A un mes de la inundación reabrió, renovada, la biblioteca de la Legislatura

A apenas un mes de que el agua derramada por un caño roto provocara graves daños edilicios y en 5112 libros de la colección, la biblioteca Esteban Echeverría de la Legislatura porteña volverá a abrir sus puertas hoy, completamente remozada. Y con casi todos los 33.210 ejemplares que debieron ser mudados de regreso en los estantes.

 A la tarea manual de secado y prensado de los libros mojados, en la que trabajaron especialistas en conservación de papel, se sumó la reparación del techo afectado por la pérdida de un caño del piso superior, la restauración de una araña histórica, la reparación de la boisserie que recubre las paredes en el sector afectado por el agua y del piso de madera. Además, una vez que el salón de la planta principal que aloja a la biblioteca fue vaciado para arreglar los daños ocasionados por la inundación ocurrida el 11 del mes pasado, las                       Aspecto de la biblioteca, luego de los arreglos – Fotografía Diario Clarín autoridades del Palacio Legislativo decidieron introducir otras mejoras en las instalaciones. “Cambiamos todo el parque informático, aumentamos la iluminación con lámparas LED, reparamos los aires acondicionados, colocamos sensores de aire puro más detectores de humedad y de temperatura que advierten sobre alteraciones, para que no vuelva a pasar lo que pasó”, explicó el vicepresidente 1° de la Legislatura, Cristian Ritondo. La inundación de la biblioteca de la Legislatura sucedió durante un fin de semana largo y la situación sólo fue descubierta cuando regresaron los empleados el primer día hábil posterior al feriado. En la reparación del material afectado y de las instalaciones fueron invertidos 500.000 pesos, presupuesto aprobado de urgencia por todos los jefes de bloque legislativos. Ritondo y la directora de la biblioteca, María Eugenia Villa, destacaron el gran apoyo recibido por diputados de todas las fuerzas políticas, empleados de distintos departamentos y representantes de los sindicatos Sutecba, UPCN y ATE. La recuperación de los libros, en su mayoría referidos a la historia de la ciudad de Buenos Aires y los anales de legislación local, fue sin duda la tarea más delicada. De los 33.210 ejemplares que debieron ser mudados (otros 2000 quedaron en su lugar), 5112 habían sido alcanzados por el agua directamente. De ellos, 3462 ya fueron secados con ventiladores, secadores de pelo y papel tissue y devueltos a los estantes. Otros 1650 permanecen en distintas etapas del proceso de salvataje, del que participaron especialistas de la UBA, la Universidad del Museo Social Argentino y de la escuela técnica Ottro Krausse. Sólo 100 libros resultaron irrecuperables, pero serán repuestos. por Angeles Castro Fuente: 

Leer también >>  Identificaron los restos de Dardo Molina en el Pozo de Vargas

 Diario La Nación 12/7/2012

A un mes de la inundación reabrió, renovada, la biblioteca de la Legislatura
4 (80%) 477 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú