Buscar

FERIA DEL LIBRO ANTIGUO

Sorpresas del pasado escondidas entre páginas

Reúne desde hoy a anticuarios de Buenos Aires en una muestra para comprar o mirar; una pasión por el papel que no se extingue.

Hoy se abre en Buenos Aires una vidriera de libros antiguos, raros o coleccionables que contendrá unos dos mil exquisitos ejemplares de épocas y temáticas de lo más diversas. Se trata de la Feria del Libro Antiguo, que este año, al cumplir su primera década de vida, ocupará la plaza seca del Centro Cultural Kirchner.
 
Quienes se acerquen podrándisfrutar desde libros impresos en el siglo XV hasta libros de las vanguardias artísticas y literarias de principios del siglo XX y algunos recientemente salidos de la imprenta. Además se exhibirán grabados, mapas, fotografías antiguas y afiches.
 
Entre las piezas exhibidas hay algunas cuyo valor no está dado por el tiempo transcurrido desde que vieron la luz. Es el caso de Doble residencia, un libro de imágenes proyectado por Juan Carlos Romero y publicado este año por la pequeña galería Mar Dulce, del barrio de Palermo.
 
Es que, como explica Alberto Casares, presidente de la Asociación de Libreros Anticuarios de la Argentina -Alada-, el librero de anticuarios ya no se dedica exclusivamente a ejemplares antiguos. "Hoy, es un especialista en libros buenos, exquisitos, raros, curiosos, cuya fecha de publicación ya no es tan importante. Un libro de catorce ediciones firmado por Pablo Picasso cuesta más que uno del siglo XVI y tiene que estar en manos de especialistas. Es mucho más que un anticuario, es un librero capaz de separar la paja del trigo."
 
Casares fue uno de los impulsores de esta feria, en 2004. "Era una deuda que teníamos que cumplir porque Buenos Aires está considerada como la ciudad con mayor cantidad de librerías per cápita y con la mayor cantidad de libros viejos y librerías de anticuarios", recordó, y explicó que este "patrimonio" argentino es parte de la herencia de nuestros ancestros, que, "además del ajuar para el casamiento, en los barcos desde Europa traían libros".
 
Los diez años de esta feria son festejados por sus organizadores porque debieron superar muchas dificultades para mantenerse en el tiempo. "Desde el comienzo fue una propuesta muy linda, pero muy difícil porque es una feria de minorías de minorías; no tenemos patrocinadores ni intención de lucro aun cuando, como comerciantes que somos, queremos que el negocio funcione. Pero no es el resultado económico lo que más buscamos", dijo Casares. Y agregó: "Esta feria tiene otra impronta: la de ser un evento cultural más que comercial".
 
Además de los mencionados en esta página, quien se acerque al CCK podrá revisar ejemplares legendarios, como uno de la segunda edición de Vida de Facundo Quiroga, de Domingo Faustino Sarmiento, de 1851; otro de la edición rústica original de 1923 de Fervor de Buenos Aires, de Jorge Luis Borges, o, entre otros, uno de la primera novela de Juan Carlos Onetti, El pozo, de 1939.
 
Una ocasión para conocer parte del pasado al dar vuelta las páginas que escribieron, diseñaron y leyeron los que ya no están.
 
por Silvina Premat
 
Para agendar CCK (Sarmiento 151). Hasta el domingo, de 14 a 20.
Fuente: 

Diario La Nación 9/11/2016

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La trágica historia de la familia Lugones: el poeta, su hijo Polo y su nieta Pirí. 

MIRANDO HACIA ATRAS
Marcelo T. de Alvear

Hoy se cumplen 75 años del fallecimiento de Marcelo T. de Alvear, un ciudadano que ejerció en plenitud su compromiso con el país y con los ideales republicanos y democr...

400 aniversario
Estatua de Pocahontas en Jamestown

Este 21 de marzo se cumplen 400 años de la muerte en Inglaterra de la joven que Disney llevó a la gran pantalla y que en realidad tuvo gran importancia en el pasado colonial de EE.UU...

hace 70 años cerraba por decreto de Perón la colonia penal de Ushuaia
Penal de Ushuaia

Con una idea del presidente Julio Roca, y construida por José Uriburu en 1896, la cárcel de Ushuaia llegó a tener una población de más de medio millar de presos...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN