Bussi: relatos sobre la persecución a periodistas

Los periodistas Magdalena Ruiz Guiñazú y Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín , declararon ayer, por teleconferencia desde Buenos Aires, como testigos del juicio que se celebra aquí por la desaparición en 1976 y 1977 de 22 personas -entre ellas el periodista Eduardo Ramos- en la Jefatura de Policía de la provincia. También declararon como testigos Julio Alsogaray (ver El testimonio…) y el general (RE) Heriberto Auel.

 Antonio Bussi

“Los periodistas son siempre el blanco de la ira de los autoritarios” , sentenció Ruiz Guiñazú al responder sobre cuáles creía ella que fueron los motivos de que más de un centenar de periodistas desapareciera durante la última dictadura militar.

Ruiz Guiñazú fue interrogada en su doble condición de periodista y de ex integrante de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep), que funcionó durante la presidencia de Raúl Alfonsín y dio a luz el informe “Nunca Más” sobre la represión ilegal y las violaciones de los derechos humanos de la dictadura.

Pero la periodista se refirió también al accionar de la Triple A durante el gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón. Dijo que esa organización de ultraderecha fue “el huevo de la serpiente” y “la preparación de la dictadura más atroz que sufrió nuestro país”.

Kirschbaum, por su parte, contó que conoció a su colega Eduardo Ramos cuando éste trabajaba en el vespertino local “Noticias ” y que luego trabajó un corto tiempo junto a él en Canal 10 de TV local. Describió además las “condiciones muy adversas” para la labor periodística en las postrimerías del gobierno de Isabel Martínez de Perón y en la dictadura.

Leer también >>  Más de un siglo después, los aché recuperaron los restos de Kryygi

“El de periodista en ese momento era un trabajo insalubre; había que respetar reglas muy precisas y lo peor de todo es que no eran reglas explícitas y uno desconocía cuando las violaba y cuando no”, relató. “Salvo los primeros días del Proceso militar, donde hubo una censura absolutamente directa, en el resto estábamos sometidos a la arbitrariedad de quienes interpretaban que las noticias los perjudicaban o no”, explicó para marcar la arbitrariedad e impunidad de quienes detentaban el poder.

Kirschbaum recordó también que su familia sufrió cinco atentados -bombas y ametrallamiento- y que sus padres y su hermano debieron exiliars e. El primer atentado, por el cual tuvo que dejar la provincia, indicó, se produjo en noviembre de 1974 la noche siguiente a que “sectores parapoliciales” hicieran llegar a diario La Gaceta una lista de periodistas amenazados de muerte. “En esa lista también estaba Joaquín Morales Solá”, actual columnista de La Nación , agregó.

El general (RE) Auel, convocado por la defensa de Menéndez, hizo una larga exposición teórica sobre la guerra convencional y la no convencional, señalando que el poder político no dió directivas de cómo se debía proceder frente a esta última situación.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán, que lleva adelante el juicio, está presidido por Carlos Jiménez Montilla e integrado por Gabriel Casas y Josefina Curi.

Bussi (84), ex jefe del operativo antiguerrillero en Tucumán y gobernador de facto de la provincia, fue apartado del juicio a raíz de complicaciones de su enfermedad coronaria crónica (ver Antecedentes).

Los tres imputados restantes son policías provinciales: el ex jefe del Servicio de Información Confidencial (SIC), el otrora temible comisario Roberto Heriberto “El Tuerto” Albornoz, y los hermanos Luis y Carlos De Cándido

Leer también >>  La Patria, esa mujer

El testimonio de Alsogaray

“Tuve el inmenso honor de militar con él en el área de Inteligencia de Montoneros ”, contestó Julio Alsogaray, hijo del teniente general del mismo nombre y hermano de Juan Carlos, militante montonero muerto en Tucumán, cuando le preguntaron si conoció al periodista Rodolfo Walsh. Contó la entrevista que su padre con Antonio Bussi en 1976 para conocer la suerte de Juan Carlos. Destacó que Bussi pidió “legajos voluminosos, que eran confeccionados con la puntillosidad que caracteriza a los militares en los que figuraban datos filiatorios, fotos y elementos de una gran cantidad de personas desaparecido durante el Operativo Independencia”.

Antecedentes

El juicio por los desaparecidos en la Jefatura de Policía de Tucumán (en rigor, de la causa llamada “Jefatura I”, que comprende a 22 del más de centenar de personas vistas por última vez en ese lugar) comenzó el 16 de febrero.
Las enfermedades de los imputados causaron varias suspensiones del juicio, obligaron a apartar a uno de ellos (Antonio Bussi) y mataron a otros dos (Albino Zimmermann y Alberto Cattaneo).
El proceso entró esta semana en su fase final, con las declaraciones de los últimos testigos.
 

por Rubén Elsinger

Fuente: 

Diario Clarín 10/6/2010

Bussi: relatos sobre la persecución a periodistas
4.6 (91.22%) 825 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú