Buscar

escribe su chozno

El recuerdo a Antonio Beruti, protagonista del 25 de Mayo

Todo comenzó cuando la directora del Jardín de Infantes 901 "Antonio Luis Beruti"  de San Pedro se comunicó con Días de Historia solicitando datos para ubicar a descendientes del prócer a fin de invitarlo al aniversario 56 de la institución. Días de Historia ubicó a su chozno, Antonio Beruti, quien aceptó la invitación. A continuación, una semblanza de uno de los protagonista de Mayo.

El Sr. Antonio Luis Beruti nació en la Ciudad de Buenos Aires, el día 2 de septiembre del año 1772. Estudió en España, donde se recibió de abogado en la Universidad de Salamanca; pero más atraído por el ejercicio de las armas, ingresó en el batallón de Guardias de Corps, en la cual los soldados tenían categoría de oficiales, de allí que se explica que en 1810, a la edad de 38 años, Beruti figure en Buenos Aires como Coronel del Ejército.
Se muestra sensible y entusiasta por el clima de liberalismo que trasciende a todos los planos de la cultura, define su acción como paladín de las nuevas ideas, y escoge para realizarlas el campo de la patria misma.
Regresa a Buenos Aires en el año 1809, formando parte del grupo que Mitre designa como de "Iluminados Soñadores" que luchan por la libertad, junto a : Belgrano, Castelli, Vieytes, Rodriguez Peña, Saavedra, French, Donado y tantos otros.
El proyecto de una ruptura definitiva con España, y la organización de un estado independiente en América era el tema dominante, pero la cuestión residía en alcanzarlo por los medios más viables, evitando en lo posible la revolución violenta para lo cual no se contaba con número seguro ni recursos de fuerza.
 

La intervención de Beruti en la redacción de la nómina de la Primera Junta, es aseverada por Guido al evocar la célebre reunión en la casa de Rodriguez Peña. "Desde luego -dice- volvieron todos a ocuparse de los candidatos para la Junta que debía sustituir a la elegida por el Cabildo, y cuando parecía agotada la esperanza de poder concretar, Don Antonio Luis Beruti pidió se le pasase papel y tintero y, como inspirado de lo alto, trazó sin vacilar los nombres de los miembros que compusieron la Primera Junta; enseguida, leyendo la lista por él confeccionada dirigióse a sus colegas diciendo: He aquí señores los nombres de los que necesitamos."
El 27 de Junio de 1810 la Junta lo nombra miembro de la Plana Mayor del Ejército, y en septiembre es designado Teniente Coronel del Regimiento de Infantería de América.
En el año 1812 es nombrado Tte.Gobernador de Santa Fé, y, al año siguiente lo fué en Tucumán. Al iniciarse el año 1816 revista en el Estado Mayor, donde al asumir el gobierno nacional Don Juan Martín de Pueyrredón, lo designa Ministro de Guerra. El 30 de agosto del mismo año, solicita al Director Pueyrredón su traslado a Mendoza para ponerse a las órdenes del General San Martín, incorporándose a su cuerpo de oficiales como Coronel Inspector del Ejército de los Andes.
Su acción decidida y eficaz en la batalla de Chacabuco merece una mención especial del General en Jefe, quien lo menciona entre sus principales colaboradores y, poco después lo distingue con medalla de oro.
Instalado en Mendoza, se casa con Doña Mercedes Ortiz, cuyo nombre aparece ligado a los de las damas que, en Mendoza, donaron parte de sus joyas para contribuir a los gastos de la expedición Libertadora.
Revista en el ejército hasta el año 1823, dándosele la baja el primero de enero de ese año. Se incorpora a la actividad civil en Mendoza ocupando cargos en la legislatura y como ministro de gobierno del General Lamadrid. El 24 de septiembre de 1841 este general es derrotado en la batalla de Rodeo del Medio por las fuerzas del General Pacheco, quien toma preso a Beruti. Quizás la memoria de su actuación en los días de Mayo, sus servicios en la guerra de la independencia y posiblemente lo avanzado de su edad, contribuyeron a atraer sobre su persona la excepcional clemencia del General Pacheco quien le restituyó su libertad.
La enfermedad, las amarguras de la derrota y las heridas recibidas quebrantaron su vigor. Su corazón dejó de funcionar. Como otros héroes de la libertad murió oculto para evitar ultrajes pero "asistido  del 19 de noviembre con absolución y unción" según reza la constancia eclesiástica del 19 de noviembre de 1841, que se guarda en los archivos del templo de San Nicolás.
Sus restos reposan, casi ignorados, bajo las ruinas del Convento de San Francisco, con los de otros guerreros que terminaron sus vidas en el suelo mendocino.

por Antonio Luis Beruti, chozno.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El caballo Malacara, y la sorprendente historia que protagonizó en plena colonización galesa de la...

MIRANDO HACIA ATRAS
Roberto Fontanarrosa

Originales, libros y cartas que el dibujante argentino se mandaba con Les Luthiers o Quino se exponen en el museo de la Biblioteca Nacional; la muestra respeta la organización de su estudio...

A 65 años de su muerte
Museo Evita

Son siete figuras, representativas de momentos emblemáticos de la vida de Eva Duarte de Perón (Los Toldos, 1919 – Buenos Aires, 1952): expuestos detrás de una vitrina...

René Favaloro

La técnica que cambió para siempre la cardiología es obra de un cirujano argentino de origen humilde que dio su vida por la profesión. El 9 de mayo de 1967, hace poco m...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN