Buscar

TENIA 56 AÑOS

Murió la mujer que inspiró Peperina

En 1979, Patricia Perea escribió una dura crítica y Charly García le respondió con una canción. Fue una cruz toda su vida.  

Hace 37 años, el 16 de noviembre de 1979, cuando la dictadura cívico-militar todavía rugía con fuerza y sus voceros aseguraban que los argentinos éramos derechos y humanos, un irreverente y provocador Charly García se presentaba en el Club Municipal de barrio Alta Córdoba.
 
Patricia Perea, una joven cordobesa que había cubierto el recital para la revista Expreso Imaginario, criticó con dureza el show de Serú Girán –la mítica banda de García en esa época- en Córdoba: “Un espectáculo decadente”, dominado por un clima “histérico y bufonesco”, había escrito la cronista. Perea no podía imaginarse que se convertiría en Peperina, una figura mítica del rock nacional y que esa “cruz” la acompañaría toda su vida. Murió ayer, a los 56 años.
 
Hace pocos años, en una entrevista al diario cordobés La Voz del Interior, la ex corresponsal de Expreso Imaginario había ratificado sus críticas: “A toda la prensa nos molestó su actitud. Vi a Serú en Capital. Charly dio un show tranquilo, sin bardo, tocó afinado. Acá venía a chicanearnos, tenía esa cosa petulante. Se sacó la camisa por la bragueta y la movía como si fuera un pene. Fue el antecedente de cuando se bajó los pantalones”.
 
Cuatro años después de ese concierto, cuando la primavera democrática comenzaba, a mediados de diciembre de 1983, Charly García presentaba Clics Modernos ante un Luna Park repleto y se vengó de esta cordobesa. “Voy a tocar un tema de una chica que le gustaba ir a habitaciones de moteles, a ver si le daban algo. Y cuando no le daban, se enojaba. Decía ‘ay estos chicos, qué mal que tocan’. Ahora vienen hasta periodistas hombres... ¡lo que es el destape, viejo!”, y arrancó con los acordes de Peperina.
 
A partir de allí, la vida de Patricia Perea fue un calvario psicológico, y logró mantenerse medianamente a flote al dedicarse a estudiar filosofía en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Sin embargo, el fantasma de Peperina la perseguía por los claustros. “La música de Charly sonaba en todos lados, no sólo la escuchaban los rockeros. Era genial su música, eso no se discute. Se pueden discutir otras cosas”, señaló esta licenciada en filosofía, amiga de Pipo Lernoud, uno de los biógrafos del rock nacional.
 
“Por mucho tiempo quedé estigmatizada en el personaje Peperina. Hubo personas que se sintieron muy heridas con esa crítica, con el hecho de que una adolescente les dijera la verdad. No les gustó, además, que no quisiera prenderme en la de ellos. Tuve ofertas para meterme en sus historias, pero yo sabía que no iba a terminar bien”, le contó a La Voz del Interior.
 
Como forma de curar sus heridas se recibió de licenciada en Filosofía –fue adscripta en la cátedra de Filosofía de la Historia- y escribió Peperina por Peperina, que se publicó en 1995. Ese mismo año, tuvo otro bajón, cuando Raúl de la Torre llevó al cine su historia con el protagónico de Andrea del Boca. El año pasado, para exorcisar los males del filme de De la Torre, Perea publicó Peperina II. Gourmet lacaniano, donde relata detalladamente las situaciones que atravesó en su vida.
 
“Fue una cruz que tuve que llevar toda mi vida, hasta el día de hoy. Hay gente que imagina que soy lo que dice la película o la canción y nada que ver”, dijo alguna vez. Esa cruz duró hasta ayer, en que, apenas con 56 años murió Patricia Perea, la chica de típica mente pueblerina, como la calificó Charly García.
 
por Gustavo Molina
Fuente: 

clarin.com 19/9/2016

Informacion Adicional: 

 La dura crítica de Peperina que derivó en la canción de Charly García

"Por segunda vez en el año se presenta Serú Girán en Córdoba. Esta vez la cita se concertó el día 16 de noviembre en el Club Municipal".
 
"Asistieron 2.600 personas cada una de las cuales pagó 7.000 $ para entrar. Valió la pena? Rotundamente no. Participamos de un espectáculo decadente (Conste digo espectáculo y no concierto) en el cual García empleó más su cotizado tiempo en hacer híbridas cabriolas sobre el escenario que en usar sus teclados".
 
"Donde los temas "grasosos" fueron desprolijamente ejecutados y en más de una oportunidad interrumpidos y acortados. Las voces no se explotaron como en otras oportunidades: se escucharon turbias y desafinadas".
 
"El clima general no fue festivo sino histérico y burlonesco (quién es el caradura que se anima a llamar alegría a semejante farsa?): el público, promedio general 15 años, me recordó a los fans de Sandro o cualquier otro "star", consecuentemente se desenvolvió sin aportar nada a la realidad sensible: sólo se exaltaba poseído por su frenesí mítico en una postura exacerbadamente idólatra".
 
"Si Charly, a lo largo de su carrera pretendió ser la Marilyn Monroe del rock versión masculina francamente les digo que en Córdoba ya la ha emulado".
 
"Si lo que pretendió es hacer música y comprometerse con la denuncia implícita en La Grasa de las Capitales (o es sólo otro de los recursos lucrativos?) es mejor que comience a rebobinarse un poco a sí mismo ya lo que 'está haciendo'".
 
"Lo mejor, por no decir lo único musical, fue una zapada entre Moro y Pedro. También algunos punteos de Lebón. El resto? Una serie de tics musicales, de nuevos temas interrumpidos continuamente por nostalgias muy trilladas (cuando CHarly tocó Fabricante de mentiras un sector del público gritó: estamos en la generación del 80, García) de saltos, contorsiones y movimiento a la Presley por parte de García".
 
"Síntesis: relajamiento e inconsistencia total, en fin...".
 
"Un punto aparte se merece el sonido: Starc, algo bastante encolerizado por mi comentario sobre su sonido a los grupos locales en la reunión anterior y en un elogiable intento de reivindicación se lució esta vez con el sonido para Fauno, grupo cordobés que secundó a Serú Girán".
 
"Transcribo fidedignamente palabras de Héctor al respecto: "Nosotros venimos preparados para una cosa y sin previo aviso, en la misma fecha del concierto, nos dicen que otros grupos tocan con Serú Girán. Como te imaginás, un sonido en estas condiciones, sorpresivo y probado a los apurones no puede ser correcto. Lamentablemente después tergiversan las cosas y dicen que uno tiene más la voluntad o boicotea el sonido premeditadamente Por eso es que prefiero negarme a hacerle sonido a grupos con los que no trabajo, que desconozco; insisto, el sonido sale mal y creen que lo hacen a propósito".
 
"Fauno: tres temas monólogos, reiterativos. Letras con temática muy gastada. Dos guitarras y una traversa conforman este grupo acústico. Considero que Fauno debe crecer un poco más todavía para presentarse al público".
 
"Adelante!"
 
"Chau".
 
"Patricia Perea"
 
Fuente: Diario La Voz del Interior 18/9/2016
 
 
 
LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

En diciembre de 1810, un desafortunado brindis desencadenó una crisis política. Lo contamos en El Ojo...

MIRANDO HACIA ATRAS
A 100 años de la Revolución de Octubre
León Trotski en México

Fue uno de los líderes de la Revolución del 17. Creador del Ejército Rojo fue asesinado por agentes de Stalin en México. Cien años después de la Revoluci...

A 100 años de su ejecución en Francia
Mata Hari

Se casó a los 18 años con un militar de 39. En Java aprendió danzas y técnicas amatorias. En plena guerra, las autoridades francesas la acusaron de ser un doble agente...

lluis Companys

España está a la tensa espera del mensaje del presidente regional, Carles Puigdemont, quien podría realizar una declaración unilateral de independencia. Hace 83 a...

NOS ESCRIBEN