Afirman que Neruda no murió envenenado, pero el juez aún duda

Un equipo de forenses dictaminó que falleció de cáncer, pero la familia sospecha de un veneno. El magistrado pedirá más pericias.

El caso Pablo Neruda no está cerrado, pero los estudios toxicológicos realizados a los restos del gran poeta chileno concluyeron que murió por el cáncer de próstata avanzado que padecía en septiembre de 1973 y no por un envenenamiento, como todavía sospechan su familia y su ex chofer. “No se han encontrado agentes químicos relevantes que pudieran relacionarse con la muerte de Pablo Neruda. No se ha encontrado evidencia forense de causas no naturales de la muerte”, indicó el director del Servicio Médico Legal de Chile, Patricio Bustos, al presentar los resultados de las pericias ayer en Santiago. Acompañado de los forenses de Chile, Estados Unidos y España que participaron en la investigación, Bustos mencionó las “diversas lesiones de metástasis en varias partes del esqueleto” y la “presencia de elementos farmacéuticos para enfermedades de cáncer”, es decir, restos de remedios que en los ‘70 se utilizaban para combatir esa enfermedad. No obstante, el juez del caso todavía tiene dudas. “Aún no se puede decir si a Neruda lo mataron o no”, destacó el magistrado Mario Carroza, conocido por investigar también la muerte del ex presidente Salvador Allende y del padre de la ex presidenta Michelle Bachelet, general Alberto Bachelet. “El juez jamás da algo tan categórico porque es necesario tener todos los antecedentes y en este minuto no sabemos si los tenemos o no”, aseguró Carroza ante la numerosa prensa internacional reunida en su oficina del centro de Santiago. Destacó, asimismo, que los resultados toxicológicos “son definitivos” pero aclaró que si se pudiera hacer alguna otra pericia “se va a hacer”. Para subrayar sus reticencias, el juez recordó que resta incluso la pericia que “confirme que el cuerpo analizado corresponde al poeta”. Los restos del Premio Nobel de Literatura fueron exhumados el 8 de abril pasado desde su casa (hoy museo) en Isla Negra, en la costa del Pacífico, tras dos años de investigación a partir de una querella presentada por el Partido Comunista, al que Neruda pertenecía. El autor de “Canto General” y “Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada” falleció en circunstancias confusas (lo atendió un médico “fantasma” del que no había registro, se dieron tres causas de muerte distintas) en la Clínica Santa María, en Santiago, el 23 de septiembre de 1973, apenas doce días después del golpe militar contra el gobierno de Salvador Allende, de quien era amigo y quien lo había nombrado embajador en París. Desde entonces, su chofer y asistente durante sus últimos y amargos meses, Manuel Araya Osorio, insiste en que Neruda no estaba agonizando aquel 19 de septiembre del 73 en que fue trasladado desde Isla Negra hasta la clínica santiaguina y, para su indignación, detenido por patrullas militares varias veces en el camino. Sufría, sí, de un profundo dolor por la muerte de Allende, por la detención y el brutal asesinato de Víctor Jara, por el Chile que dejaba de existir. Y también le daban tembleques de rabia por la impunidad de la Junta Militar, según relatan testigos en el libro “Sombras sobre Isla Negra” de Mario Amorós. Fue en aquellos días cuando por primera vez se lo vio llorar, resignado a partir al exilio hacia México el lunes 24 de septiembre del 73. El sobrino de Neruda, Rodolfo Reyes, insistió ayer en que está convencido de la intervención de terceros en la muerte de su tío, y aseguró que la investigación aún no está completa. “Va recién a iniciarse un segundo paso, todavía no está la prueba de ADN”, dijo. Para el abogado querellante, Eduardo Contreras, nada está descartado, “porque las sustancias venenosas que se usaron en el tiempo de la dictadura fueron muchas, y se pedirían nuevas pericias que detecten sustancias específicas”. por Araceli Viceconte Fuente: 

Leer también >>  Subastaron la medalla del primer Nobel argentino

Diario Clarín 9/11/2013

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú