Acusan a militares brasileños por la muerte de un diputado

El Ministerio Público Federal (Fiscalía) de Brasil denunció ayer a cinco militares acusados de participar de la muerte bajo tortura del diputado Rubens Paiva durante la última dictadura militar (1964-1985), informan medios locales.

El general retirado José Antonio Nogueira Belham, quien comandaba el centro de detenciones y torturas DOI-Codi en Río de Janeiro, y el coronel Rubem Paim Sampaio, ex integrante del Centro de Informaciones del Ejército, fueron acusados por homicidio triplemente calificado, ocultación de cadáver y asociación criminal armada. En caso de que la justicia federal acepte las denuncias, ambos pueden ser condenados a hasta 37 años de prisión. Por su parte, el coronel retirado Raymundo Ronaldo Campos y los militares Jurandyr Ochsendorf y Jacy Ochsendorf, acusados de fraude procesal y asociación criminal,  armada pueden ser sentenciados a hasta diez años de cárcel. La fiscalía alega en la denuncia que los delitos de lesa humanidad, como en este caso, no están contemplados por la Ley de Amnistía, promulgada en 1979 por el último presidente brasileño de la dictadura, Joao Baptista de Oliveira Figueiredo. El ingeniero Rubens Paiva fue elegido diputado en 1962. Tras el golpe militar de 1964, fue despojado del mandato y obligado a exiliarse en Europa, pero un año después regresó a Brasil, donde fue arrestado en 1971, año a partir del cual fue dado por desaparecido. Según informaciones recogidas por la Comisión Nacional de la Verdad, creada por la presidenta Dilma Rousseff para investigar delitos cometidos durante el régimen militar, el diputado murió después de ser sometido a sesiones de tortura en el centro de detención de Río de Janeiro. En el marco de las investigaciones, el coronel retirado Campos, uno de los que fue denunciado ayer, declaró que el Ejército montó una estratagema para simular que el legislador había sido rescatado del centro de detención por sus compañeros «terroristas». Dicha versión fue mantenida por el propio Campos durante más de cuatro décadas. Según esa versión, en enero de 1971, cuando era capitán, conducía un vehículo en el que trasladaba al legislador cuando fue atacado por los presuntos terroristas, que lograron rescatar a su compañero. No obstante, en declaraciones ante la Comisión de la Verdad, cambió la versión y admitió que recibió órdenes de superiores para transportar el cuerpo de Paiva en un vehículo hasta determinado lugar y ametrallar e incendiar el automóvil con el cadáver en su interior.  Fuente: 

Leer también >>  La Batalla de Maipú, 200 años después

Diario Tiempo Argentino 20/5/2014

Acusan a militares brasileños por la muerte de un diputado
4.6 (92.08%) 447 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú