Buscar

lugar historico

Está en venta la casa del virrey Liniers

Declarada monumento histórico nacional en 1942, la propiedad, construida a fines del siglo XVIII por la familia Sarratea, emparentada con Santiago de Liniers, estuvo a punto de ser comprada por el gobierno de la ciudad, que avanzó hasta principios de este año en la negociación. Pero la operación se diluyó por "falta de presupuesto", dadas las restricciones que alcanzan a todo el gobierno. Así lo confirmaron fuentes oficiales inobjetables y voceros de la Editorial Estrada, dueña de la propiedad.

La casa se encuentra en Venezuela 469, en San Telmo.

LA NACION intentó comunicarse sin éxito con el jefe de Gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien está convaleciente de una intervención quirúrgica. Desde Chile, el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, confirmó que "la voluntad del gobierno porteño sigue siendo comprar la casa. Pero este año no disponemos de los recursos". Una tasación hace dos años fijó el precio de la compra en US$ 2,5 millones.

En diálogo con LA NACION, la directora de Patrimonio y del Instituto Histórico, Liliana Barela, confirmó el interés del gobierno porteño por comprar la propiedad. "En 2006 y 2007 desarrollamos un programa vinculado con la Reconquista y la Defensa de Buenos Aires. Cuando supimos que la casa estaba en venta, le propuse a Lombardi que viéramos el lugar. De inmediato, el ministro comprendió la importancia de comprarla."

Ideal para el Bicentenario
En principio, el proyecto del gobierno porteño era adquirir la casa para trasladar allí las áreas de Patrimonio, el Archivo Histórico y el Instituto Histórico, que están distribuidas en distintos edificios. "Por sus dimensiones ?3000 m²?, el inmueble, que tiene una entrada por la calle Venezuela y otra por Defensa (Editorial Estrada), brinda la posibilidad de trasladar esas áreas y, además, abrir nuestra Biblioteca para que se exhiban y se vendan las publicaciones que hacemos."

Para la funcionaria, la casa es el mejor escenario para desarrollar actividades por el Bicentenario.

En diálogo con LA NACION, camino a Entre Ríos, Tomás Estrada, accionista minoritario de la editorial, dijo: "La municipalidad nos dijo que no, pero conserva una opción de compra. Nuestro deseo es que la compre el gobierno porteño, porque sería así patrimonio de todos los habitantes de la ciudad". Estrada confirmó que la casa "no está en venta a terceros".

La aclaración vino a cuento de un correo electrónico que el Instituto Histórico Santiago de Liniers hizo circular esta semana en relación con la venta del inmueble. En la casa no quedan objetos ni documentos pertenecientes a Liniers, dado que, por razones de seguridad, la familia Estrada los ha trasladado. Pero hay muebles que pertenecieron a la familia Sarratea.

El 26 de agosto de 2010 se cumplirán dos siglos del fusilamiento del héroe de la Reconquista y la Defensa de Buenos Aires contra los ingleses. En esa casa histórica se firmó la capitulación de William Carr Beresford, comandante de las tropas inglesas, en presencia de Liniers, en 1807.

La Revolución de Mayo de 1810 tuvo consecuencias fatales para "el último conde de Buenos Aires", según contó anoche, desde Madrid, el escritor argentino Horacio Vázquez Rial, un historiador apasionado que conoce detalles deslumbrantes de la vida de Liniers. Por ejemplo, que "nunca tuvo un duro (una moneda)".

Dice Vázquez Rial que "Liniers es el gran olvidado de la Revolución. Cuando, en el documento del plan secreto de la Junta, Moreno dijo que había que matar a los enemigos, al único que le puso nombre fue a Santiago de Liniers. El mito de Mayo se parece mucho a la Revolución Francesa, porque había que construirlo contra alguien".

Quién fue Santiago de Liniers:

Santiago de Liniers y Bremond, Caballero de la Orden de San Juan, Caballero de la Orden de Malta, Capitán de navío de la Real Armada, Comandante General de Armas de Buenos Aires y Virrey del Río de la Plata, nació en la ciudad francesa de Niort el 25 de Julio de 1753. Hijo de Jaeques de Liniers, oficial de la rnarina gala, y de Enriqueta de Bremond, ingresó en la Orden de Malta como paje del Gran Maestre Manuel Pinto de Fonseca, después de cursar estudios con los padres del convento del Oratorio. Durante tres años permaneció en la escuela militar de dicha Orden, hasta egresar, en 1768, a los 15 años, con la cruz de Caballero.

En Francia ingresó en el regimiento de Royal-Piémont, llegando a Subteniente de caballería, pero en 1774 solicitó la bajá en Carcassonne, para ir hacia Cartagena, donde se alistó como voluntario en una de las cruzadas contra los moros argelinos. En esa oportunidad sirvió como edecán del príncipe de Rohan. Su rutilante foja de servicios será, en el futuro, comentario de Buenos Aires, debido a que lo rodea de un halo de romanticismo y aventura. Al concluir la campaña en Africa, rindió examen de guardia-marina y no tardó en ascender a alférez. En 1775 se embarcó con la expedición de Pedro de Cevallos, y a las órdenes de ése participó en la ocupación de la isla de Santa Catalina y en el ataque a la Colonia del Sacramento. luego, entre 1779 y 1781, fue oficial del navío San Vicente, un barco de la escuadra franco-hispana que luchó contra la flota inglesa, Se encontró más tarde en el sitio de Mahón y en la conquista de Menorca, y fue ascendido, por su actuación en estos encuentros, a Teniente de navío. En el sitio de Gibraltar actuó como segundo jefe de la batería flotante Talla Piedra, campaña en la que poco después, como Comandante del Fincastle, se apoderó del barco corsario Elisa, de origen inglés. Este nuevo hecho le valió las insignias de Capitán de Fragata.

En 1788 fue enviado al Río de la Plata para, organizar una flotilla de cañoneras. Llevó consigo a su hijo Luis y a su primera esposa, Juana de Menviel, con quien había contraído enlace en Málaga. Pero ella murió en Marzo de 1790 y Liniers volvió a casarse, esta vez en Buenos Aires, con María Martina Sarratea, hija de Martín de Sarratea.

Luego de dirigir la fortificación de la plaza de Montevideo, en 1796, como Jefe de la escuadrilla española, obtuvo el grado de Capitán de Navío. En 1803 el Virrey Joaquín del Pino lo nombró Gobernador de Misiones, y hacia allí se trasladó Liniers para hacer, además, un estudio político y científico de la región, cuyas conclusiones volcó en Junio de 1804 en un estudio especial. En el viaje de regreso a Buenos Aires murió su esposa María Martina, y al arribar a la Capital, el Virrey Rafael de Sobremonte le encargó la defensa de la Ensenada de Barragán. Allí fue sorprendido por la primera invasión inglesa, en 1806. Su actuación en la Reconquista y posterior Defensa de Buenos Aires representa el máximo galardón en la biografía de caudillo, que fue premiado con el cargo de Virrey del Río de la Plata.

Los sucesos del 19 de Enero de 1809, no obstante, concluyeron con su alojamiento del puesto, que ocupó Baltasar Hidalgo de Cisneros. Por entonces Liniers proyectaba viajar a España, aspiración que venía postergando desde hacía años. Mientras esperaba la autorización para trasladarse a la Península se dirigió a Alta Gracia, Córdoba, donde adquirió una estancia que perteneció a los jesuitas, estableciendo allí su vivienda. En uno de los frecuentes viajes que realizaba a la ciudad de Córdoba tuvo noticias de la Revolución del 25 de Mayo de 1810.

Su oposición al proceso porteño y la jefatura del movimiento contrarrevolucionario acabaron con su vida, el 26 de Agosto de ese mismo año.
 

Fuente: 

Diario La Nación 3/9/09
Historiadelpais.com.ar

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La trágica historia de la familia Lugones: el poeta, su hijo Polo y su nieta Pirí. 

MIRANDO HACIA ATRAS
Marcelo T. de Alvear

Hoy se cumplen 75 años del fallecimiento de Marcelo T. de Alvear, un ciudadano que ejerció en plenitud su compromiso con el país y con los ideales republicanos y democr...

400 aniversario
Estatua de Pocahontas en Jamestown

Este 21 de marzo se cumplen 400 años de la muerte en Inglaterra de la joven que Disney llevó a la gran pantalla y que en realidad tuvo gran importancia en el pasado colonial de EE.UU...

hace 70 años cerraba por decreto de Perón la colonia penal de Ushuaia
Penal de Ushuaia

Con una idea del presidente Julio Roca, y construida por José Uriburu en 1896, la cárcel de Ushuaia llegó a tener una población de más de medio millar de presos...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN