Buscar

represion ilegal en los 70

El "Tigre" Acosta dijo a la justicia que Walsh "se suicidó" en un tiroteo

Afirmó que era "suicida" enfrentar a su grupo con una 22 y que tenía una pastilla de cianuro.

El periodista y escritor aún desaparecido, Rodolfo Walsh

Rodolfo Walsh estaba dispuesto a morir, sí o sí. Era suicida llevar (sólo) una pistola calibre 22 para enfrentar al armamento de guerra que mi Grupo de Tareas tenía a disposición". La afirmación está escrita a mano y corresponde al represor Jorge "Tigre" Acosta. Para sostener su teoría del suicidio, dijo que recibió información sobre "vestigios de la pastilla de cianuro" que habrían encontrado en el cuerpo de Walsh. Para el ex represor estos elementos "no dejan duda alguna de su intención de no permitir su detención con vida".

Sin embargo, el relato de Ricardo Coquet, un sobreviviente de la última dictadura militar, contó que el ex policía Ernesto "220" Weber, narraba cómo acribillaron al periodista Rodolfo Walsh el 25 de marzo de 1977. "Lo bajamos a Walsh. El hijo de puta se parapetó detrás de un árbol y se defendía con una 22. Lo cagamos a tiros y no se caía el hijo de puta" afirmó Coquet que decía Weber en la ESMA. Hoy ese asesinato es entendido por Acosta como un suicidio.

La carta manuscrita fue presentada ayer ante el Tribunal Oral Federal Cinco a cargo del juicio público por la desaparición del periodista y las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet. Además de Acosta, otros 17 miembros del grupo de tareas 3.3.2 que operó en la ESMA, son juzgados por 85 casos de delitos contra la humanidad.

El Tigre Acosta, en la actualidad

A Walsh lo mataron al otro día de publicar una Carta Abierta a la Junta Militar. Esa misma carta que la semana pasada levantó el aplauso cerrado de los presentes en el juicio a los represores de la ESMA y la desidia de Acosta, quien dijo haberse sentido "intimidado".

Para el ex jefe del grupo de tareas, esa carta "es un documento pero también un arma de la guerra civil revolucionaria terrorista" y la admiración que aún hoy genera su lectura, un indicador de que "la guerra no terminó".

Según su visión de la realidad, fueron "las acciones terroristas" de Montoneros las que "desataron la guerra civil revolucionaria de los años 70 y en la cual debieron terciar las fuerzas uniformadas para restablecer la paz". Walsh fue miembro de la agrupación Montoneros y para Acosta, "de no haberse suicidado estaría declarando como testigo en mi contra", puesto que lo consideró "un importantísimo miembro de la organización".

Lejos de mostrar arrepentimiento o negar su participación en el secuestro ilegal y tortura de personas en la última dictadura, Acosta afirmó: "Está suficientemente probado que yo he sido el jefe de inteligencia de la UT 3.3.2 desde enero de 1977 y por ello he participado en la guerra fraticida que no inicié ni definí en su contenido".

Walsh era un símbolo de la lucha revolucionaria de los años 70 y también lo fue su captura. Tanto, que el cuerpo destrozado a balazos fue llevado a la ESMA y expuesto ante sus compañeros detenidos como un trofeo de guerra. El cuerpo desbastado de Walsh era una demostración de poder.

Lejos de las interpretaciones de Acosta, quienes investigaron la muerte del fundador de la Agencia Prensa Latina en Cuba, sostuvieron siempre, que el día en que lo asesinaron, Walsh despachó en un buzón de la Estación Constitución, de Capital Federal, varias copias de su célebre texto de denuncia y luego concurrió a la esquina de las avenidas San Juan y Entre Ríos para encontrarse allí con un compañero suyo de Montoneros, que habría delatado a los marinos esa cita. La emboscada se concretó, pero el objetivo de los oficiales no se alcanzó. Querían a Walsh con vida y este resistió con una 22.

 

Fuente: 

Diario Clarín 27/2/2010

Informacion Adicional: 

Quién fue Rodolfo Walsh:

Nació en Choele-Choel, Río Negro, en 1927. En 1937 fue internado en un colegio irlandés para huérfanos y pobres de Moreno. A partir de 1944 trabajó como corrector de pruebas, traductor y antólogo en la editorial Hachette, y en 1951 ingresó en el periodismo.

Trabajó en las revistas Leoplán y Vea y Lea durante los años cincuenta. En 1959 participó en la fundación de la agencia de noticias Prensa Latina en Cuba. Su labor periodística continuó en Panorama y Primera Plana, en el semanario CGT (desde 1968 hasta 1970, aunque los últimos números aparecieron en forma clandestina, luego de la detención de Raimundo Ongaro y el allanamiento de la CGTA en 1969), en el Semanario Villero (1970-1973) y el diario Noticias, clausurado en 1974.

En 1976 organizó ANCLA (Agencia Clandestina de Noticias). Desde el 25 de marzo de 1977 su nombre integra la lista de desaparecidos durante la dictadura militar.

Obra publicada:
1953 - Variaciones en rojo (Premio Municipal)
1957 - Operación Masacre
1965 - La Granada y La Batalla
1965 - Los oficios terrestres
1967 - Un kilo de oro
1969 - ¿Quién mató a Rosendo?
1973 - Un oscuro día de justicia
1973 - Caso Satanowsky
1985 - Walsh y la prensa clandestina (recopilación de H. Verbitsky)
1987 - Cuentos para tahúres y otros relatos policiales
1995 - El violento oficio de escribir. Obra periodística 1953-1977

 

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El origen de la etnia mapuche, en El Ojo de la Tormenta, FM Latina 101.1 de lunes a viernes de 16 a 18 horas, con la...

MIRANDO HACIA ATRAS
Música, rebelión y cobardía en la URSS
Dmitri Shostakovich

Tras haber maniobrado entre la popularidad dentro y fuera de su país y la tensa y por momentos peligrosa relación con el Partido Comunista, el artista falleció el 9 de agosto...

Juan Manuel Fangio

Juan Manuel Fangio fue el mejor representante argentino en la Fórmula 1. Allí logró cinco títulos mundiales, un récord que solo quebró Michael Schumacher...

El 30 de julio de 1977, logró en Mónaco el épico éxito ante Rodrigo Valdez, en su última pelea
Carlos Monzón

La espuma del champagne francés golpeaba contra el techo del vestuario y caía como una fina lluvia. A nadie le importaba. Todo era válido para festejar lo que un cross de...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN