235° aniversario del nacimiento de Antonio María Sáenz

Fue el primer rector de la Universidad de Buenos Aires y, asimismo, director del Departamento de Jurisprudencia, antecesor directo de la Facultad de Derecho. Participó del Cabildo Abierto en la Revolución de Mayo y, como diputado por Buenos Aires, firmó el acta de la Declaración de la Independencia. El 6 de junio, se cumplirá el 235º aniversario del nacimiento de Antonio María Sáenz quien fuera el primer rector de la Universidad de Buenos Aires y, asimismo, director del Departamento de Jurisprudencia, antecesor directo de la Facultad de Derecho.

Sáenz nació en Buenos Aires el 6 de Junio de 1780. Se educó en el Real Colegio de San Carlos. En la Universidad de Chuquisaca, en 1804, se recibió de abogado. Luego se matriculó en la Real Audiencia y recibió de manos del Arzobispo de dicha ciudad «todas las órdenes hasta el subdiaconado». Vuelto a Buenos Aires, en 1805 fue designado secretario capitular y notario de la iglesia. En 1806 fue ordenado sacerdote. En 1810, desde el Cabildo abierto del 22 de mayo, se declaró por la causa de los criollos. Fue miembro de la Sociedad Patriótica, representante de San Luis ante la Asamblea del año XIII; redactor del Estatuto provisional del XV, y luego diputado por Buenos Aires al Congreso de Tucumán, donde firmó el acta de la Declaración de la Independencia, el 9 de julio de 1816. Fue el más entusiasta promotor de la fundación de la Universidad de Buenos Aires, en 1821, y su primer rector. Sus objetivos al frente de la casa de estudios fueron la corrección en el plano educativo de la tendencia colonial en materia de educación, que daba preferencia a la latinidad y la teología en perjuicio de las ciencias naturales. Aprovechó la impronta educativa del gobernador de Buenos Aires, el brigadier general Martín Rodríguez, quien junto a Bernardino Rivadavia, su ministro de gobierno, decidieron su creación. La Universidad de Buenos Aires fue fundada entonces el 12 de agosto de 1821, en el templo de San Ignacio. Por otra parte, consciente de que las instituciones educativas existentes corrían riesgo de desaparecer en medio de la crisis revolucionaria, pretendía salvar los modestos logros heredados de la colonia creando una universidad que los albergara. Ocupó en la UBA la cátedra de Derecho Natural (1822) y de Gentes (1823), redactando para sus alumnos las Instituciones Elementales, convirtiéndose así en el primer autor de la Universidad. También ordenó la creación de numerosas escuelas en las ciudades de la campaña, y realizó una gira por la provincia con el objetivo de evaluar la calidad de los colegios. Falleció en Buenos Aires, el 25 de Julio de 1825. Fuente: 

Leer también >>  De poeta a traficante: tras las huellas de un autor maldito

Universidad de Buenos Aires 5/6/2015

4.5
775
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú