Buscar

BAFICI

Por qué ver Muñequita porteña, un film de 1931 con diálogos de 2017

El primer film hablado argentino fue "restaurado" por Santiago Loza y Ariel Gurevich, quienes escribieron los parlamentos para reemplazar aquellos perdidos, que serán interpretados por Rosario Bléfari y Javier Drolas.

Cuando hoy el Museo del Cine porteño presente la versión restaurada y en HD de Muñequitas porteñas (tal como rezaba el afiche o Muñequita porteña, en singular, tal como se lee en el film), no sólo volverá a verse el auténtico primer largometraje hablado del cine argentino, sino también una singular experiencia de reelaboración que incluye, entre otros, nombres como Rosario Bléfari, Javier Drolas, Fernando Kabusacki, Santiago Loza y Ariel Gurevich en la nueva ficha artística y técnica ¿Cómo puede darse tal combinación? Mediante una tan original como genuina experiencia de restauración que resignifica lo que se ha perdido.
 
Para el film de José Agustín Ferreyra, la Sociedad Impresora de Discos Electrofónicos (SIDE)
Una escena de la película - Foto Diario La Nación
 
de Alfredo Murúa había desarrollado un sistema para dotar de sonido al primigenio cine argentino similar al Vitaphone de discos sincronizados que con éxito se empleaba en Estados Unidos desde mediados de la década del 20, y que tuvo en Al Jonson y El cantor de jazz una referencia convertida en clásico.
 
A diferencia del sistema Movietone que se impondría a nivel mundial y donde la banda sonora era impresa en la misma película -y que fue la utilizada en Tango! y Los tres berretines en 1933, inaugurando oficialmente el período sonoro del cine argentino-, el Vitaphone requería de un arsenal de discos que el proyectorista debía ir cambiando con tanta velocidad y precisión como delicadeza, al tratarse de frágiles discos de pasta. En el caso de Muñequita porteña, esos discos se perdieron, con lo cual también se perdió el hilo argumental de los diálogos sostenidos entre sus intérpretes, Floren Delbene, María Turgenova. Lina Forte, Antonio Ber Ciani y Mario Sóffici. Esta pérdida, sumada a la inexistencia del guión impreso, impidieron realizar una reconstrucción convencional.
 
La directora del Museo del Cine, Paula Félix Didier, tuvo la idea de convocar a los dramaturgos Santiago Loza y Ariel Gurevich para reimaginar la historia que se intuye en la pantalla. Las voces de un elenco encabezado por Bléfari y Drolas se escucharán hoy en vivo junto con la nueva elaboración sonora compuesta por Fernando Kabusacki y Matías Mango.
 
De los ocho actos que en 1931 integraban el metraje original de Muñequitas porteñas, cinco de ellos se preservaron en inflamable nitrato hasta la actualidad más uno, el primero, que consiguió rescatarse de un video VHS. Un par de fotografías conservadas en el Museo del Cine y un texto explicativo suplirán las partes más importantes de los veinticinco minutos faltantes. En palabras de Pablo Ducrós Hicken, quien dio su nombre al museo porteño, el "Negro" Ferreyra: "Fue, quizás, el director más capaz de su época. Sus películas siempre tenían algún detalle original, aunque sus temas no se apartaran del tango, el pericón, el malevaje y el atardecer de los barrios", que en este caso desde lejanos contornos de Barracas o La Boca el festival porteño proyecta en la pantalla más de ochenta años después.
 
por Pablo De Vita
 
 
Fuente: 

Diario La Nación 21/4/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Espartaco fue un esclavo y gladiador, que buscó la libertad, rebelándose contra el poder de Roma. Su...

MIRANDO HACIA ATRAS
CIA

La temible Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, el mayor y más poderoso servicio de espionaje del mundo, cumple este lunes setenta años de misiones ultrasecretas que...

Ultima ejecución con guillotina

Hace 40 años, el macabro símbolo francés se usó por última vez. Fue también el final del singular linaje del "Señor de París"....

Ignacio Ezcurra

El compromiso de Eduardo Abella Nazar e Ignacio Ezcurra, ambos fallecidos mientras cubrían noticias para este diario, es hoy ejemplo para las nuevas generaciones. Al tomar las má...

NOS ESCRIBEN