Conquistó el Everest y ahora esparcirán sus cenizas en la cima

El neocelandés Edmund Hillary fue el primero en hacer cumbre en 1953. Ayer partió de Nepal la expedición que lleva los restos.

Hillary llegó a la cumbre junto con Tenzing Norgay

Puso los pies sobre los 8.848 metros del Monte Everest y pensó: «Bueno, finalmente lo hemos logrado», algo relativamente sencillo por tratarse del primer hombre que tuvo literalmente el mundo a sus pies. La de Edmund Hillary es una de las más grandes hazañas de la historia de la Humanidad. Fue, junto a Tenzing Norgay, el primero que logró hacer cumbre en el pico más alto del mundo, el 29 de mayo de 1953. Ahora será homenajeado por su aventura: los restos de Hillary, que murió en 2008 a los 88 años, serán llevados a la cima, en una expedición que partió ayer de Nepal y que podría llegar a la cumbre a mediados de mayo.

Una parte de los restos de Hillary ya fue esparcida en las costas de Nueva Zelanda, cerca de donde había nacido. Esta nueva expedición es comandada por Apa Sherpa, que es quien más veces ha llegado a la cima del Everest: lo está escalando por vigésima vez. «Voy a depositar sus cenizas en la cumbre y orar por él, es él quien nos señaló el camino», dijo. La expedición tiene también un fin ecológico, ya que planean bajar 7 toneladas de desechos que han dejado otros escaladores, entre ellos, los restos de un helicóptero que se estrelló en 1973.

Panorámica del Monte Everest

«Es una buena movida, yo estaré completamente feliz», dijo Peter, el hijo de Hillary, quien en 2003 -50 años después de la hazaña de su padre- llegó a la cima del Everest junto con el hijo de Tenzing.
«Cuando llegué a la cima no experimenté una sensación de éxtasis o alegría extrema. No elevé mis brazos al cielo ni nada por el estilo. Estábamos muy cansados y también estaba preocupado por ver qué camino íbamos a tomar para la vuelta», señaló Hillary a la revista Time en 2003, en una serie de entrevistas a los grandes aventureros de todos los tiempos. Estuvieron 15 minutos en la cima. Enterraron chocolates, dejaron una cruz y Hillary le sacó una foto a Tenzing, pero éste no pudo retribuirle el favor porque nunca antes había usado una cámara de fotos.

Leer también >>  Kennedy y Marilyn en la bañera

En la misma entrevista, Hillary habla del carácter excepcional que tuvo aquella expedición, en comparación con los intentos de conquista actuales. «Nosotros hicimos todo: establecimos la ruta, cargamos nuestro equipamiento y realizamos el ascenso como un equipo. Esa clase de desafíos no existen más. Creo que en algún punto nacimos en la época indicada para lograrlo».

Para la época, el ascenso al Monte Everest era considerado un gran desafío. Todos querían llegar a la cima del mundo y aunque es difícil tener un registro de cuántos habían fracasado en el intento, hasta 1953 hubo al menos siete expediciones organizadas con ese fin que no tuvieron éxito.

Llevaron mucho más peso que el que se usa actualmente. Por ejemplo, las cuerdas era de cáñamo, que mojadas pesaban el triple. Probaron que los manómetros funcionaban a esa altura y también trazaron la ruta sudeste, que es la que se sigue usando hasta el día de hoy. Después del ascenso, Hillary siguó trabajando para ayudar a los sherpas, una pequeña comunidad en la base del Everest, que sirven como guía a la mayoría de los escaladores de todo el mundo que quieren trepar el Everest.
«Eso es por lo que me gustaría ser recordado. No por lo del Everest, sino por lo que hice por los sherpas», dijo Hillary. «Vi a Hillary muchas veces, era un hombre maravilloso que ayudó a mucha gente de aquí. Sin él no tendríamos clínicas, ni escuelas. Así que me siento muy feliz de llevar sus cenizas conmigo hasta la cima», dijo Apa Sherpa.

 

Fuente: 

Diario Clarín 7/4/2010

Informacion Adicional: 

Leer también >>  Manuela Sáenz: protagonista de la historia por mérito propio

Muere a los 88 años Edmund Hillary, el primer hombre que coronó el Everest
El alpinista y aventurero neozelandés completó la gesta el 29 de mayo de 1953

Sir Edmund Percival Hillary (Auckland, Nueva Zelanda, 20 de julio de 1919) ha fallecido hoy a los 88 años de edad. El alpinista y explorador neozelandés convirtió su nombre en leyenda el 29 de mayo de 1953, cuando coronó con éxito su ascensión al Everest, de 8.850 metros, convirtiéndose en el primer hombre en el mundo en completar la gesta.

El anuncio del fallecimiento lo ha realizado la primera ministra Helen Clark. «Sir Ed (como se conocía Hillary popularmente) se describía como un neozelandés cualquiera con habilidades modestas. Pero era un coloso. Fue una figura heroica que no sólo derrotó el Everest, sino que además vivió con determinación, humildad y generosidad», ha indicado Clark a través de un comunicado de prensa, sin especificar la causa de su muerte. Medios locales aseguran que padecía una neumonía.

Hillary, cuya imagen adorna los billetes de cinco dólares del país aussie, escaló el Everest en 1953, con oxígeno y culminando las grandes expediciones británicas de la década de los 20 que se iniciaron en el Himalaya, la cordillera más sublime del planeta, junto al Karakorum.

«El legado de Hillary perdurará. Sus hazañas continuan inspirando a nuevas generaciones de neozelandeses, como ya lo habían hecho durante más de medio siglo», ha asegurado Clark, quien ha trasladado su pésame a su esposa e hijos, así como a sus amigos más cercanos «en momentos tan tristes».

Fuente: Diario El País 10/1/2008

HITOS:
1953   Primera expedición en hacer cumbre
1960   Una expedición china llega a la cima
1975   Primera mujer en escalarlo
1978   Primer ascenso sin oxígeno
1980   Primer ascenso de una sola persona
2000   Primer persona en esquiar en la cima
2001   Primer hombre ciego en hacer cumbre

Leer también >>  "Entre mexicanos y argentinos se hizo la mayor restauración de una pintura en el país, con el mural de Siqueiros"

 

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú