Buscar

italia

Se derrumbó parte del antiguo palacio de Nerón en Roma

La Domus Aurea sufrió un desprendimiento durante los trabajos de restauración. El complejo arqueológico, que se encuentra próximo al Coliseo, fue construido por el emperador romano en el año 64 d.C.

Detalle del derrumbe - Foto Diario Clarín

La Domus Aurea de Roma, el "palacio dorado" donde el emperador Nerón estableció su residencia privada durante sus últimos años de vida, sufrió hoy un desprendimiento en una de sus galerías durante los trabajos de restauración que se llevan a cabo en el monumento, que se levanta a pocos metros del Coliseo.

El desprendimiento se produjo en la conocida como Galería Trajana, que da acceso al complejo arqueológico y que se encuentra bajo unos jardines.

Unos sesenta metros cuadrados se desprendieron del techo de la galería debido a las filtraciones de agua ocurridas a causa de las últimas lluvias. La zona afectada estaba cerrada al público en el momento del derrumbe, aunque los bomberos han establecido un perímetro de seguridad en la zona mientras determinan el alcance total de los daños.

Desde 2005, el "palacio dorado" permanecía cerrado al público por los trabajos de restauración a los que estaba siendo sometido y por el riesgo de desprendimientos por el agua que se filtra en la época de lluvias en los jardines que se encuentran sobre el monumento.

En las inmediaciones del área arqueológica de la Domus Aurea, una de las zonas más turísticas de la capital italiana, se encuentran también importantes monumentos como el Coliseo, los Foros Imperiales y varias basílicas.

Construida por el emperador Nerón (37-68 d.C.) tras el gran incendio que asoló Roma en el año 64 d.C, la Domus Nerón fue concebida como una representación del cosmos y estaba vinculada al movimiento del sol y de las estrellas.

(Fuente: Agencias)

 

Fuente: 

Diario Clarín 30/3/2010

Informacion Adicional: 

Qué es el Domus Aurea:

En el año 59 d.C., Nerón encomendó a los arquitectos Severo y Celer un palacio imperial que no tuviera parangón con lo construído hasta entonces, alzado entre las colinas Velia y Esquilino. Su nombre, la "Casa Dorada" (Domus aurea en latín) estaba plenamente justificado.

Un camino flanqueado por columnas conducía a la entrada principal. Desde este privilegiado lugar se divisaba toda la finca: la elegante colina que bajaba hasta el lago, los pabellones diseminados aquí y allá y la larga fachada del edificio imperial, toda ella porticada (muy de moda en aquella época). Estaba rodeada por un pórtico de triple columnata que se extendía a lo largo de una milla romana (aproximadamente 1480 metros) y casi todas sus estancias estaban revestidas de oro, nácar, perlas y piedras preciosas -incluídas las vigas del techo-, asi como multitud de estatuas y obras de arte nuevas o expoliadas de antiguos templos griegos.

En la construcción de la Domus Aurea se utilizaron técnicas muy innovadoras. Nada más entrar el invitado de turno se topaba con una cascada de agua que parecía venírsele encima pero en el último momento desaparecía por un canal que se abría hacia abajo. El palacio contaba con magníficos vestíbulos y columnatas, bibliotecas e innumerables piscinas y baños con piletas de plata surtidas de agua de mar o de distintas aguas minerales. Los techos de los comedores estaban formados por unas planchas móviles de marfil y oro que, durante los banquetes se entreabrían para dejar caer pétalos de flores y perfumes variados entre los invitados. El comedor principal, decorado con frescos de Fabullus y Plinio, artistas extraordinarios, estaba coronado por una cúpula que giraba día y noche entorno a su eje mediante la fuerza del agua. Estas técnicas se fueron perdiendo con el paso de los siglos.

A su alrededor existía un lago y un parque de caza muy bien dotado de piezas con bosques, prados y viñedos, ocupando unas sesenta hectáreas de terreno. En la plaza que se habría delante del palacio se alzaba el Colossus, la efigie del emperador Nerón en bronce dorado, de 35 metros de alto y equivalente a un edificio actual de doce plantas. Este coloso fue destruido más tarde para construir en su lugar el mayor anfiteatro del imperio, llamado por dicha razón Coliseo y que afortunadamente ha logrado sobrevivir hasta nuestros días.

Nerón ascendía los pisos de este palacio mediante un ascensor, construído en madera de sándalo, que era elevado, deslizándose por cuatro carriles, mediante una polea y un cable del que tiraban esclavos.

Sin embargo, el emperador se ganó el odio del pueblo al ordenar la expropiación de centenares de viviendas para poder construir su residencia de ensueño. Se propagaron rumores contradictorios sobre su persona: unos le hacían responsable del incendio que destruyó dos tercios de Roma en el año 64, otros, por el contrario, alababan su heroísmo en las labores de extinción. Bajo los cimientos de la Domus Aurea se encontraron restos de viviendas carbonizadas, revelando que el proyecto se tragó un barrio entero. Nerón había culpado del incendio a la nueva secta de los cristianos. Todos estos excesos obligaron a Nerón a seguir el consejo de su tutor: se suicidó clavándose un puñal con la ayuda de su siervo mientras el pueblo pedía a gritos su sangre.

Los emperadores Tito y Trajano, ansiosos por distanciarse de su excéntrico antecesor, hicieron lo posible por borrar todo vestigio del palacio: erigieron sendos complejos de termas y templos sobre la Domus Aurea y saquearon cuanto allí había de valor, incluido el mármol de las paredes y suelos.

Su penoso estado no mejoró hasta el Renacimiento, en que grandes artistas como Rafael y Miguel Ángel quedaron fascinados por la extraordinaria simetría y belleza de sus frescos. Sus discípulos, colándose por un pequeño agujero, descubrieron la sala principal y estamparon sus firmas -todavía hoy visibles- en el techo. Por ello, el descubrimiento del palacio de Nerón inspiró muchas de las construcciones y decoraciones de estilo clásico del Renacimiento.

La famosa estatua de Laocoonte, considerada unánimemente como la mejor escultura conservada de la antigüedad clásica, fue hallada en este mismo lugar en un penoso estado debido a la humedad y a los corrimientos de tierra. Los frescos afortunadamente no corrieron la misma suerte. Según los arqueólogos el calcio adherido a su superficie los ha protegido durante todos estos siglos.

En 1999 la Domus aurea parcialmente restaurada, abrió sus puertas al público para visitas limitadas.
 

Fuente: Web blog de Víctor Macías

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La trágica historia de la familia Lugones: el poeta, su hijo Polo y su nieta Pirí. 

MIRANDO HACIA ATRAS
Marcelo T. de Alvear

Hoy se cumplen 75 años del fallecimiento de Marcelo T. de Alvear, un ciudadano que ejerció en plenitud su compromiso con el país y con los ideales republicanos y democr...

400 aniversario
Estatua de Pocahontas en Jamestown

Este 21 de marzo se cumplen 400 años de la muerte en Inglaterra de la joven que Disney llevó a la gran pantalla y que en realidad tuvo gran importancia en el pasado colonial de EE.UU...

hace 70 años cerraba por decreto de Perón la colonia penal de Ushuaia
Penal de Ushuaia

Con una idea del presidente Julio Roca, y construida por José Uriburu en 1896, la cárcel de Ushuaia llegó a tener una población de más de medio millar de presos...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN