Buscar

descendientes de la antigua rusa "blanca" visitaron Sebastopol

Un retorno con heridas abiertas

Una travesía marítima trajo de regreso a los descendientes de los exiliados del Ejército Blanco que debieron abandonar Rusia tras la revolución. 

  
A noventa años de su éxodo posrevolucionario, emigrados, nobles y aristócratas rusos finalmente retornaron a su país. Los Trubetskói, Suvórov, Kutúzov, Shajovskói, Golovín y otras familias rusas blancas rehicieron al revés la ruta de navegación del exilio de sus padres y sus abuelos. Esta vez, zarparon de Venecia hasta Túnez, Grecia y Turquía, y luego directamente hasta el punto de partida, la Dársena Grafski en Sebastopol.

Llegaron para visitar ex campos de refugiados y cementerios y rezar junto a más de 200 políticos, empresarios e historiadores rusos, en memoria de la Guardia Blanca, o el Ejército Blanco, como ellos preferían llamarse, que fue masacrada en la guerra civil. “Yo tenía solamente un año cuando mis padres huyeron de Sebastopol. Durante toda mi vida he esperado el día de volver a ver la Dársena Grafski. Lamentablemente, es lo único que puedo ver hoy”, dijo el más viejo de los pasajeros, Rostisláv Don, de 90 años.

Una reciente mañana de julio, 67 inmigrantes rusos llegaron a Crimea. Una mañana sombría del 14 de noviembre de 1920, el general Petr Vrángel, último comandante en jefe ruso, inspeccionó los 125 barcos cargados con las familias de sus oficiales que esperaban huir de Rusia.

Ahora, la historia giró sobre sus talones. La dirigencia Roja de Moscú ordenó sacar a los Blancos de Crimea en noviembre de 1920. Este año, son sus sucesores, los dirigentes de Moscú, quienes invitaron a los descendientes rusos Blancos –y les pagaron– para que volvieran.

¿Por qué ahora? “Para reconstruir la verdad histórica y cicatrizar las heridas causadas por el cisma de nuestra sociedad a comienzos del siglo XX”, dijo a los periodistas Vladimir Yakunin, funcionario del movimiento Mundo Ruso y aliado cercano del primer ministro, Vladimir Putin.

Un nieto de emigrados, el príncipe Vladimir Trubetskói, vendrá de Francia en septiembre para comenzar sus estudios de posgrado en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú. Su padre, el príncipe Alexander Trubetskoi, director de la Guardia Blanca en París, dijo que tal como hizo su padre, él trató de transmitir a sus hijos la profunda devoción espiritual hacia Rusia y su cultura.
 

Tamara Schujovskaya

Nieta de uno de los 150 mil rusos blancos que hace noventa años subieron a bordo de 125 buques en Sebastopol para escapar de la represión bolchevique.
Una mañana de noviembre, en 1920, 125 barcos zarparon con las familias del Ejército Blanco.

"He leído en el diario de mi abuela sobre su huida de Sebastopol, cómo vio la violencia, los niños que morían por enfermedades, la valentía y la devoción que mostraron los oficiales. Los blancos fueron los primeros en caer víctimas del monstruo de la revolución.’’
 

Fuente: 

www.rusiahoy.com 28/8/2010

Informacion Adicional: 

SE CUMPLEN 90 AÑOS DEL ÉXODO DEL EJÉRCITO

 
Con la bendición del Patriarcado Ortodoxo de Moscú, este 14 de julio inicia desde las costas de África del Norte una navegación simbólica para recorrer la ruta de retirada que la Marina Imperial y el Ejército Blanco trazaron tras dejar su último baluarte en la península de Crimea. La expedición se realiza por el Centro de la Gloria Nacional y la Fundación de San Andrés Apóstol.

La ruta atravesará los cuatro mares, pero en sentido contrario al que siguió la flota rusa en 1920: el Mediterráneo, el Egeo, el de Mármara y el Negro. El buque conmemorativo zarpará del puerto de Bizerta en Túnez, donde el gobierno colonial francés primero recibió y poco más tarde disolvió la última escuadra de la Marina Imperial. Pasará por Lemnos, la isla que actualmente pertenece a Grecia, pero que en aquél entonces era de Turquía, y por Gallípoli, la península cuya historia  recuerda más la época de las cruzadas, pero también contiene una triste página dedicada al Movimiento Blanco Ruso.

El velero ‘Moriak’ (a la derecha), el último buque que izó en 1922 la bandera de San Andrés, que recientemente ha vuelto a ser el símbolo de la Marina Rusa Foto: ©infoflot.ru/ Archivo personal de Anastasía Shirinskaya-Manstein

Con la llegada al puerto de Sebastopol, Ucrania, los organizadores de la expedición realizarán otra acción conmemorativa del  90 aniversario del regreso de Crimea de aquellos rusos —militares, latifundistas, hombres de negocios, cosacos, artistas— que no pudieron aguantar el régimen soviético. Evocarán a todos los que formaron el más intenso éxodo ruso, justamente en la etapa final de la Guerra Civil desencadenada como consecuencia de la Revolución de 1917 y el ‘terror rojo’ de 1918.

La fuerza centrífuga de aquella oleada migrante fue tan poderosa que no solo llenó de inmigrantes rusos el territorio de Francia —asilo tradicional de todos los disidentes desde comienzos del siglo XIX— sino  que esta vez arrojó a centenares de familias y personas solteras a cada uno de los países Sudamericanos. Muchos de ellos se dieron a conocer como personas destacadas y su número incluía a varios que dejaron su huella en la historia de las naciones que les acogieron.

El embarque masivo de las tropas del Movimiento Blanco en su punto obligado de Gallípoli Foto: © infoflot.ru/ Archivo personal de Anastasía Shirinskaya-Manstein

No fueron tantos los que desde su afincamiento adoptaron al nuevo país como propio. Pero así fue conforme la evaluación universalmente admitida en Paraguay, Juan Belaieff (nacido Iván Beliáyev), ciudadano honorario de este país debido a su aporte excelente en la preparación de los oficiales del ejército nacional y en la cartografía, lo que resultó ser especialmente valioso durante la guerra por Chaco con la contigua República de Bolivia. Este oficial ruso pasó por todas las miserias durante su estancia en los trozos de la flota imperial en Gallípoli y después en Bizerta, y conservó para toda su vida los conocimientos y el espíritu belicoso que adoptó en la Academia Militar de San Petersburgo. No obstante, acabó identificándose completamente con la etnia indígena de los makás, hablándo en su idioma y adoptando sus hábitos.

Un ejemplo menos glorioso pero también muy característico de la integración de los migrantes rusos en las sociedades del Cono Sur lo representan las familias de los cosacos de Don, Krasnov y Márchenko, que se enlazaron en el suelo chileno para críar a un monstruo, Miguel Krassnoff, el exitoso militar que se hizo uno de los más crueles cómplices del capitán general Augusto Pinochet Ugarte. Nieto de uno de los más brillantes protagonistas del Movimiento Blanco, el atamán cosaco Piotr Krasnov, Miguel se vió implicado en el asesinato del ex comandante en jefe del ejército de Chile, Carlos Prats; y este hecho amargó toda su carrera bélica posterior que desarrolló durante la dictadura.

Otro militar expatriado, el teniente general monárquico Yevguéni Miller, que fue entre 1919-1920 uno de los jefes del Movimiento Blanco y encabezó en el exilio la Unión Militar Rusa, declaró al iniciarse en 1936 la Guerra Civil Española que "la Cruzada contra el comunismo empezada en España era una continuación de la Lucha Blanca". Entonces, ochenta miembros de su unión y centenas de nacionalistas rusos en forma individual respondieron a su llamamiento e ingresaron como voluntarios en la legión y otras unidades de las tropas rebeldes del general Francisco Franco.

La última marcha de la flota fiel al Movimiento Blanco hacia el puerto de Bizerta (vista desde el destroyer ‘Kagul’) Foto: © infoflot.ru/ Archivo personal de Anastasía Shirinskaya-Manstein

Todas aquellas y muchas otras historias personales se arraigaron en los acontecimientos de finales de 1920, cuyo aniversario se conmemorarán ahora por los descendientes de los militares y civiles que hace 90 años iniciaron su camino más allá de las costas nativas. Para muchos, esta será una ruta de vuelta.

Fuente: Ritmo de los Tiempos

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La historia del cementerio de la Recoleta. En El Ojo de la Tormenta . FM 101.1 Latina, de lunes de a viernes de 17 a...

MIRANDO HACIA ATRAS
Nostradamus

Se le alega la predicción de los hechos más importantes de la historia y aún se espera que otros ocurran. ¿Quién fue y qué dijo? El francés Michel...

Carlos Gardel

El cantante nació el 11 de diciembre de 1890. En 1915, durante el festejo de sus 35 años, vivió una madrugada angustiante. En la madrugada del sábado 10 de diciembre de...

John Lennon

El mítico compositor inglés, alejado de los escenarios, preparaba su regreso luego de 5 años. Cómo fueron los encuentros con su asesino, Mark David Chapman, aquel d...

NOS ESCRIBEN