Buscar

Arqueólogos chinos descubren una sopa de 2.400 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos chinos descubrió un recipiente de bronce de 2.400 años de antigüedad que se cree contiene sopa en su interior.

El hallazgo se realizó en una tumba del periodo de los Estados Combatientes (475-221 a.C.) de Xian, la primera capital de la civilización china, en el noroeste del país, en el lugar donde se está construyendo un aeropuerto.

La sopera contiene un líquido verde y huesos, que están siendo analizados para determinar los ingredientes con los que se cocinó la sopa.

Según explicó desde Shanghái el periodista de la BBC Chris Hogg, el color verdoso de la sopa sería resultado de la oxidación del recipiente de bronce.

Los investigadores también hallaron un recipiente que contiene un líquido inodoro que se cree podría ser vino.

Hábitos alimenticios

Liu Daiyun, arqueólogo chino
"Es la primera vez que los arqueólogos chinos desentierran un recipiente con una sopa de huesos en su interior", señaló el arqueólogo jefe del yacimiento, Liu Daiyun, a un medio local.

"Este descubrimiento servirá para estudiar los hábitos alimenticios del periodo de los Estados Combatientes", señaló Liu.

Por el estilo de la tumba y los artefactos descubiertos en su interior el equipo de arqueólogos llegó a la conclusión de que su ocupante era un miembro de la clase terrateniente o un oficial del ejército.

 

Fuente: 

BBC Mundo 14/12/2010

Informacion Adicional: 

La China de la antigüedad:

El poder de los gobernantes Shang comenzaron era tan grande que a la muerte de un rey se sacrificaban con él, cientos de sus soldados y criados.
 
El Valle del río Amarillo vió aparecer la agricultura hacia el año 8000 a.C y hacia el 3000 a.C se extendió el cultivo de arroz desde la llanura del río Yangtse y es precisamente en esta región donde se originó alrededor del año 1766 a.C, la primera civilización china que pasaría a conocerse por el nombre de Shang. Las sucesivas dinastías fueron ampliando el territorio del primer Estado chino hasta alcanzar una vasta extensión de millones de kilómetros cuadrados que convertiría a China en uno de los imperios más ricos y avanzados de la Historia.

Hacia el año 3000 antes de Cristo, el valle del río Amarillo, en el norte de la China, comienza a mostrar un destacado desarrollo de la agricultura, lo que conlleva un importante aumento de la población. Este aumento en la población va a llevar a establecimiento de las primeras ciudades fortificadas que se comienzan a organizar.

Existen leyendas posteriores a esta época que hablan la fundación de la civilización china por el emperador Huang Di hacia el año 2698 antes de Cristo aunque en realidad no existen testimonios de tipo arqueológico o histórico sobre ninguna dinastía gobemante anterior a la mítica dinastía Shang que goberno entre los años 1766 y 1122 antes de Cristo.

Las ciudades empezaron a crecer apareciendo, se supone, como necesidad administrativa, la escritura pictográfica. Dicha escritura constituye la escritura precedente de la actual escritura china. Los reyes de la dinastía Shang creian en poder comunicarse con los antepasados de forma que podían hablar con estos escribiendoles preguntas en unos huesos especiales, los huesos oraculares. La creencia china en el culto a los antepasados estuvo y ha estado siempre muy arraigada en el pensamiento chino de todas las épocas hasta nuestros días.

El rito para comunicarse con los muertos consistía en golpear los huesos oraculares con una vara de metal caliente. De las formas resultantes producidas en las fracturas, se proporcionaba la respuesta que buscaban aquellos que querían comunicarse con sus antepasados. Estos rituales no pertenecían al pensamiento del pueblo llano, sino que ningún rey de aquel periodo tomaba una decisión importante sin contar antes con la aprobación de sus antepasados.

Los gobernantes de la dinastía Shang comenzaron extendiendo su influencia por el norte de la China y su poder era tan grande que a la muerte de un rey se sacrificaban con él, cientos de sus soldados y criados.
A la dinastía Shang, derrocada en 1122 a.C. por Wu, la siguió la dinastía Zhou, la mas duradera de toda la historia china.

Los Zhou tenían unas obligaciones muy curiosas para con su pueblo puesto que los primeros gobernantes de esta dinastía debían observar e interpretar los acontecimientos astrológicos. Los reyes Zhou basaban su autoridad, en que esta les había sido dada por “Mandato de los Cielos”.
Durante este tiempo, incluso las estrellas permitían predecir la caída de las dinastías y desde entonces, todos los futuros gobemantes de China afirmarína que su gobierno había sido establecido en virtud del consiguiente Mandato Divino.

Para las generaciones posteriores al periodo Zhou considerarían este periodo como una auténtica época dorada, lo que no sirvió para contener las invasiones que se produjeron en el 770 a.C por parte de guerreros nómadas procedentes de occidente. La capital del imperio, Hao fue trasladada a Luoyang y con el tiempo y la desestabilización que trajeron estos acontecimientos, el reino terminaría por desintegrarse en una gran cantidad de estados semindependientes. A este tiempo de gran confusión se le conoce como el periodo de las primaveras y los otoños y se extendió durante varios siglos, concretamente entre los años 770 y 480 a.C. A este periodo le siguió otro no menos inestable, el periodo de “estados combatientes” que se sucedió entre los años 480 y 221 a.C, fecha en que la autoridad de los reyes Zhou quedó prácticamente reducida a una pequeña región del centro de China.

El periodo de los estados combatientes, condujo a llevar a la provincia de Qin, situada en el oeste, a establecerse como el reino más poderoso de todos. Su situación que incluía unas encrespadas fronteras montañosas, hicieron difícil a otros estados poder atacarla, y desde el año 350 a.C aproximadamente, la provincia y la población de Qin, se fue expandiendo de forma continua conquistando una por una las provincias vecinas de sus fronteras occidentales. Y entre los años 230 y 221 a.C. el rey de Qin, Zheng, conquista todos los estados chinos integrándolos en un superestado para el que se adjudica el título de “Primer Emperador” ó Shi Huang-di.

Shi Huang-di inició una política para defenderse de las invasiones nómadas, mediante la cual unió los baluartes fronterizos construidos en el periodo de los esta dos combatientes para formar una muralla continua de tierra de más de 1.600 km de longitud, en lo que fue el origen de la Gran Muralla china. Shi Huang-di también adopt6 medidas de fuerza para la unificación real de su imperio. Entre las medidas adoptadas estuvieron la prohibición de las costumbres locales y la imposición de las mismas leyes y la misma moneda, así como los mismos sistemas de pesos y medidas. La escritura no fue una excepción. Fue un periodo de gran represión de cualquier disidencia, incluso la que no podía amenazarle a él o a su poder.

Shi Huang-di es conocido por ser el emperador que buscó hasta su muerte el elixir de la eterna juventud. Envió a médicos a buscar por todo el imperio una medicina que le hiciese inmortal. Shi Huang- di murió el 210 a.C, y las consecuencias de tan brutal mandato llevaron al estallido de una rebelión hacia el año 206 a.C. en la que toda la familia imperial asesinada.

La caída de la dinastía de Shi Huang-di, llevó a una feroz guerra civil aunque el imperio no se desintegraría.
De la guerra saldría como vencedor Gaozu, que pasaría a convertirse en el primer emperador de la nueva dinastía Han. Gaozu reconociendo que la dinastia Qin habia sido derrocada por su crueldad excesiva se prestó a introducir reformas como la reducción de impuestos, la entrega de tierras a los campesinos así como otras medidas populares.

Bajo los primeros emperadores Han, China adquirió nuevos y extensos territorios en el sur y en la península de Corea, que junto con otros destacados logros internos, llevaron al imperio a disfrutar, de un largo periodo de cierta prosperidad y estabilidad aunque fueran derrocados por Wang Mang para recuperar el trono 14 años más tarde, aunque ya no conseguirían recuperar la anterior grandeza.

La situación de rebeliones campesinas y el hecho de que el poder real pasara del emperador a generales y funcionarios, terminó desembocando en la deposición del último emperador Han hacia el 220 a.C, dividiéndose el imperio en tres reinos separados.

www.campodemarte.com

 

Genial artículo sobre China


Genial artículo sobre China en la antigüedad, como próxima potencia mundial, hay que seguirles la pista.

Un saludo.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El caso de Viernes Scardulla, quien por 1938 aseguró haber encontrado un valioso tesoro, perteneciente al que...

MIRANDO HACIA ATRAS
Manuel Belgrano

Hace 197 años fallecía en Buenos Aires, en la misma finca donde había nacido, Don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, Padre de la...

El periodista y escritor Javier Reverte narra cómo vivió la muerte del dictador
Francisco Franco

Por aquel entonces, yo era miembro del Partido Comunista -clandestino todavía, aunque casi todo el mundo sabía ya en España quién era «pecero» y quié...

Mi noche triste

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón, sabiendo que te quería, que vos eras mi alegría y mi...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN