Buscarán en Chile los restos del avión argentino accidentado en 1950

Los tripulantes de la aeronave militar murieron en el accidente, ocurrido el 22 de marzo de ese año.

Una expedición buscará los restos del avión Avro Lincoln matrícula B-019, de Argentina, caído hace 60 años en el sur de Chile, donde en 2009 aparecieron algunos restos, informó hoy la Fuerza Aérea (FAA).

Los once tripulantes de la aeronave militar murieron en el accidente, ocurrido  el 22 de marzo de 1950 en el extremo sur chileno, durante un vuelo programado.

El año pasado, la Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile informó a las autoridades Argentinas sobre la aparición de fragmentos del B-019 en un glaciar, tras el deshielo causado por el calentamiento global.

Bajo la dirección de la Fuerza Aérea de Chile, se programa ahora una expedición para ubicar los restos de la aeronave.
 

SOLICITAN LA RESTITUCION DE CUERPOS DE LOS TRIPULANTES DEL AVION A SUS FAMILIARES – Diario Tiempo Fueguino 6/4/2009

El pedido fue realizado a las mandatarias nacionales de Argentina y Chile la repatriación, identificación y restitución a sus respectivos familiares, de los cuerpos de los tripulantes del avión de la Fuerza Aérea Argentina: Avro Lincoln B-019 accidentado en el territorio chileno de Tierra del Fuego, el día 22 de Marzo de 1950 y encontrados recientemente.

Restos del avión – Foto Diario Tiempo Fueguino

PUNTA ARENAS.- La agencia APP noticia, informa que Elvio Mendioroz solicitó a las presidentas de la Argentina y Chile, Cristina Fernández de Kirchner y Michelle Bachelet, respectivamente, la «repatriación, identificación y restitución a sus respectivos familiares, de los cuerpos de los tripulantes del avión de la Fuerza Aérea Argentina: Avro Lincoln B-019, accidentado en el territorio chileno de Tierra del Fuego, el día 22 de Marzo de 1950». Los restos del avión fueron recientemente encontrados.
El avión era comandado por el padre de Elvio, el capitán Bautista Faustino Mendioroz, y tripulado por otras diez personas.
La primera aparición del avión fue registrada por expedicionarios de la Universidad de Magallanes en el mes de Abril de 1983, sin que se observaran en ese momento restos humanos de sus tripulantes. Una segunda aparición del avión fue avistada por expedicionarios chilenos durante el pasado mes de marzo, quienes ahora sí constataron la presencia de restos óseos.
Elvio Mendioroz informó que «fui telefónicamente contactado por el Brigadier Jorge Reta, Director General de Asuntos Institucionales de la Fuerza Aérea Argentina, quien me confirmó que según los datos que le habían sido proporcionados por la Fuerza Aérea Chilena al respecto del avión encontrado, le informaron que las partes halladas efectivamente corresponden al avión Avro Lincoln B 019, pero que no se registraba la presencia de restos humanos».
No obstante, señaló que, a partir de una investigación periodística (diario Río Negro), el señor Branko Ivelic, integrante de la expedición que encontró los restos del avión, «confirmó que además de partes del aparato, también se encontraron restos óseos – los cuales no pudo confirmar si pertenecen a seres humanos por no ser experto en el tema – restos óseos que fueron fotografiados, fotos que le fueron entregadas exclusivamente a los organismos encargados de la investigación en Chile (Fiscalía de Aviación)».
En este marco, solicitó tanto a Cristina Fernández de Kirchner como a Michelle Bachelet que, «pueda interesarse en la formalización de esta noticia, para que según fuera la veracidad de los hechos sobre el hallazgo de restos humanos de la tripulación del avión accidentado, pueda usted primero notificar a quienes somos sus familiares sobre esta nueva situación, y entonces sí cumplir de inmediato con la repatriación, identificación por ADN, y restitución de los cuerpos a sus respectivos deudos». (APP) 
 
 
 
 

Leer también >>  Una democracia todavía en pañales

Fuente: 

Minuto Uno 23/3/2010

Informacion Adicional: 

SANTIAGO, Chile.- La Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile (DGAC) confirmó ayer a LA NACION que partes del avión y restos óseos de sus tripulantes fueron hallados por turistas en el fiordo Parry, en la parte chilena de Tierra del Fuego. Estos corresponden a un bombardero cuatrimotor Avro Lincoln MK II, matrícula BO-019, perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina, desaparecido el 22 de marzo de 1950, con sus 11 tripulantes, mientras intentaba completar el trayecto de Río Gallegos a Ushuaia.

Ya en 1983, montañistas de la Universidad de Magallanes de Chile avistaron pocos restos del avión cerca del ventisquero Cuevas, en plena cordillera de Darwin, a unos 200 km de su destino final, pero sin lograr conocer otros detalles del aparato.

No sería sino hasta 59 años después del vuelo original, cuando el movimiento natural del ventisquero dejó al descubierto diversas partes del avión militar argentino, tales como una hélice y una rueda, que una expedición turística, encabezada por el chileno Rodrigo Fuentes Milostich, dio cuenta de ese avistamiento como también de restos humanos.

Los propios expedicionarios, junto con la Fiscalía de Aviación de Punta Arenas, reconstruyeron el misterio: el avión era un Avro Lincoln MK II que la Royal Air Force británica utilizó en la Segunda Guerra Mundial y que luego fue adquiridio por la Argentina en 1950. Por aquellos años, el comandante de la aeronave era el capitán Bautista Faustino Mendioroz.

Historiadores locales y la propia Dirección General de Aeronáutica investigan ahora las circunstancias del accidente, para lo cual enviarán un equipo a la zona a indagar en antecedentes que puedan aportar novedades al caso, cerrado en 1983. De acuerdo con Rodrigo Fuentes, las partes del avión están disgregadas en una extensión de unos 300 metros.

Leer también >>  Relatos desconocidos que hicieron historia en los templos porteños

El historiador de la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea de Chile, Iván Siminic, relató a la prensa local que el Avro Lincoln MK II despegó el 22 de mayo de 1950 desde Río Gallegos junto a dos bombarderos, en un vuelo de entrenamiento. Unos kilómetros más adelante, el mal tiempo y las bajas temperaturas escarcharon sus fuselajes y obligaron a los aviones a regresar a Río Gallegos. El BO-019 no pudo completar la maniobra y se estrelló contra el glaciar.

El jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general del aire Ricardo Ortega Perrier, comunicó ayer la noticia a su par argentino, brigadier general Normando Costantino, quien está de visita en esta capital. Además, le dijo que se realizarán las tareas de identificación de los restos óseos para su posterior repatriación.

 

Buscarán en Chile los restos del avión argentino accidentado en 1950
4 (80%) 596 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú