Buscar

Arqueólogos descubren sorprendente colección de cartas de militares romanos en el antiguo fuerte de Vindolanda

Un equipo de arqueólogos ingleses ha descubierto un sorprendente conjunto de cartas romanas en Vindolanda, un fuerte al pie del Muro de Adriano situado en el norte de Inglaterra. Los expertos no podían ocultar su alegría ante el reciente hallazgo de las 25 tablillas, con la esperanza de que estas nuevas cartas revelen información hasta ahora desconocida sobre los personajes que vivían en el fuerte, además de nuevos datos sobre cómo era la vida cotidiana en la Gran Bretaña romana.

The Guardian informaba recientemente  del fascinante descubrimiento de 25 cartas romanas halladas en el yacimiento arqueológico de Vindolanda, donde ya habían sido descubiertos allá por el año 1992 algunos de los más importantes y destacados documentos romanos encontrados en el Reino Unido.
 
Como ya informó Ancient Origins en un artículo anterior, Vindolanda era una pequeña guarnición en la que apenas había acantonados unos pocos centenares de soldados junto con sus familias. Se resguardaban en el interior del fuerte tras una serie de imponentes zanjas y terraplenes. La guerra entre las tropas romanas y las tribus británicas fue larga y cruenta. Los romanos llegaron por primera vez a Gran Bretaña en torno al 55 a. C., cuando Julio César invadió la isla. La guerra entre los invasores y las tribus británicas cesó en torno al 212 d. C., y el fuerte dejó de ser utilizado. Vindolanda fue entonces abandonado, y todo aquello que la gente que vivía allí no quería, o no podía llevar consigo a los nuevos asentamientos, fue dejado atrás y permaneció entre las ruinas durante cerca de dos milenios. Nuevas construcciones erigidas sobre las antiguas crearon un entorno sin oxígeno que ayudó a la conservación de muchas de estas valiosas piezas arqueológicas. Como consecuencia natural de esto, las tablillas de madera halladas recientemente se han conservado muy bien y se encuentran en buen estado.
 
Una de las tablillas revela que a los romanos les encantaba la cerveza
 
Las tablillas serán ahora examinadas con luz infrarroja, lo que con toda probabilidad hará que los débiles trazos de tinta negra sean lo suficientemente claros como para ser leídos, a pesar de que la escritura cursiva romana es conocida por constituir casi siempre un críptico rompecabezas de palabras cruzadas, que con toda probabilidad tendrá a los expertos ocupados durante meses antes de que consigan resolverlo. La buena noticia, sin embargo, es que los arqueólogos ya han conseguido revelar la identidad de uno de los personajes históricos –ya conocido gracias a otro descubrimiento similar realizado con anterioridad en el fuerte– a partir del contenido de una de las tablillas. Se trata de Masclus, un soldado romano de quien ya sabíamos por otro hallazgo anterior, y que recibió la orden de su oficial al mando de escribir una carta solicitando el envío de más cerveza al destacamento defensivo del fuerte. Por otro lado, la carta también revela que Masclus pide un permiso (en latín “commeatus”), probablemente a causa de una fuerte resaca. Será interesante observar qué más podemos aprender en el futuro de Masclus y compañía gracias a las nuevas cartas.
 
En conjunto, la colección de documentos hallados en el fuerte ofrece una visión hasta ahora desconocida de la vida cotidiana en una guarnición romana. Además de las solicitudes de cerveza, las cartas incluyen también invitaciones a cumpleaños, mientras que otras revelan los términos despectivos que utilizaban los romanos para referirse a las gentes del lugar. Y lo que es aún más importante, la colección de cartas incluye asimismo el caso más antiguo de Europa de escritura a mano realizada por una mujer, en la correspondencia entre dos esposas de comandantes militares de alto rango. El Dr. Robin Birley, segunda generación de su familia que dirige los trabajos en el yacimiento, ha comentado al respecto lo siguiente en declaraciones recogidas por The Guardian: “Algunas de estas nuevas tablillas se encuentran tan bien conservadas que pueden leerse sin la habitual fotografía de infrarrojos, y antes de ser sometidas al largo proceso de conservación. No hay nada tan apasionante como leer estos mensajes personales del pasado remoto. Éste es el descubrimiento que llevaba esperando durante toda una vida de trabajo.”
 
Una carta en particular destaca del resto
 
La mayoría de las nuevas cartas están escritas como las que se encontraron en 1992, sobre finas láminas de madera de abedul, con la excepción de una singular tablilla doble de madera de roble formada por dos piezas que se pliegan conjuntamente, dotando de este modo a la tinta con la que está escrita de unas excelentes posibilidades de conservación, en un soporte que según los expertos era utilizado para correspondencia de mayor importancia que las habituales láminas de abedul: “Yo era un chaval de 17 años cuando se encontraron las primeras cartas, y cada temporada desde entonces he tenido la esperanza, aunque nunca lo esperé realmente, de que pudieran aparecer más. Mi padre ha estado algo enfermo recientemente, pero cuando llegué a casa descorchó una botella de champán, y ya está considerablemente más vacía,” añadía el Dr. Birley según informa The Guardian.
 
El próximo paso será examinar las tablillas de madera mediante fotografías de infrarrojos e iniciar un meticuloso proceso de conservación que permita descifrar tanto texto como sea posible.
 
por Theodoros Karasavvas. Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.
Fuente: 

www.ancient-origins.es 13/7/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Durante la primera guerra mundial, un grupo de médicos argentinos crearon y trabajaron en un hospital, en Par...

MIRANDO HACIA ATRAS
Roberto Fontanarrosa

Originales, libros y cartas que el dibujante argentino se mandaba con Les Luthiers o Quino se exponen en el museo de la Biblioteca Nacional; la muestra respeta la organización de su estudio...

A 65 años de su muerte
Museo Evita

Son siete figuras, representativas de momentos emblemáticos de la vida de Eva Duarte de Perón (Los Toldos, 1919 – Buenos Aires, 1952): expuestos detrás de una vitrina...

René Favaloro

La técnica que cambió para siempre la cardiología es obra de un cirujano argentino de origen humilde que dio su vida por la profesión. El 9 de mayo de 1967, hace poco m...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN