Buscar

El encuentro emotivo entre los hijos de caídos de la Guerra de Vietnam

En Washington D.C. se estrenó un documental sobre personas que perdieron a sus padres en la Guerra de Vietnam. La película es parte del Proyecto 2 Lados (2 Sides Project), una empresa fundada hace dos años por Margot Carlson Delogne, cuyo padre murió durante la guerra.

 
Vu Ngoc Xiem en el Memorial de Vietnam: el Proyecto 2 Lados muestra a hombres y mujeres que perdieron a sus padres en ambos bandos de la guerra (Foto: Evelyn Hockstein/The Washington Post)
 
La organización sin fines de lucro tiene como objetivo conectar a hombres y mujeres que perdieron a sus padres en ambos bandos. Carlson Delogne empezó a rodar en 2015, cuando viajó a Vietnam con un pequeño grupo de estadounidenses. Visitaron los sitios donde creían que habían muerto sus padres y se reunieron con vietnamitas que también quedaron huérfanos en los combates.
 
Varios de los vietnamitas que participaron en el rodaje fueron invitados a Washington para el estreno de la película. Se les unieron varios de los estadounidenses que habían viajado en 2015 y, juntos, caminaron hasta el monumento a los Veteranos de Vietnam.
 
Tras colocar una ofrenda de las flores, Vu Ngoc Xiem, un veterano de Vietnam del Norte cuyo padre murió durante la guerra, habló en nombre de los vietnamitas.
 
En una entrevista previa, Vu explicó que su padre murió en 1965 en el bombardeo del puente Ham Rong cerca de Thanh Hoa, una campaña feroz que los estadounidenses llamaron Operación Rolling Thunder.
 
Su padre, Vu Ngoc Sam, entonces de 40 años, había servido en el ejército desde los tiempos en que el enemigo eran los franceses.
 
Su padre rara vez estaba en casa, dijo, y la familia lo veía principalmente cuando pasaba por su fundo de arroz en la provincia de Nam Dinh, al sur de Hanoi, rumbo al campo de batalla.
 
Tras del ataque del puente no quedó nada de su padre, ni siquiera un cuerpo que enterrar. La familia erigió una pequeña tumba cerca de su casa y la dejó vacía.
 
La tragedia volvió a tocar a Vu hijo dos años más tarde, cuando su escuela fue blanco de aviones estadounidenses. Él se salvó porque en ese preciso momento había salido a inspeccionar los refugios antiaéreos adyacentes.
 
Las ondas del bombardeo lo levantaron por el aire y acabó tirado en un estanque. Cuando volvió en sí corrió hacia el edificio destruido y comenzó desenterrar a sus compañeros de clase.
 
Decenas de ellos y un maestro perdieron la vida.
 
La dura experiencia lo convirtió en una persona hostil, dijo, y más adelante, hacia el final del conflicto, fue corresponsal de guerra.
 
Durante la ceremonia en Washington, Vu habló de paz y curación.
 
"Somos los hijos e hijas de los mártires de la Guerra de Vietnam", dijo a través de un intérprete. "Queremos curar las heridas de la guerra: el dolor, el sacrificio y las pérdidas de ambos lados".
 
Los vietnamitas y los estadounidenses se abrazaron y lloraron, y luego el grupo fue a ver los nombres de los caídos.
 
Cuando llegaron donde estaba el nombre del padre de Ronald Reyes, quien murió en 1968 durante un operativo en Khe Sanh, el californiano de 49 años limpió la humedad de la piedra con su corbata.
 
Reyes dijo que el espíritu de su padre lo ha seguido toda su vida.
 
Carlson Delogne, la directora del proyecto, tenía dos años cuando su padre fue abatido mientras piloteaba un avión de la Fuerza Aérea el 7 de diciembre de 1966. Aunque nunca se encontró su cuerpo, hay una lápida con su nombre en el Cementerio Nacional de Arlington.
 
Delogne no recuerda nada de él. "He indagado mucho y muy intensamente en mi memoria, y no he encontrado nada", dijo en una entrevista. "A lo largo de los años les he preguntado a las personas que lo conocieron cómo era él. Nunca recibí una respuesta satisfactoria", dijo.
 
Delogne también estudió todas las cartas y cintas de audio que su padre envió al hogar. Dice que detestaba a Vietnam por haberle quitado a su padre. "Yo sentía odio por la guerra", dijo.
 
Pero su actitud comenzó a cambiar cuando conoció a otros niños de estadounidenses muertos en Vietnam y se dio cuenta de que las bombas que su padre lanzó podrían haber matado a los padres de otros, vietnamitas.
 
"Empecé a preguntarme si del otro lado había una hija como yo", dijo. Comencé a preguntarme cómo se sentía y cómo había crecido."
 
El Proyecto 2 Lados, dijo, es un intento por responder a estas preguntas.
 
por Michael E. Ruane
Fuente: 

infobae.com 7/6/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Cuando se declaró la independencia en Tucumán en 1816, el acta original fue enviada al gobierno de...

MIRANDO HACIA ATRAS
lluis Companys

España está a la tensa espera del mensaje del presidente regional, Carles Puigdemont, quien podría realizar una declaración unilateral de independencia. Hace 83 a...

A 70 años de la masacre de Rincón Bomba, los pilagá reclaman justicia
Masacre de Rincón Bomba

El 10 de octubre de 1947, Gendarmería cometió una matanza en las comunidades indígenas de Formosa. El recuerdo sobrevivió en la región, pero el Estado nunca pidi...

Operación Primicia

El soldado Hermindo Luna, un criollo de 21 años nacido y criado en el campo formoseño, está sentado en un sillón con su fusil sobre las piernas; tiene la misión...

NOS ESCRIBEN