Buscar

Franja Morada cumple 50

Los muchachos siguen soñando con el poder

Nació para resistir una dictadura. Formó a generaciones de políticos: los tres gobernadores y los principales referentes del radicalismo surgieron de ese semillero.  

Un proverbio político aún no desmentido asegura que “la Universidad es al radicalismo lo que los sindicatos al peronismo”. En vistas de la cantidad de cuadros forjados en Franja Morada que los socios del Gobierno exhiben en primera línea, el semillero de la UCR parece hoy en día más aceitado que el del PJ.
 
 
Storani, Morales, Elías y Roseznvaig en el aniversario de Franja Morada, en el Salón Azul del Senado de la Nación. Foto: Guillermo Rodríguez Adami
 
A medio siglo de su nacimiento, que es recordado por estas horas con una cabalgata de festejos, el brazo estudiantil del partido de Alem cuenta en el muestrario de “egresados” a los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes) -los únicos tres de militancia radical-, así como a los jefes parlamentarios, Mario Negri y Angel Rozas, más el del Comité Nacional, José Corral.
 
Esa cantera universitaria nutre también a otras fuerzas, desde el kirchnerismo, como Leopoldo Moreau y su ex yerno Leandro Santoro -candidatos de Unidad Ciudadana en octubre-, a fuerzas provinciales como el Frente Cívico Santiagueño (el senador Gerardo Zamora) y el Frente de la Concordia misionero (el gobernador Hugo Passalacqua y buena parte de su dirigencia). El PRO sumó a sus huestes a algún que otro franjista aportado por Daniel Angelici y en el Poder Ejecutivo, aunque no abundan, también hay botones de muestra, como Adrián Pérez, en Interior, y Gerardo Milman, en Seguridad, sin olvidar al embajador en Colombia, Marcelo Stubrin, y el auditor Jesús Rodríguez.
 
Las listas para octubre están pobladas de candidatos made in Franja. Entre ellos el tucumano José Cano, de Cambiemos; el porteño Facundo Suárez Lastra, de Vamos Juntos, y la periodista Débora Pérez Volpín, que acompaña a Martín Lousteau.
 
“Sobrevivió a persecuciones, dictaduras, purgas, defecciones, presiones, alianzas y rupturas”, describe las peripecias de la agrupación la periodista Mónica Beltrán en el libro La Franja. Allí documenta que en agosto de 1967 surgió la Unión Nacional Reformista Franja Morada de un acuerdo tejido en Rosario por “ligas” estudiantiles de ideas anarquistas, socialistas y radicales que tenían en común la defensa de los principios de la Reforma Universitaria (autonomía y cogobierno) frente a la intervención de las universidades perpetrada por el régimen del general Onganía. Se habían inspirado en el color de los listones clericales que enarbolaron los fundadores de la Reforma, cuando se rebelaron en Córdoba al poder educativo de los jesuitas en 1918.
 
A finales de 1968 nace la Junta Coordinadora en el mítico encuentro de Laguna Setúbal y los jóvenes radicales lanzan un exitoso operativo de copamiento de la Franja. El santafesino Luis “Changui” Cáceres, que jugaba de local, trazaría las nuevas bases ideológicas, atento a una era de utopías revolucionarios. Escribe el documento “La contradicción fundamental” y la prédica en las aulas pasa a ser pueblo-antipueblo.
 
Es lo que recitaban Federico Storani, Enrique Nosiglia, los hermanos Stubrin, Ricardo Laferriere, Moreau, Suárez Lastra y otros tantos jóvenes, hasta que se toparon con Raúl Alfonsín y bajaron las consignas a tierra para apostar a la toma del poder real, que compartirían en 1983. De “Franja Morada, la Patria liberada”, a “somos la vida, somos la paz”.
 
Storani se convirtió en 1973 en el primer presidente de la Federación Universitaria Argentina de origen radical. La central estudiantil no dejaría de estar en manos de Franja Morada: 44 años después la FUA es manejada por primera vez por una mujer, la bonaerense Josefina Mendoza, quien sería desde octubre la diputada electa más joven.
 
Los popes actuales de la Franja prepara un festejo a todo trapo mañana, en La Plata, junto a referentes de todas las generaciones. Como aperitivo, Storani ofició ayer de maestro de ceremonia en la entrega de la distinción Domingo Sarmiento por parte del Senado. Compartió escenario con Morales, la tucumana Silvia Elías -promotora del galardón- y Santiago Rosenzvaig, jefe de la agrupación.
 
El ex ministro del Interior no lo dijo allí, pero está preparándose para abandonar los cuarteles de invierno y volver al ruedo para lanzarse a la conducción del partido, en diciembre. Negri, otro ex franjista, pinta como rival. Lo que sí reveló Fredi fue que según un estudio, en el mundo no existe otra agrupación estudiantil de tan larga permanencia como la Franja. Lo escuchaban Rozas, Cano, Luis Naidenoff, Roy Nikisch, Miguel Bazze, Alejandro Echegaray, Ricardo Campero y unos cuantos nostálgicos más de su paso por esa agrupación.
 
Los oradores enfatizaron en el concepto de militancia para explicar tamaña vigencia. Otra interpretación posible es que esa corriente estudiantil supo captar el espíritu juvenil de cada época. Por eso habrá sido que saltó de la épica revolucionaria (con el límite de la violencia armada) al negocio de las fotocopias, sin fisuras.
 
por Marcelo Helfgot
Fuente: 

Diario Clarín 25/8/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Espartaco fue un esclavo y gladiador, que buscó la libertad, rebelándose contra el poder de Roma. Su...

MIRANDO HACIA ATRAS
hace 44 años el secretario general de la CGT era asesinado
Asesinato de Rucci

Cuarenta y cuatro años después del asesinato de José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT y alfil del general Juan Domingo Perón, Infobae reproduce parte del cap...

CIA

La temible Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, el mayor y más poderoso servicio de espionaje del mundo, cumple este lunes setenta años de misiones ultrasecretas que...

Ultima ejecución con guillotina

Hace 40 años, el macabro símbolo francés se usó por última vez. Fue también el final del singular linaje del "Señor de París"....

NOS ESCRIBEN