Buscar

Una nieta de Napoleón está enterrada en Buenos Aires

En 1786, en Varsovia, nacía María Leczynski. Siendo bebé, su padre fallece en las guerras entre Polonia y Prusia y la familia pasa penurias. María, una chica muy bonita, rubia, de ojos claros, fue inscripta como pupila en un colegio. 

El que se percató de su belleza fue el conde Atanasio Colonna-Walwewski. Habló con la mamá de María y le pidió la mano. Para la mujer, que su hija se casase con un miembro de la nobleza era la solución ideal. Y dio el visto bueno. Claro que existían diferencias: María contaba con 16 años y el conde transitaba los 66. En 1805, María daría a luz a un hijo, al que bautizaron como Antonio Basilio Rodolfo.
 
Pero la vida daría un vuelco trascendental el 24 de diciembre de 1806 cuando Napoleón Bonaparte, al frente de su ejército, entró en Varsovia, en su lucha contra Prusia. El emperador francés quedó encandilado con la belleza de María, a quien reparó entre la multitud que había salido a la calle a vitorearlo. Y la mandó a buscar.
 
Pero las cosas no serían sencillas para el pequeño corso. Cuando la invita a una fiesta, ella se niega, argumentando que era casada. Entonces, Napoleón presionó al marido. María concurre a la fiesta, pero se mostró fría y distante con el francés. 
 
Sin ningún ánimo de rendirse, Napoleón le envía sendas cartas y acordaron una cita privada. Ante la tesitura distante y fría de la mujer, Bonaparte estalló en un ataque de ira, que provocó que María se desmayase. Cuando recuperó la conciencia, encontró a un Napoleón arrepentido. Y ahí, comenzó el romance. De nada valió que Josefina, esposa de Napoleón, se enterase del affaire, más aún cuando María queda embarazada. El emperador la lleva a París para que fuera atendida por los mejores médicos pero, al tiempo, sufre un aborto natural. 
 
Cuando María acompañó a su amante a su campaña a Austria, vuelve a quedar embarazada, pero los vientos habían cambiado: Bonaparte ya había perdido el interés. En 1810 nació Alejandro José, que llevaría el apellido Walewski. Como una forma de reparar el abandono, Napoleón lo nombra conde y le asigna una pensión vitalicia mensual de 10.000 francos, una fortuna para la época. 
 
Napoleón, estando prisionero de los ingleses en la isla de Elba, recibe la visita de María y de su pequeño hijo. Pero no les presta atención, ya que tenía la mente ocupada en otras cuestiones. María volvió a Varsovia y nunca más vio al francés. 
 
Al tiempo, María enviuda y uelve a casarse. Moriría en 1817, luego de dar a su hijo, Rodolfo Augusto. Tenía 31 años. 
 
Las vueltas de la vida trajeron al hijo natural de Napoleón a Buenos Aires. En 1847, fue comisionado por el gobierno francés a negociar con Juan Manuel de Rosas los términos del fin del bloqueo al Río de la Plata. Como era un viaje demasiado largo, estaba acompañado por su esposa embarazada.
 
En estas tierras, dio a luz a Isabel Elvira, quien nació con serios problemas de salud. De nada valieron los esfuerzos que los médicos de Rosas pusieron para salvarle la vida. Falleció a los seis días, y fue enterrada en el Cementerio de la Recoleta. 
 
En 1881, cuando el intendente Torcuato de Alvear llevó adelante una remodelación de la necrópolis, intentaron ubicar el ataúd de la pequeña. Pero los años transcurridos, la falta de registros y de testigos hicieron que los restos se perdieran, tal vez para siempre. 
 
Sólo nos queda la historia de que una nieta de Napoleón Bonaparte está enterrada en Buenos Aires. 
 
Fuente: 

Adrián Pignatelli

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Feminista, periodista, dramaturga y anarquista, son algunas de las características que marcaron la vida de...

MIRANDO HACIA ATRAS
Hipólito Solari Yrigoyen

El hombre de la foto que circuló en las redes sociales -bajaba de un colectivo ayudado por su bastón- fue el blanco de la primera bomba que se adjudicó la organización...

La Guerra Gaucha

Basada en el libro de Leopoldo Lugones y dirigida por Lucas Demare, la película se estrenó el 20 de noviembre de 1942 y fue un suceso de taquilla: estuvo 19 semanas en cartel y ser...

Revolución Rusa
Lenin

Con un grupo minoritario pero políticamente decidido, Lenin lideró una insurgencia que cambiaría radicalmente el curso del siglo XX. El 25 de octubre de 1917, los bolcheviques...

NOS ESCRIBEN