Buscar

La revista fundada por Fèlix Luna cumple 50 años

Contar la Historia "hasta con las mentiras"

La primera vez que al escritor e historiador Félix Luna (1925-2009) se le cruzó la idea de crear una revista sobre historia argentina estaba en la ciudad suiza de Berna, frente al kiosco de diarios de una estación de tren. Fue en 1959. Allí, entre centenares de publicaciones europeas –cumplía entonces funciones temporarias como agregado cultural en ese continente-, se sintió fascinado por un ejemplar de Miror de l’Histoire, una publicación francesa ilustrada donde firmaban ilustres académicos, pero que también incluía chismes, biografías y curiosidades. Pensó que en la Argentina no existía nada semejante, sin imaginar que, menos de una década más tarde, en 1967, se decidiría a fundar en el país una revista que combinara "el saber académico con un criterio periodístico", como definió años más tarde.

Un año después de que la dictadura de Juan Carlos Onganía prohibiera la actividad política, en un país signado por las fracturas institucionales, Luna se propuso "suplir de alguna manera las inquietudes de la gente que tenía curiosidades políticas", según él mismo explicó en su última entrevista con la Revista Ñ, en 2009-. Una revista de historia que admitiera puntos de vista diversos le pareció lo más cercano al debate político, por lo que convocó a colaboradores de la más variada procedencia ideológica. Con ese espíritu nació Todo es Historia, que en mayo cumple su 50 aniversario, bajo la dirección de María Sáenz Quesada -quien asumió el cargo en 2009, tras la muerte de su fundador-.
 
"Es casi un milagro que una revista de corte intelectual perdure tanto tiempo y siga teniendo vigencia", juzga Felicitas Luna, hija de Félix, historiadora y actual editora de la revista.
 
Con más de 600 ediciones y un fondo editorial que hasta el momento suma más de 5.000 artículos de 3.400 colaboradores, Todo es Historia presentará en mayo una edición especial dedicada a repasar su propio recorrido. A su vez, concretará durante mayo y junio una serie de actividades especiales -con la participación de Natalio Botana, Felipe Pigna, Mabel Belluci, Miguel Bravo Tedín y Roberto Cortés Conde, entre otros reconocidos especialistas- que tendrán como sedes a la Feria del Libro, La Academia Nacional de Historia, el CCK y la Legislatura
El primer número de la revista.
 
porteña.
 
"La nota de tapa del N°1 estuvo dedicada a Juan Manuel de Rosas y la simbología del caudillo -detalla la editora. Eso ya de por sí era transgresor, porque los caudillos tenían una mala imagen en los años 60". En el número lanzamiento, Félix Luna definía, a su vez, el sentido que daba nombre al proyecto: “Por historia no entendemos solamente los sucesos que tienen acogida en las crónicas más o menos notorias. Historia es todo y todo es Historia. Historia no es únicamente la línea de las grandes efemérides: es también el amor y los crímenes, las modas y las costumbres, las formas de vida, las creencias, hasta las mentiras. (...) Nuestra revista será veraz y al mismo tiempo, popular”, escribió.
 
Estaba dispuesto a encontrar “una manera de contar, difundir e interpretar la vida de los argentinos a partir del relato de los hechos o procesos relevantes pero también de “las tradiciones locales, crímenes célebres, modas, tendencias, episodios tapados por la corriente”, tal como describió él mismo, con motivo de otro aniversario. Aunque en el origen no lo supiera, Todo es Historia terminaría aggiornando el tratamiento habitual de los temas históricos, mucho antes de que lo hicieran -como lo hicieron- los medios de comunicación y las universidades.
 
“La revista nació con una vocación pluralista y democrática que no admite excluidos ni una visión única sobre el pasado, y seguimos respetando ese principio”, dice Felicitas a Clarín. "No creemos en la objetividad sino en la honestidad de la búsqueda, como ha dicho Sáenz Quesada".
 
Algunas ediciones causaron furor entre los lectores. Luna recuerda especialmente dos: el primer número, de mayo del 67, dedicado a Rosas y otra, de 1980, dedicado a la Conquista del Desierto, que fue muy buscado y comentado. "Hubo otros números que generaron fuerte impacto, como los dedicados a los negros y la esclavitud, a Eva Perón, y también muchas ediciones dedicadas a mujeres -'Prostitutas y trata de blancas', o 'Lavanderas, morenas y federales'- cuando eso todavía era algo inédito."
 
La editora define casi como una rareza histórica el número dedicado a la Fundación del Partido Comunista, aparecido en marzo de 1976, en pleno golpe: "Creemos que todos los temas se pueden tocar y nunca vulneramos ese principio. Aunque Todo es Historia no tuvo presión de los militares de la última dictadura ni en los tiempos de Juan Carlos Onganía ni en los de Lanusse. Será que leían poco los militares, o eran tan burros que no les interesaba la historia...".
 
La continuidad de la revista no estuvo en riesgo por cuestiones de tipo ideológico aunque sí por dificultades económicas: "Los peores golpes que sufrimos se los debemos a una economía inestable, como en el momento de la hiperinflación -recuerda-. "Por lo demás, no sufrimos persecuciones y tenemos un público fiel, nuestro pacto siempre es con los lectores y nos hemos enfocado en ellos, si atender presiones ni chicanas. Nunca tuvimos miedo ni perdimos nuestro perfil independiente, federal, democrático. La revista es un barco bien construido, que ha sobrevivido a grandes tormentas."
 
Las temáticas de cada número se discuten mensualmente en una reunión de la que participa el staff estable de la revista, que además de Felicitas y Sáenz Quesada completan Eliana de Arrascaeta, como secretaria de Redacción, Gregorio Caro Figueroa, como colaborador principal y un equipo de diseño y administración. "Los temas surgen conversando en equipo y con la directora, que durante muchos años fue la mano derecha de mi padre. A veces surgen de las propuestas de los mismos colaboradores -dice-. El eje siempre es la Argentina, y lo que han hecho los argentinos en el mundo, aunque también podemos incluir cuestiones latinoamericanas."
 
Los desafíos a futuro, en la era digital, pasan ahora por aggiornar los formatos, volverlos atractivos y accesibles en la web y darle mayor aprovechamiento a las redes sociales. "Queremos seguir creciendo, y seguir ofreciendo contenidos amenos para los jóvenes aunque, sin descuidar a los lectores más tradicionales. Somos conservadores e innovadores a la vez. La era digital impone una nueva dinámica y ese trabajo es el que hay que encarar a partir del segundo semestre de este año", anticipa.
 
El aniversario se coronará con una serie de actos que ponen en valor el legado de la revista como hito cultural: el 17 de mayo –a las 17:30- le será otorgado a la revista el Premio de la Legislatura, mientras que el 6 de junio – a las 18- recibirá, en el Congreso, el Premio Senador Sarmiento, máximo galardón de la Cámara Alta “por su trayectoria nacional y democrática”. El acto será presidido por la presidenta del Senado de la Nación, Gabriela Michetti.
 
por Verónica Abdala
 
 
Cronograma del programa Aniversario
 
Miércoles 10 de mayo de 13 a 15: Mesa redonda “Todo es Historia y Félix Luna: una original experiencia de divulgación: 1967- 2017”. Panelistas: Natalio Botana, Miguel Bravo Tedín y María Sáenz Quesada, entre otros. En la Academia Nacional de la Historia. Balcarce 139, CABA. Gratis.
 
Domingo 14 de mayo a las 14: Mesa redonda “Todo es Historia: 50 años de curiosidades, temas y autores”, con Mabel Bellucci, Leandro de Sagastizábal y Diego Barros. Feria del Libro. A.B.C., La Rural Av. Santa Fe 4201.
 
Miércoles 17 de mayo a las 17.30: “Todo es Historia en sus 50 años. Premio de la Legislatura CABA. 18.45: Acto homenaje, Folklore. Salón Dorado de la Legislatura, Perú 160. CABA. Gratis.
 
​Miércoles 24 de mayo a partir de las 17.30: redondas y actividades varias en el CCK. 17.30 a 18.15: Mesa redonda “El legado de Todo es Historia”, con panelistas. 18.30 a 19: Espectáculo musical de la mezzosoprano Susanna Moncayo. 19.15 a 20: Todo es Historia federal y plural. Panelistas: Gregorio Caro Figueroa y Horacio Tarcus y Eliana de Arrascaeta. En la Cúpula del CCK, Sarmiento 151, CABA. Gratis.
 
 
"Los sueños de unos son las pesadillas de otros"
 
Por Emilio Perina​ 
 
Todo es Historia es la obra más importante de Félix Luna. Lo es por su pluralismo hasta las últimas consecuencias, sin grietas ni espíritu faccioso, ni anteojeras ideológicas. Basta observar el amplio espectro de colaboradores que incluye de norte a sur y de este a oeste todo el mundo de las ideas. Lo es por las decenas de libros que tuvieron origen en sus notas. Por la vocaciones de jóvenes periodistas, escritores o historiadores que publicaron por primera vez en sus páginas iniciando grandes trayectorias intelectuales.
 
Conocí al Dr. Félix Luna en 1974, cuando elegí su cátedra para cursar Historia de las Instituciones Políticas en la facultad de Derecho de la UBA. Ya era lector de Todo es Historia, y me había gustado su libro Los caudillos. Cuando le comenté a mi padre mi elección, me contó que eran amigos, se conocían desde sus años de trabajo junto a Arturo Frondizi. En ese momento ninguno de los tres sospechaba que más tarde, en medio de una de las peores tormentas de nuestra historia nos convertiríamos en socios por casi tres décadas.
 
En 1977 el gobierno militar obliga al cierre de “Cuestionario” revista que editaban Miguel Ángel Diez y Rodolfo Terragno, que rápidamente pasan a exilarse. Falucho queda en la mira, estaba siendo investigado por su relación laboral con David Graiver y se queda sin socios editores. Desesperado recurre a mi padre, Emilio Perina, que adquiere el 67 % de las acciones de la editorial. Eran circunstancias de alto riesgo. En las dictaduras es suficiente una simple sospecha para que intelectuales que nunca pensaron en derramar la sangre ajena terminen en un zanjón manchados con la sangre propia.
 
Así, comencé a mis 21 años a ocuparme de los aspectos comerciales, de la distribución, de los avisos, del papel, de la imprenta, a participar de las reuniones de sumario y de tapa. Trabajábamos con gente de la talla de José Barcia, León Benaros, Emilio J. Corbiere, Salvador Ferla, Hebe Clementi, Horacio Sanguinetti, Maria Granata, Mabel Belucci, Jorge Ossona, Luis Alberto Romero, Gregorio Caro Figueroa entre muchos otros nombres que por razones de espacio omito. Y por supuesto todo el talento de Félix Luna y María Sáenz Quesada para trabajar los temas en forma amena sin perder el rigor, ni caer en la chantada.
 
Los jóvenes éramos carne fresca que caminábamos por un estrecho sendero, entre tribus de caníbales y lobos hambrientos, tratando de sobrevivir honestamente y con dignidad. Por suerte para todos los caníbales de hoy son como leones herbívoros patéticos agresores del sentido común. Eso sí, están llenos de odio y violencia frente a todo aquello que no pueden explicar ni comprender con sus anteojeras ideológicas, los valores profundamente humanos.
 
Anacrónicos, sueñan con épicas carentes de gesta y de sacrificio propio. Los sueños de unos son las pesadillas de otros.
Fuente: 

Diario Clarín 21/4/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Conoció la fama, el éxito, la fortuna y, de un día para otro, dejó todo y se encerr...

MIRANDO HACIA ATRAS
John Lennon

El mítico compositor inglés, alejado de los escenarios, preparaba su regreso luego de 5 años. Cómo fueron los encuentros con su asesino, Mark David Chapman, aquel d...

A 40 años del secuestro de las Madres de Plaza de Mayo
Madres de Plaza de Mayo

El 8 de diciembre de 1977, un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada secuestró a dos de las madres, en un operativo que concluyó con 12 víctimas. Aqu...

Rebelión carapintada

El 3 de diciembre se cumplieron 27 años del último intento de golpe militar producido en nuestro país, encabezado por el general Mohamed A. Seineldín en contra del...

NOS ESCRIBEN