Buscar

La Filarmónica de Viena celebra sus "primeros" 175 años de vida

Cada 1° de enero, unos 50 millones de espectadores de más de 90 países coinciden frente al televisor para disfrutar del concierto anual más famoso del mundo. Lo interpretan los músicos de la Orquesta Filarmónica de Viena desde la Sala Dorada de la Musikverein, la última vez bajo la batuta del venezolano Gustavo Dudamel. Hoy, la reputada orquesta celebra 175 años de vida, y lo hace más demandada que nunca: sólo este mes de marzo contaron con más de diez citas en su agenda, de Estados Unidos a Alemania, Francia y, por supuesto, Viena.

La andadura de la Filarmónica comenzó el 28 de marzo de 1842, con la dirección del compositor alemán Otto Nicolai y con músicos de todos los países que por aquel entonces pertenecían a la corona austríaca. Sin embargo, para que se uniera a sus filas la primera mujer, la arpista Anna Lelkes, hubo que esperar que pasaran 155 años. Y aún hoy la paridad es una utopía: actualmente sólo 11 de sus 142 miembros son mujeres.
 
En cuanto a la dirección musical, los filarmónicos apuestan por el cambio. Hace décadas que trabajan exclusivamente con directores invitados, grandes de la batuta como Gustav Mahler o Wilhelm Furtwängler. Richard Strauss dijo en una ocasión que "alabar a los músicos de la Filarmónica es como llevar violines a Viena". Entre los directores que más impronta dejaron figura además Herbert von Karajan.
 
El pasado enero, Dudamel hizo historia al convertirse con tan sólo 35 años en el director más joven al frente de la formación. Pero aunque insufló aire fresco al tradicional Concierto de Año Nuevo, tampoco puede decirse que fuera demasiado osado. Y es que los filarmónicos valoran mucho la tradición y el algo apolillado encanto de su orquesta. En 2018, por quinta vez, el 1° de enero tomará la batuta Riccardo Muti.
 
El éxito de la Filarmónica de Viena les da la razón: al año interpretan 120 conciertos, entre ellos de dos a tres giras internacionales, además de 280 presentaciones en la Opera Estatal de Viena. Valoran mucho su proyección internacional y cada palabra que comunican está cuidadosamente pensada.
 
Quienes quieran conseguir un abono para sus conciertos tienen que esperar hasta 12 años. Además, cada solicitante debe repetir anualmente su petición por carta. "Nos parece muy bonito que haya que esforzarse para lograrlo, y la gente lo hace", dijo el presidente de la junta directiva, Andreas Grossbauer, al semanario Falter.
 
No obstante, los músicos también ofrecen actuaciones menos elitistas, como los conciertos gratuitos de las noches de verano junto al palacio de Schönbrunn. Y a través de la iniciativa "contraseña: clásica", los estudiantes pueden participar en sus ensayos.
 
La relación de los filarmónicos con la Opera Estatal de Viena es indivisible, aunque sorprendentemente no contaran con ellos en la reciente elección de su nuevo director, Bogdan Roscic. "Esperamos que el exitoso rumbo actual continúe", dijo diplomáticamente Grossbauer, cuya mujer organiza el famoso baile de la ópera.
 
Para entrar a formar parte de la Filarmónica primero hay que hacer una prueba para la orquesta de la Òpera Estatal y, después, tocar tres años con ésta. El filarmónico más veterano es el violinista Josef Hell, que se encuentra en la orquesta desde 1978. A lo largo de la historia, ha habido 36 casos de padre e hijo en sus filas, e incluso un nieto. Actualmente, Heinrich Koll y su hija Patricia comparten escenario.
 
Como asociación privada, la Filarmónica de Viena no goza de financiación pública y tampoco ofrece datos sobre su facturación o beneficios. No obstante, según afirman, su situación económica es estable.
 
Uno de los capítulos más oscuros de su historia se destapó en 2013, después de que durante mucho tiempo la formación fue criticada por su papel durante el nazismo. Ya antes de la anexión de Austria a la Alemania de Hitler, en 1938, los nazis habían preparado una lista de los músicos judíos que debían ser descartados de la orquesta. En 1942, 60 de sus 123 integrantes eran miembros del Partido Nazi, una cifra especialmente elevada en comparación con otras instituciones y con el conjunto de la población, según apuntaron historiadores independientes. "Hacía tiempo" que tenían pendiente una mirada crítica desde fuera, dijo el entonces presidente de su junta directiva, Clemens Hellsberg.
 
por Sandra Walder
Fuente: 

Diario La Nación 27/3/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Durante la primera guerra mundial, un grupo de médicos argentinos crearon y trabajaron en un hospital, en Par...

MIRANDO HACIA ATRAS
A 65 años de su muerte
Museo Evita

Son siete figuras, representativas de momentos emblemáticos de la vida de Eva Duarte de Perón (Los Toldos, 1919 – Buenos Aires, 1952): expuestos detrás de una vitrina...

René Favaloro

La técnica que cambió para siempre la cardiología es obra de un cirujano argentino de origen humilde que dio su vida por la profesión. El 9 de mayo de 1967, hace poco m...

la Ciudad y el Conurbano quedaron totalmente blancos
Nieve en Buenos Aires

Hoy se cumplen diez años de la histórica nevada en Capital y Gran Buenos Aires. Ocurrió el lunes 9 de julio de 2007, debido un fenómeno climático poco usual en...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN