Buscar

LOS TRIPULANTES ESTARIAN A BORDO

Hallan un submarino alemán de la Primera Guerra

El aparato está frente a la costa belga, a 30 metros de profundidad. Y tiene todas las escotillas cerradas. Un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial fue descubierto hoy en el mar del Norte, hundido frente a la costa de la ciudad belga de Ostende. Se trata de un submarino de tipo UB-2 que habría formado parte de la Flotilla de Flandes, uno de los grupos de naves utilizadas por Alemania para la guerra submarina que operó frente a las costas belga durante el conflicto.

 
Es el undécimo submarino localizado en el mar del Norte perteneciente a esta flotilla, que contaba con 19 submarinos de los que se hundieron 15, y sería el ejemplar mejor conservado hasta el momento, según las autoridades.
 
La embarcación fue detectada este verano boreal por escáneres marinos y hoy se confirmó que era un submarino alemán. Mide 27 metros de largo y 6 de ancho y yace en el fondo marino apoyada sobre la parte de la cabina de pilotaje.
 
El submarino está prácticamente intacto, ya que solo falta una parte de la proa y los tubos lanzatorpedos siguen desplegados. Todas las escotillas están cerradas, lo que indica que la embarcación no fue nunca descubierta y que los cuerpos de los 23 miembros de su tripulación aún se encuentran en el interior, según los expertos citados por medios belgas.
 
"El submarino está casi intacto, todo está todavía cerrado", dijo a la agencia de noticias AFP Jan Mees, director del Instituto Flamenco del Mar (VLIZ). En una conferencia de prensa llevada a cabo en ese instituto, Thomas Termote, un apasionado de la arqueología marina, contó hoy que halló la nave durante el verano.
 
Según las primeras observaciones del buceador, el buen estado del casco, situado a unos 30 metros de profundidad frente a la costa de la localidad belga de Ostende, parece indicar que los cuerpos de los 23 miembros de la tripulación están todavía en el interior.
 
A bordo, según los investigadores, "había 22 miembros de la tripulación y un comandante", declaró el gobernador de la provincia de Flandes Occidental, Carl Decaluwé, citado por el diario flamenco De Standaard.
 
Aunque se desconocen las causas del hundimiento, los daños en la proa llevan a los expertos a pensar que el submarino pudo chocar con una mina.
 
Los expertos aún deben determinar el modelo concreto de submarino UB-2, y ya se ha solicitado la lista de tripulación para identificar a los marineros que viajaban a bordo.
 
Las autoridades belgas han informado también del descubrimiento a la embajada alemana.
Fuente: 

clarin.com 19/9/2017

Informacion Adicional: 

 Una misión irá al fondo del mar para identificar al submarino fantasma

Buscan saber quiénes son los 23 marineros cuyos cuerpos están  adentro hace 100 años, frente a Bélgica.
 
El submarino alemán de la Primera Guerra Mundial descubierto a 30 metros de profundidad frente a la ciudad belga de Ostende podría quedarse en el mar “como un cementerio para los marineros” que previsiblemente siguen en su interior un siglo después de que el navío se hundiera.
 
 
El submarino, de la clase “UB-II”, se encuentra en relativo buen estado, sus escotillas cerradas y su casco intacto excepto en la proa, donde habría recibido el impacto de una mina submarina que lo envió al fondo del mar. Su estado hace que los investigadores consideren muy probable que los cadáveres de su tripulación -22 marineros y un comandante sigan en su interior.
 
El gobernador de la región Flandes Occidental, Carl Decaluwé, había dicho el martes que se habían puesto en contacto con el gobierno alemán a través de su embajada en Bruselas para pedirle una lista con la tripulación del submarino con el fin de poder identificar los cuerpos.
 
Pero el plan parece haber cambiado. Bélgica planea ahora hacer una inmersión para “limpiar” el casco del submarino y poder leer su número de identificación. Ese dato permitirá que el servicio especializado de archivos en Alemania, que cuenta con un registro de todos los submarinos desaparecidos, pueda identificar a la tripulación.
 
Pero el experto que descubrió el submarino, Tomas Termote, un apasionado de la arqueología marina, considera que “si los alemanes quieren recuperar los cuerpos es posible, pero improbable” y que lo habitual es considerar los restos, “casi imposibles de reflotar, como un cementerio para los marineros”.
 
Termote dijo que el descubrimiento del submarino es extraordinario porque “pensábamos que ya se habían descubierto todos los grandes restos. Es una sorpresa total”. Bélgica sigue sin indicar la localización exacta del submarino para impedir la visita de curiosos o robos.
 
Una misión irá al fondo del mar para identificar al submarino fantasma
Así está el submarino alemán de la primera guerra hundido en el fondo del mar, frente a las costas de Bélgica. (Reuters)
 
Jan Mees, director del Instituto Flamenco del Mar, dijo que el submarino está sobre el fondo marino apoyado en un ángulo de 45 grados “casi intacto y todo está todavía cerrado”, precisó.
 
La zona del mar del Norte frente a la costa belga fue escenario de combates durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918). La “Flandern Flotille”, el grupo de submarinos alemanes con sede en la ciudad belga de Brujas (desde la que salía a mar abierto a través de canales) contaba con 19 submarinos de los cuales 15 terminaron hundidos.
 
En total, Alemania perdió en el Canal de la Mancha 70 de sus 93 submarinos y 1.200 hombres durante los cuatro años de la Primera Guerra Mundial. Para acabar con la actividad de la flotilla alemana con base en Brujas, el Reino Unido hundió en la entrada del canal de Zeebrugge varios de sus buques de guerra.
 
La misión de esos submarinos era perturbar el tráfico marítimo en el Canal de la Mancha hundiendo buques militares enemigos y mercantes para intentar aislar al Reino Unido del continente, pero su estrategia no funcionó. Al contrario, la Armada británica sí consiguió bloquear casi en su totalidad el tráfico hacia los puertos alemanes del Mar del Norte.
 
El submarino ahora encontrado es el undécimo que se halla en aguas belgas y el de mayor eslora (un poco más de 27 metros).
 
Desde 2015 se sospechaba de la presencia de un buque hundido en esa zona después de que fuera detectado por el sonar de un buque de investigación oceanográfica.
 
El descubrimiento de un submarino hundido hace un siglo y en buenas condiciones es un acontecimiento poco común. El último submarino alemán de la Primera Guerra Mundial, un “UB-II” también, fue encontrado en 2013 cerca de la costa de la ciudad inglesa de Kent. Destrozado y vacío.
 
El “UB-II” era la elite de los submarinos alemanes de la primera conflagración militar mundial. Derivados del modelo “UB-I” y con 270 toneladas de peso en superficie, era el más rápido de la época, tardaba menos de un minuto en sumergirse y lanzaba torpedos de 50 centímetros de diámetro. Una máquina que no consiguió variar el rumbo de la guerra pero trastocó en muchas ocasiones los planes británicos.
 
por Idafe Martin
Diario Clarín 21/9/2017
LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Cuando se declaró la independencia en Tucumán en 1816, el acta original fue enviada al gobierno de...

MIRANDO HACIA ATRAS
lluis Companys

España está a la tensa espera del mensaje del presidente regional, Carles Puigdemont, quien podría realizar una declaración unilateral de independencia. Hace 83 a...

A 70 años de la masacre de Rincón Bomba, los pilagá reclaman justicia
Masacre de Rincón Bomba

El 10 de octubre de 1947, Gendarmería cometió una matanza en las comunidades indígenas de Formosa. El recuerdo sobrevivió en la región, pero el Estado nunca pidi...

Operación Primicia

El soldado Hermindo Luna, un criollo de 21 años nacido y criado en el campo formoseño, está sentado en un sillón con su fusil sobre las piernas; tiene la misión...

NOS ESCRIBEN