Buscar

Comenzó la remodelación de Retiro

Juran que ya no habrá cirujas, prometen que harán lo imposible por que no abunden los vendedores ambulantes en la salida, aseguran que se reducirán los puestos de diarios y revistas. En síntesis: auguran un hall central sorprendente para la estación Retiro del ex ferrocarril Mitre. Cambia Retiro, en otras palabras.

TBA, la misma empresa que gerencia los trenes de la línea, arrancó este mes con la remodelación de su estación cabecera. En seis meses, proyectan, tendrán terminadas unas obras que les insumirán 4.000.000 de pesos y que les obligarán a restaurar el 70 por ciento del edificio.
 
Los planos del Nuevo Retiro prevén la creación de un patio de comidas, un locutorio (que ya funciona) y un Banco; la remodelación de algunos de los locales, la reubicación de muchos otros, el destierro de la parada interna de taxis y la presentación de un parque de estacionamiento hecho a nuevo, con capacidad para alrededor de 120 vehículos.
 
La idea comenzó a tomar forma el 17 de diciembre del año último, cuando TBA ganó la licitación para recuperar el edificio a cambio de la explotación comercial durante los próximos cinco años.
 
El estudio Baudizone-Lestard-Varas, que se hizo cargo del proyecto, planeó las modificaciones necesarias, en las que hubo que restaurar en lugar de demoler y reconstruir. "El edificio es un monumento histórico, así que lo único que se podía hacer de cero era el piso. El resto había que restaurarlo", explicó el arquitecto Alberto Varas.
 
La sociedad que obtuvo la licitación calcula que unos 70.000 pasajeros circulan cada día por la estación. Y un análisis más detallado entiende que el público ya no es el de antes:ahora es necesario crearle un entorno para que pueda detenerse a comer, a hablar por teléfono, a navegar por Internet. "Es un público más consumista", agregó Varas. Por eso el locutorio, por eso el patio de comidas, por eso los locales que se alquilarán por $ 2500 mensuales más una llave de $ 25.000.
 
El tema, en todo caso, es cómo ingresa semejante inversión dentro del Proyecto Retiro. Si la idea era "estirar" el recorrido hasta el puerto y llevarse las vías y la estación más hacia el río, para qué invertir semejante cantidad de dinero en un lugar que podría perder su flujo de gente.
 
"Esto mantiene los lineamientos del proyecto. Está enganchado", aseguró Varas. En cualquier caso, el edificio de Retiro podría convertirse en un centro de exposiciones o hasta en un paseo. Dicho de otra manera: la remodelación del lugar no se chocaría con el desplazamiento de las vías, si es que esto finalmente se realiza.
 
La estación central de Retiro se inauguró en 1911, tras cuatro años de construcciones. Otros tiempos, otras costumbres. Tan diferente resultaba el panorama que en el armado original se previó una Sala de Señoras. Una práctica completamente demodé para el ingreso en el siglo XXI.
 
"Esa sala la sacamos. Hoy, aparece como algo discriminatorio", explicó Varas. Allí, ahora, hay un locutorio en el que en breve se agregarán máquinas para navegar por el ciberespacio. El cambio refleja las épocas, también.
 
La modernidad, además, irá acompañada por una creciente búsqueda de seguridad. "No se verá gente durmiendo ni en el piso ni en los baños. No habrá cirujas ", aseguró la gente de TBA. Los sanitarios, dicho sea de paso, se remodelarán.
 
Uno de los probables problemas será la reubicación de los quioscos de diarios y revistas. "Hoy hay nueve. Y nosotros planeamos que queden cuatro", proyectó José Luis Labanca, gerente general de Baires, la firma encargada de la comercialización del lugar.
 
De todas maneras, la fuente de empleo quedaría asegurada:"Los mismos vendedores se reagruparían, con lo que los nuevos puestos serían algo así como maxiquioscos", agregó Labanca.
 
En cuanto a los taxis, se definió que deberán esperar por pasajeros sobre la calle. Nada de ingresar en la antesala del edificio. "Esa entrada la vamos a hacer para peatones", señaló el arquitecto Varas.
 
Así, entonces, se le cambiará la cara a Retiro. Se pasará de la Sala de Señoras al locutorio con Internet, de los nueve quioscos a los cuatro maxilocales, de los cirujas a los sanitarios nuevos. Se mantendrá el estilo, pero dentro de otra coyuntura.
 
Un símbolo de progreso
 
Retiro es una de las grandes estaciones del mundo. Como Victoria Station en Londres, como la Gare de Lyon en París, como la Union Station en Washington, como la Grand Central de Nueva York, como Milano Centrale en Milán o la München Hauptbanhof en Munich.
 
No hay muchos otros edificios monumentales de ese tipo que reflejen no sólo una época sino una convicción de progreso asociada con el gran movimiento por ferrocarril.
 
Por todo eso es saludable que Retiro se vea remozada y preservada, tal como sucede en esos países.
 
Pero, a la vez, conviene subrayar que esos grandes edificios tradicionales se preservan en esos países por su arquitectura, pero también por su función esencial. Es decir que siguen siendo grandes estaciones terminales de tren y no un shopping sin vías férreas, como algunos planes parecen esbozar para el futuro próximo de Retiro.
 
Por legítimo que sea un proyecto inmobiliario, el futuro de una auténtica Retiro histórica jamás podría quedar disociado de su función específica, la de genuina estación con miles de pasajeros diarios.
 
por José Ignacio Lladós
Fuente: 

Diario La Nación 29/11/2016

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Tres historias de amor que no terminaron de la mejor manera. En El Ojo de la Tormenta - FM Latina 101.1 lunes a...

MIRANDO HACIA ATRAS
La revista fundada por Fèlix Luna cumple 50 años
Revista Todo es Historia

La primera vez que al escritor e historiador Félix Luna (1925-2009) se le cruzó la idea de crear una revista sobre historia argentina estaba en la ciudad suiza de Berna, frente al...

"La cumparsita" cumple 100 años
La Cumparsita

La obra compuesta por el uruguayo Matos Rodríguez fue grabada por orquestas y formaciones de todas las épocas, y  se transformó en el himno mundial del tango.  El m...

El día que murió Albert Einstein
La oficina de Albert Einstein

Ralph Morse fue el único fotógrafo que logró llegar hasta la intimidad del entierro y cremación del inolvidable Premio Nobel. Un día como hoy en 1955 la...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN