Aportaron nuevas fotos

Dos nuevos testigos declararon ayer en el juicio oral que se sigue por los 16 fusilamientos de la Masacre de Trelew en 1972. En la audiencia declararon por videoconferencia Hernán Bonet, hijo de Rubén Pedro Bonet, y Rubén Suárez, ex preso político del penal de Rawson cuando el 15 de agosto de 1972 se fugaron  25 prisioneros, 19 de los cuales fueron luego recapturados y días más tarde fusilados.

Hernán Bonet relató cómo cambiaron su vida, a los cinco años, y la de su hermana, un año y medio menor, con el asesinato de su padre. El testigo declaró por videoconferencia desde Francia, donde reside desde que se exilió en 1978 con su madre Alicia Bonet. Luego fue el turno de Suárez, quien sostuvo que fue un “escuadrón de la muerte” de la Armada el que fusiló a los 16 presos políticos en la base Almirante Zar.  Recordó que tras los fusilamientos del 22 de agosto, “las condiciones fueron muy duras, con requisas violentas”. “Lo del 22 de agosto fue una masacre de los escuadrones militares de la muerte, que asesinaron a compañeros con los cuales compartíamos ansias de libertad”, aseguró.  El lunes ya había declarado Hilda Bonardi, viuda de Humberto Toschi, asesinado durante la masacre. La mujer aportó cuatro fotografías del cadáver de Jorge Ulla, una de las víctimas de los fusilamientos, que no eran conocidas hasta ahora por las partes ni los jueces. Las imágenes, que muestran las marcas de los balazos, las tenía en su poder el hermano de la víctima, Julio Ulla, quien fue citado como testigo por los jueces.  Fuente: 

Leer también >>  Los años de La Forestal y el fin de los quebrachales

 Diario Tiempo Argentino 6/6/2012

Aportaron nuevas fotos
4.8 (95.36%) 595 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú