Adiós al ogro historiador: murió Jacques Le Goff

“Yo soy, al igual que el resto de los discípulos de Fernand Braudel, pero también de un modo independiente, un partisano decidido de la Historia”, declaró semanas atrás el historiador francés Jacques Le Goff durante una entrevista en la Universidad de Parma, en Italia. Con ese ímpetu entendió su profesión hasta el último día, ayer, cuando el cuerpo le dijo basta. Jacques Le Goff murió a los 90 años, en el hospital Saint-Louis de París. Publicó más de 20 libros, enseñó un modo distinto de ver la Historia y echó luz sobre una época que muchos historiadores consideraban –erróneamente– oscura: el Medioevo.

Le Goff nació en Toulon y se formó en la Escuela de los Annales, que estudia no sólo los hechos históricos sino también la vida cotidiana. El y colegas como Georges Duby revisaron la historia con una visión antropológica. Se especializó en la Edad Media. Le preocupaban las ideas, las costumbres y los cambios en los modelos económicos. Lejos de considerarla una edad oscura que obstruía el progreso, para el autor de El nacimiento del purgatorio, la influencia del Medioevo se extendió “desde el siglo II hasta la Revolución Industrial en el campo económico y a la Revolución Francesa en el político”. Para el historiador, algunas de las creaciones de ese tiempo todavía persisten en la actualidad: el intelectual, el banquero, el comerciante y, sobre todo, “el hombre cotidiano”. Sus colegas lo llamaban “el ogro historiador”, en alusión a los dichos de Marc Bloch que solía decir que un historiador “ se parece al ogro de la leyenda: allí donde huele carne humana, sabe que está su presa”. Algunos de sus libros más sobresalientes son Los intelectuales del Medioevo y Mercaderes, banqueros de la Edad Media y una extensa biografía sobre San Francisco de Asís. “Fue el primero en investigar la problemática del tiempo en el Medioevo. Mostró cómo la percepción del tiempo de los comerciantes era distinta a la de la Iglesia y los agricultores”, lo evocó ayer su e estrecho colaborador, Marc Ferro. Enseñó además el nexo entre el nacimiento de los banqueros y las universidades. Los primeros crearon con las segundas un mercado de calidad para que la burguesía pujante que reclamaba libros (que los banqueros vendían) como mercancía y medio educación. Testigo del siglo XX, experimentó cómo los cambios tecnológicos modifican el rumbo de la humanidad. “Estos cambios, en apariencia banales, son tan importantes como los mentales”, dijo. También colaboró en la adaptación cinematográfica de El hombre de la rosa, de Umberto Eco. Vital hasta el final, presentó en febrero su último libro ¿Realmente es necesario dividir la historia en bloques? Estaba seguro de que las clasificaciones no servían para nada, y que la Historia, una sola, era patrimonio de todos . Fuente: 

Leer también >>  El general chileno que lideró la infame "Caravana de la Muerte"

Diario Clarín 2/4/2014

Adiós al ogro historiador: murió Jacques Le Goff
4.7 (93.92%) 638 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú