Buscar

Cien años de Aves Argentinas

Las aves silvestres representan imágenes positivas para la sociedad. Libertad, paz, pureza, color y vuelo son algunos de sus muchos valores. A la vez, un dicho popular reza "donde las aves proliferan, la gente prospera". Ocurre que las aves silvestres, presentes en todo el planeta, evitan sitios ambientalmente deteriorados y, por lo tanto, su presencia, ausencia y abundancia resultan probados indicadores del estado del medio donde vivimos.

Un siglo atrás, investigadores y hombres de letras integrados al Museo de Historia Natural que funcionaba en la histórica Manzana de las Luces, ya las valoraban. Así, el 28 de julio de 1916 nació la Sociedad Ornitológica del Plata, hoy Aves Argentinas (http://avesargentinas.org.ar), impulsada por estudiosos destacados como Roberto Dabenne, Eduardo Holm-berg, Juan B. Ambrosetti y Ángel Gallardo, acompañados por personalidades de la talla de Cecilia Grierson, la primera médica argentina, o el célebre escritor y ornitólogo de campo Guillermo Enrique Hudson como corresponsal en el exterior.
 
Su intención primaria era la de agrupar a los amantes de las aves, advirtiendo ya sobre problemas del deterioro de la naturaleza en general. De alguna manera fue el nacimiento del ambientalismo argentino.
 
Esta activa entidad de la sociedad civil, de las más antiguas en Iberoamérica y representante de la federación BirdLife International, ha crecido de manera sostenida. Hoy, instalada en el barrio porteño de San Cristóbal, cuenta con más de 3000 socios en el país, principales aliados en la defensa de las aves. Es que la observación de aves es una actividad entretenida, saludable y accesible a todo público. Por ello cada vez son más las personas que, portando binocular y guías de identificación de especies, recorren plazas, reservas urbanas, caminos rurales o parques nacionales, en busca de las más de 1000 variedades que habitan nuestro territorio. Amén de su belleza, el desafío tiene un motivo central: unas 120 especies están en riesgo de extinción.
 
Para revertir esta tendencia, Aves Argentinas impulsó dos estrategias: conectar a los argentinos con la naturaleza y gestionar la protección de sitios clave para la supervivencia de las especies. Por ejemplo, ha organizado cientos de cursos de observación de aves e impulsado la Escuela Argentina de Naturalistas, que desde 1989 viene formando a cientos de intérpretes naturalistas y naturalistas de campo. Y allá por 2007 lanzó la iniciativa Clubes de Observadores de Aves, que motiva a vincularnos con las aves y abogar por su protección. A la vez, sus programas de conservación de Pastizales, Reservas Urbanas, Aves Marinas, Áreas de Importancia para las Aves o Especies Amenazadas confirman su prestigio conservacionista.
 
Últimamente invierte esfuerzos en la creación de nuevos parques nacionales, con resultados alentadores. Su participación activa y en alianza con otras instituciones para conformar el Parque Nacional Patagonia, por ejemplo, permitió que los argentinos conservemos un ambiente natural único, representativo de una marca natural registrada a nivel internacional y con poblaciones animales en peligro y paisajes impresionantes.
 
Click Aqui
Por ello, vale un merecido reconocimiento a esta valiosa organización, que sigue volando alto para que, parafraseando al reconocido naturalista Tito Narosky, presidente honorario de la entidad, "siempre haya un ave cruzando el cielo y un argentino mirándola".
 
Fuente: 

Diario La Nación 1/4/2016

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El caso de Viernes Scardulla, quien por 1938 aseguró haber encontrado un valioso tesoro, perteneciente al que...

MIRANDO HACIA ATRAS
Manuel Belgrano

Hace 197 años fallecía en Buenos Aires, en la misma finca donde había nacido, Don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, Padre de la...

El periodista y escritor Javier Reverte narra cómo vivió la muerte del dictador
Francisco Franco

Por aquel entonces, yo era miembro del Partido Comunista -clandestino todavía, aunque casi todo el mundo sabía ya en España quién era «pecero» y quié...

Mi noche triste

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón, sabiendo que te quería, que vos eras mi alegría y mi...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN