Con un edificio, recuperan un teatro destruido por el fuego

Volverá a funcionar en su lugar original, integrado en un emprendimiento con departamentos.

Buenos Aires tendrá una nueva sala de teatro. En rigor un emprendimiento privado le devolverá a la Ciudad el antiguo Teatro Argentino. Se trata de la sala que en el amanecer del 2 de mayo de 1973 ardió por completo, después de que un grupo de fanáticos religiosos –autodenominado Movimiento Nacional Argentino– arrojara una veintena de bombas molotov en su interior. Así lograron impedir la puesta en escena del musical Jesucristo Superstar. De la tradicional sala no quedó nada , sólo cenizas. “Setenta y cinco años al servicio de la cultura, consumidos por el fuego”, rezaba el epígrafe de una foto publicada por Clarín , el día posterior al incendio. Ahora en Bartolomé Mitre 1444 funciona un garage pero en pocos meses comenzará la reconstrucción de la sala.

Los propietarios del terreno son ahora los hermanos Maioli, titulares de M&M Propiedades. Se lo compraron al empresario y productor de espectáculos Alejandro Romay, dueño del Teatro Argentino cuando fue incendiado. Originalmente la sala se llamó El Teatro de la Zarzuela y se inauguró un 25 de mayo de 1898. Romay la compró a fines de los 60 y cambió su perfil artístico; allí estrenó musicales como “El violinista en el tejado” y “Hair”, por el que también había recibido amenazas.

La sala, que tendrá 1.000 metros cuadrados, formará parte de un gran proyecto inmobiliario –Alto Grande del Arte– que prevé la construcción de una torre de 18 pisos, con 270 departamentos de uno, dos y tres ambientes. En el lobby habrá una galería de arte y salas de exposición y subsuelos con 150 cocheras. Y tendrá los amenities típicos de este tipo de torres: piscina, jacuzzi y solarium. Con un agregado, los propietarios podrán ceder la unidad para que se administre como si fuera la habitación de un hotel.

Leer también >>  Corto Maltés cumple 125 años

El proyecto nació más de tres años atrás. “No hubiera salido sin la gestión del Ministerio de Cultura porteño”, asegura Gabriel Maioli. “Sabíamos que una ley exige que donde hubo un teatro hay que construir otro. Por lejos es nuestro proyecto más lindo, mas desafiante y también más espinoso”, dijo Maioli. Firmaron con Cultura un convenio para utilizar la sala principalmente para promover artistas nuevos . Y también recibirán asesoría para exposiciones en el lobby.

La obra se construirá a través de un fideicomiso. Esta modalidad exige el consentimiento de la mitad de los propietarios, recién entonces comenzaría la construcción, que estiman que será en diciembre. Y para mediados de 2014 ya deberían entregarse tanto la torre como la sala.

La ley de protección de la actividad teatral fue dictada en 1959 pero nunca fue reglamentada. Impide derrumbar teatros, salvo que sean reemplazados por otros.

por Silvia Gómez

Fuente: 

Diario Clarín 18/10/2011

Con un edificio, recuperan un teatro destruido por el fuego
4.8 (95.35%) 564 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú