A medio siglo de la ejecución de Eichmann

See video

Tras ser capturado en la Argentina por agentes del servicio secreto israelí en 1960, el criminal de guerra nazi fue enjuiciado y ahorcado. Se lo declaró culpable de integrar la maquinaria asesina que mató a 6 millones de judíos.

 Los sangrientos días del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann llegaban a su fin hace 50 años. El 31 de mayo de 1962 fue ahorcado en Israel, luego de haber sido encontrado culpable en un juicio histórico tras ser capturado en la Argentina meses antes, el funesto arquitecto de la “solución final”, que llevó al exterminio de 6 millones de judíos. Eichmann, que ingresó a las SS en 1932 y llegó al grado de Obersturmbannfuhrer, dirigió entre 1935 y 1945 la sección judía de la temible Gestapo, período durante el cual fueron deportados unos 3 millones de judíos hacia los campos de concentración. Bajo su dirección fue cuando comenzó el genocidio de millones de personas que estaban detenidas en los campos y fueron asesinadas mediante las cámaras de gas.Pese al rol central en el genocidio que probaron los fiscales, durante el proceso judicial al que fue sometido en Israel, Eichmann insistió en que era una figura menor dentro de la vasta maquinaria asesina del Tercer Reich, y que sólo recibía órdenes de sus superiores. Poco antes de ser ahorcado, en cumplimiento de la sentencia, Eichmann exclamó: “Viva Alemania. Viva Austria. Viva Argentina. Estos son los países con los que más me identifico y nunca los voy a olvidar.” Su llegada a la Argentina se produjo el 14 de julio de 1950, procedente de Génova, Italia. La gestión fue realizada por la Cruz Roja, de acuerdo al sello de su pasaporte emitido por la Dirección Nacional de Migraciones. “Una vez en Argentina trabajó en distintos lugares, entre ellos una empresa llamada Capri, que construyó una usina en la provincia de Tucumán, y en Mercedes Benz, donde estaba trabajando cuando lo secuestraron”, señaló a la agencia de noticias Télam Abraham Zylberman, guionista de la muestra Adolf Eichmann, él vivió entre nosotros, que se exhibe en el Museo del Holocausto de Buenos Aires.  Según algunos historiadores, llevar a los criminales nazis ante la justicia no era una prioridad para el bando de los aliados luego de finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945. Quizás por eso el Estado de Israel justificó el secuestro en la Argentina del criminal de guerra, durante el gobierno de Arturo Frondizi, luego de que fuera descubierto por el célebre cazador de nazis Simón Wiesenthal.  Eichmann vivía en la Argentina bajo el nombre de Ricardo Klement y fue capturado el 11 de mayo de 1960 en una casa de la calle Garibaldi, en la localidad bonaerense de San Fernando. Quienes lo capturaron fueron un grupo de siete agentes del Mossad, servicio de inteligencia israelí, conducido por Peter Zwi Malkin. En su libro, Eichmann en mis manos, Malkin contó: “Eichmann estaba caminando hacia nosotros. Decidí enfrentarlo desarmado, pero usando guantes porque me disgustaba tocarlo. Mientras me acercaba le dije: ‘Un momento, señor’, las únicas palabras que sabía en castellano. Eichmann se detuvo y dio un paso atrás.” Luego fue introducido en un auto y llevado a una casa. Diez días después, tras ser interrogado por los agentes del Mossad, el ex oficial de las SS fue sacado en forma secreta de la Argentina en un avión de la aerolínea israelí El Al.  Su juicio comenzó en Israel el 11 de abril de 1961, en medio de sobrevivientes del Holocausto que en algunos casos intentaron hacer justicia por mano propia. Para evitarlo, el militar germano de 55 años fue ubicado en una cabina de cristal a prueba de balas, desde donde escuchó las acusaciones en su contra. El 15 de diciembre de ese año Eichmann fue condenado a morir en la horca por haber cometido crímenes de lesa humanidad. El 31 de mayo de 1962, se ejecutó la pena. Fuente: Diario Tiempo Argentino 31/5/2012

Leer también >>  El juicio a Ríos Montt enfrenta a Guatemala con el horror de los ochenta
A medio siglo de la ejecución de Eichmann
4.7 (93.53%) 331 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú