Buscar

espionaje

El periodista que descubrió que su papá era un espía inglés

Conocido como editor, Tom Burns trabajó para Gran Bretaña durante el franquismo. Su hijo releva la historia en un libro.

España está devastada por la guerra civil en 1939 y casi inmediatamente, Madrid se convierte en un lugar clave para el espionaje y los enfrentamientos al comenzar la Segunda Guerra Mundial. Los británicos se quedan solos cuando cae Francia: el objetivo de Churchill es impedir que el dictador Francisco Franco abandone la neutralidad, se ponga a favor de la Alemania nazi y permita que se realice la operación de Hitler para apoderarse de Gibraltar, la llave del Mediterráneo occidental.
Es una lucha sorda, feroz entre los agentes de uno y otro bando y los españoles están divididos entre monárquicos, republicanos, pronazis y anglófilos.

Este es el escenario adonde llega un joven perteneciente a las elites del catolicismo inglés, Tom Burns, simpatizante franquista pero decidido a cumplir con las órdenes de agotar los medios de propaganda y los contactos para consolidar la neutralidad española. Es el nuevo primer secretario de la embajada británica, ostensiblemente jefe de prensa pero en misión propagandística y, también, de colaboración con el espionaje británico.

"Cuando llegó tenía dos colaboradores que crecieron hasta superar los 200", explica a Clarín su hijo Jimmy Burns Marañón, un periodista anglo hispano de prestigio que vivía obsesionado por determinar la auténtica identidad de su padre. Después de cinco años de investigaciones, el resultado es Papa Espía, (editado por Debate) una historia sobre "la amistad, el amor, la traición y una misión secreta en España" que ayer se presentó en Madrid.

En Papa espía, el talento de Burns para la investigación y la narración llegan a sus mejores momentos. "Mi padre era, para mí, un héroe misterioso que viajaba mucho. Un día, cuando tenía siete años, cuando papá estaba de viaje me metí en su estudio y hurgué en los cajones. Encontré una pistola Mauser alemana y una cámara Minox, que después se identificó con los trabajos de los espías".

"Había una parte de su vida de la que nunca hablaba. Yo sabía que nunca había sido soldado como le sucedía a mis amigos y compañeros de escuela. Eso me llevó a esta investigación de cinco años donde descubrí que realmente su trabajo en la embajada británica en Madrid era una cobertura para un trabajo de propaganda encubierta y de inteligencia", añade Burns.

La investigación de Burns le permitió tener acceso a los dossier de los servicios secretos británicos sobre su padre. Allí apareció su participación en operaciones de espionaje, la más importante de las cuales fue la de hacer fracasar el complot nazi para secuestrar al duque y la duquesa de Windsor. Le tocó a Tom Burns llevar a los Windsor a Lisboa y de allí a las Bermudas.

Burns también encontró un informe de la policía española donde identifican a su padre como el jefe del espionaje británico en España. Pero sus peores enemigos estaban en Londres.

El grupo de traidores encabezado por Kim Philby, que moriría como general de la KGB, hacen lo posible para desprestigiarlo aprovechando sus simpatías franquistas para alentar las sospechas de que era un agente nazi. Con todo, el jefe del espionaje británico respaldo por completo a Tom Burns destacando el gran valor de sus informes.

 

Fuente: 

Diario Clarín 25/2/2010

Informacion Adicional: 

Quién es Jimmy Burns:

Nació en Madrid en 1953 y estudió en Stonyhurst College (Lancashire) y en el London School of Economics. Fue corresponsal de The Economist y The Observer y trabajó como periodista en Yorkshire Television y en la BBC. En 1990, recibió el premio al Periodista del Año por su labor como corresponsal extranjero y miembro del staff permanente del Financial Times. Actualmente integra la unidad de investigación de dicho diario, ganadora del Premio Nacional de la Prensa por su cobertura de los casos más resonantes del mundo de los negocios y la política internacional.

Ha publicado The land that lost its Heroes (La tierra que perdió a sus héroes) -una ambiciosa obra de no-ficción acerca de la Argentina con la que obtuvo el Premio Somerset Maugham-, Beyond the Silver River y Spain: A literary Companion.

En 1997, editó La mano de Dios. La vida de Diego Maradona, Editorial Planeta, 1997.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El Hotel de Inmigrantes y los primeros días en el país de los que llegaban a "hacerse la Am...

MIRANDO HACIA ATRAS
John Kennedy

JFK encarnó la imagen de un líder lúcido y visionario. En su mandato, EE.UU. plasmó su sueño americano. Y hoy recuerda a su presidente más popular.  ...

Guerra de los Seis Días

Dos semanas antes de que se cumpla el 50º aniversario del conflicto con los países árabes que cambió los mapas de Oriente Próximo, Israel ha desclasificado las...

Juan Rulfo

Ganó su prestigio con sólo dos libros. Mostró las contradicciones de su país con una lengua única y climas de ensueño.

Nacido en un la ciudad de...
NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN