrado Lupori, ex director de Marsans, vinculado a los ‘vuelos de la muerte’

Era uno de los 24 pilotos de los aviones desde donde lanzaban a los presos. El empresario se encuentra ahora detenido por otra causa.

 El piloto Luis Conrado Lupori supo reconvertirse en un empresario de éxito de los negocios aéreos. Llegó a ser director de Marsans -la empresa española que compró Aerolíneas Argentinas- y fue socio del dueño de la misma, Antonio Mata, en otras compañías. Pero nunca, desde finales de los 70, se volvió a poner al mando de un avión, como sí había hecho en un pasado que ahora sale a la luz. Un artículo de la revista ‘Veintitres’ destapa que Lupori está siendo investigado por su participación como piloto en los ‘vuelos de la muerte’ de la dictadura argentina (1976-1983), esos desde los que opositores políticos queAntonio Matta y Luis Conrado Lupori, en un acto de Marsans, en Argentina estaban presos eran arrojados vivos al vacío, en uno de los episodios más oscuros de la historia argentina. Según cuenta a ELMUNDO.es el periodista Franco Mizrahi, autor de dicha información, «el ex director de Marsans era uno de los 24 pilotos habilitados para comandar los tres aviones Electra L-188 durante la dictadura». Estos aparatos eran parte de la Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logística Móvil (EA51), que es objeto de investigación por la desaparición de miles de personas durante esos vuelos ‘especiales’. Lupori estuvo poco tiempo en esa escuadrilla -ocho meses en 1978- pero antes de llegar trabajó en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), que funcionaba como un centro clandestino de detención y tortura, de donde salían los presos que luego arrojaban desde los aviones. Allí, el ex director de Marsans fue jefe del curso de aviación y jefe de contrainteligencia y recibió valoraciones muy positivas de sus superiores. Sobre todo de Rubén Chamorro, acusado de cometer crímenes de lesa humanidad, pero que falleció antes de ser condenado. Según explica Mizrahi, Conrado Lupori se encuentra en estos momentos detenido por la justicia federal de San Isidro «por una causa donde se investiga si cometió crímenes de lesa humanidad en la dictadura. Su detención definitiva depende de un resultado de ADN que se conocerá en pocos días y que no tiene relación con los vuelos de la muerte». Y aquí está la clave de su caso. El fiscal Eduardo Taiano y el juez Sergio Torres, responsables de la investigación de los vuelos, tienen la necesidad de indagar a Lupori cuanto antes, mientras está en prisión. ¿Por qué las prisas? Como aclara el periodista «si es excarcelado, porque el análisis de ADN determina que no hay pruebas para inculparlo y no se le interrogó por el tema de los vuelos, Lupori sabrá que han analizado su expediente judicial, que probablemente le citarán en breve para testificar en la causa de la ESMA y esto podría motivar su fuga» Una investigación difícil Todos los archivos de la época de represión del Gobierno argentino fueron desclasificados por Cristina Kirchner. La causa ESMA se reabrió en 2003 e investiga «un sinfín de temas relacionados con los crímenes cometidos en ese centro clandestino de detención. El proceso no tiene una fecha de culminación clara, porque se van agregando nuevos delitos e imputando a la megacausa», afirma Mizrahi. Como cuenta a ELMUNDO.es este periodista, que es quien está desvelando todos los pormenores del caso, «aún no hay antecedentes de condenas a pilotos de los vuelos de la muerte, porque lograr demostrar que alguien participó en ellos es muy complicado. Se tiene que poder identificar una víctima precisa en un vuelo preciso. Y eso aún no pudo establecerse». Según sus fuentes judiciales, «si se lograse determinar una víctima de un vuelo pilotado por Lupori (víctima que estuviese viva en el momento de subir al avión -se cree que casi todas lo estaban-) podría juzgarse al empresario por homicidio. Y como se trata de un crimen de lesa humanidad le caería cadena perpetua. Pero esto es anticiparse mucho a los hechos». Aunque no se ha llegado a ese punto, sí hay testimonios que narran lo que hacían en la escuela, como el del ex capitán de corbeta Adolfo Scilingo -condenado en España a 600 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad-. En su autobiografía ‘Por Siempre Nunca Jamás’, donde reconoce que participó en esos vuelos, recuerda que «los miércoles, los pilotos navales sabían que podían ser requeridos. Ése era el día de traslado en la ESMA. La tarea: transportar los cuerpos desnudos, anestesiados y torturados de los desaparecidos que estaban apilados en la parte trasera de la aeronave». Al instaurarse la democracia y abandonar la Armada, Conrado Lupori, quiso cambiar de vida. Y lo consiguió. Pero el pasado siempre vuelve. Además de la investigación por la ESMA, el piloto ha sido denunciado por las Abuelas de Plaza de Mayo, que también apuntan a su participación en los ‘vuelos de la muerte’. Unos hechos, que según cuenta a ‘Veintitres’ una fuente cercana a Lupori, le marcaron. «Tuvo problemas psicológicos y nunca más pudo pilotar». por Isabel F. Lantigua Fuente: 

Leer también >>  Preparativos para conmemorar el centenario del nacimiento de Roa Bastos

 Diario El Mundo 25/4/2012

Conrado Lupori, ex director de Marsans, vinculado a los ‘vuelos de la muerte’
4 (80%) 715 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú