Arrancó el juicio por el crimen de Paco Urondo

Además, del caso del poeta se investigan en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 otras 29 muertes y desapariciones.

Custodiados. El tribunal oral comienza ayer sus sesiones en Mendoza – Foto Diario Clarín

Angela tenía sólo once meses cuando un comando militar y policial, en una emboscada en plena calle, asesinó a su padre el poeta y dirigente montonero Francisco “Paco” Urondo. Ella iba en el auto que fue perseguido y tiroteado a lo largo de 30 cuadras, en Guaymallén. Su mamá Alicia Raboy, detenida y desaparecida, la cargaba en sus brazos y, en su desaparición por escapar, la entregó a un vecino. Ángela fue hallada dos meses después en la casa cuna. A yer, sentada, en la tercera fila, aquella nena ya hecha mujer, daba ánimo y contenía con tiernos abrazos a otros padres, madres, hijos y hermanos que esperan justicia en el primer juicio por delitos de lesa humanidad en la ciudad de Mendoza.

El debate arrancó casi dos horas más tarde por problemas técnicos vinculados con el suministro de oxígeno a uno de los acusados. Se investigan 19 casos y 30 muertes, ocurridas entre 1976 y 1977.

Por estas causas está imputado el ex jefe del Cuerpo III del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, pero no será juzgado en este momento porque está siendo sometido a juicio en Córdoba junto a Jorge Rafael Videla.

Los imputados son diez, pero sólo siete fueron sentados ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1.

Son el ex general de Ejército y ex titular de la Brigada de Montaña ocho, Juan Pablo Saa; el coronel e interventor en Mendoza, Tamer Yapur Maslup; y el ex jefe de Inteligencia de Ejército, Paulino Enrique Furió. También los ex integrantes de la policía mendocina del centro de tortura, denominado D2; el subcomisario Celustiano Lucero, Luís Alberto Rodríguez, Dardo Migno y Eduardo Smaha. Mientras que los tres restantes: Juan Oyarzábal, Mario Lépori y Armando Fernández, por prescripción médica, siguieron las alternativas del juicio en una sala en el Casino de Oficiales.

Leer también >>  La CIA reconoce su implicación en el golpe de Estado de Irán de 1953

En el Renault 6 que conducía Urondo el día que fue asesinado, el 17 de junio de 1976, iba también Renée Ahualli , única sobreviviente que pudo relatar cómo fue la masacre.

Según declaró Ahualli, apodada La Turca, cuando Urondo se vio rodeado por los autos y las balacera, se tomó una pastilla de cianuro. Uno de los policías le dio un golpe en la cabeza tratando de provocarle el vómito. No pudo.

Lo acribilló con su arma.

La hipótesis más firme de la investigación del caso Urondo, dice que el poeta y periodista había sido enviado por Montoneros a Mendoza, en marzo de 1976 para es comandar las acciones de la “célula”.

 

Fuente: 

Diario Clarín 18/11/2010

Informacion Adicional: 

Francisco Urondo:

Nació en Santa Fe en 1930. Poeta, periodista, académico y militante político, Paco Urondo dio su vida lunchando por el ideal de una sociedad más justa. “No hubo abismos entre experiencia y poesía para Urondo.” –dice Juan Gelman– “corregía mucho sus poemas, pero supo que el único modo verdadero que un poeta tiene de corregir su obra es corregirse a sí mismo, buscar los caminos que van del misterio de la lengua al misterio de la gente. Paco fue entendido en eso y sus poemas quedarán para siempre en el espacio enigmático del encuentro del lector con su palabra. Fue –es– uno de los poetas en lengua castellana que con más valor y lucidez, y menos autocomplacencia, luchó con y contra la imposibilidad de la escritura. También luchó con y contra un sistema social encarnizado en crear sufrimiento.”
   Su obra poética comprende Historia antigua (1956), Breves (1959), Lugares (1961), Nombres (1963), Del otro lado (1967), Adolecer (1968) y Larga distancia (antología publicada en Madrid en 1971). Ha publicado también los libros de cuentos Todo eso (1966), Al tacto (1967); Veraneando y Sainete con variaciones (1966, teatro); Veinte años de poesía argentina (ensayo, 1968); Los pasos previos (novela, 1972), y en 1973, La patria fusilada, un libro de entrevistas sobre la masacre de Trelew del ’72. Es autor en colaboración de los guiones cinematográficos de las películas Pajarito Gómez y Noche terrible, y ha adaptado para la televisión Madame Bovary de Flaubert, Rojo y Negro de Stendhal y Los Maïas de Eça de Queiroz. En 1968 fue nombrado Director General de Cultura de la Provincia de Santa Fe, y en 1973, Director del Departamento de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Como periodista colaboró en diversos medios del país y del extranjero, entre ellos, Primera Plana, Panorama, Crisis, La Opinión y Noticias.
   Murió en Buenos Aires en junio 1976, enfrentando a la genocida dictadura militar. “Empuñé un arma porque busco la palabra justa”, dijo alguna vez.

Leer también >>  En busca de los secretos platenses

Fuente: www.literatura.org

 

 

Arrancó el juicio por el crimen de Paco Urondo
5 (100%) 805 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú