Caso Sivak: fue delito de lesa humanidad

La Cámara Federal porteña ratificó que el secuestro extorsivo del empresario Osvaldo Sivak durante la última dictadura se trató de un delito de lesa humanidad y elevó la condena para el ex policía Ricardo Taddei de 8 a 10 años de prisión por encontrarlo culpable de haber integrado la banda que lo mantuvo cautivo entre el 7 y 9 de agosto de 1979.

         El primer secuestro sufrido por el empresario Osvaldo Sivak, asesinado luego de un segundo secuestro en 1985, fue confirmado ayer como un delito de lesa humanidad por los jueces Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero. Junto con Taddei habían sido condenados Rafael López Fader, José Ahmed y Alfredo Vidal como integrantes de un grupo de tareas «destinado a ejecutar secuestros extorsivos de empresarios y financistas para obtener dinero para aplicar a la llamada lucha contra la subversión y/o en beneficio de sus integrantes», consideraron los camaristas. En el fallo, los jueces aseguraron que el secuestro «se produjo durante el ataque sistemático contra la población civil instaurado en el aparato de poder erigido por la dictadura como política de Estado». Sivak sobrevivió a ese secuestro en el que se pedía un rescate de 2 millones de dólares pero fue liberado antes del pago, cuando otro grupo de la Policía Federal se encontró con los secuestradores en una casa de Remedios de Escalada, propiedad de Taddei. «La situación de indefensión de Sivak es idéntica a la de toda víctima del aparato represivo estatal implementado por la dictadura», concluyó el fallo. En 1985 el empresario fue víctima de un segundo secuestro a manos de la llamada «Banda de los comisarios» y fue encontrado muerto dos años después. Fuente: 

Leer también >>  Guerra por los restos de la Batalla del Jarama

 Diario Tiempo Argentino 17/7/2012

Informacion Adicional: 

Hallado el cadáver de un empresario secuestrado hace 28 meses en Argentina

por Carlos Ares 7 NOV 1987 – Diario El País La policía argentina desenterró el martes, en un club de campo situado a unos 50 kilómetros al sur de Buenos Aires, el cadáver del empresario Osvaldo Sivak, secuestrado hacía 28 meses en pleno centro de la capital, se informó ayer. La investigación, que implicaba a los servicios de espionaje del Estado y salpicó a funcionarios del Gobierno democrático, se aclaró al fin cuando el nuevo ministro del Interior, Enrique Nosiglia, ordenó al jefe de la Policía Federal que detuviera a los oficiales acusados.El inspector Héctor Salcano fue interrogado por una brigada especial y confesó la participación de un grupo de tareas -tal como se denominaba a las bandas paramilitares que actuaron durante la dictadura en la represión ilegal de la guerrilla- en ese y en otros secuestros de empresarios para exigir rescate. Su declaración permitió descubrir el lugar donde había sido enterrado el cadáver de Osvaldo Sivak, presidente de la Buenos Aires Building, la más importante compañía inmobiliaria de Argentina. Sivak fue asesinado poco después de su secuestro. Otros cuatro oficiales de policía se encuentran detenidos a disposición del juez. El llamado caso Sivak fue el más resonante desde que se restableció la democracia en el país, en diciembre de 1983. El ex ministro del Interior Antonio Tróccoli había negado ante los diputados que le interpelaron el año pasado la responsabilidad de la policía y acusado a la familia del empresario -que pagó más de un millón de dólares de rescate- de querer actuar por su cuenta. Jorge Sivak, hermano de Osvaldo, que asistía como invitado a la sesión, se levantó enfurecido de su asiento y gritó al ministro: «¡Miente, miente!», interrumpindo su declaración.

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú