Buscar

subastas de objetos historicos

Ahora les toca a Napoleón y Hitler

Pagaron US$ 13 mil por un mechón del francés. Y rematarán documentos sobre el dictador alemán.

 El mechón de pelo de Napoleón.

Coleccionistas e instituciones de todo el mundo parecen dispuestos a pagar sumas insólitas por todo tipo de objetos históricos, desde relevantes documentos hasta curiosidades de todo tipo y color. Ayer se sumaron dos casos: por un lado, salen a subasta documentos desconocidos de cuando el dictador alemán Adolf Hitler estuvo preso en la década del 20; por otro, en Nueva Zelanda pagaron más de 13 mil dólares por un mechón de pelo de Napoleón Bonaparte cortado cuando agonizaba, en 1821.

Los documentos proceden del periodo en el que Hitler estuvo preso en la cárcel de la pequeña localidad bávara de Landsberg am Lech. Desde noviembre de 1923 hasta fines de 1924 pagó con su libertad su fallido intento de golpe de Estado del 8 y 9 de noviembre de 1923 en Munich.

Entre lo encontrado se destacan varios documentos escritos a mano, así como el libro de ingreso en prisión, cartas de la directiva del correccional y unas 350 tarjetas de visitas. En particular, hay una carta a un concesionario de automóviles, un billete dejado por visitantes en la cárcel y un libro en el que está certificada la admisión de Hitler como prisionero en la penitenciaria de Landsberg, incluso con su firma al margen.

El precio de salida de esos documentos, que serán subastados entre el viernes y el sábado en una casa especializada en Fürth, es de unos 30.500 dólares. Los escritos fueron hallados por un hombre de Nüremberg cuyo padre los adquirió en la década de los 70 en un mercadillo callejero junto a varios libros sin percatarse de su valor, explicó el responsable de la subasta, Werner Behringer.

Del otro lado del mundo, en Auckland, ayer hubo otra subasta de objetos históricos. Según informó Radio New Zealand, se pagaron 13.217 dólares por un mechón de pelo de 2,5 centímetros de Napoleón. Guardado en una especie de polvera redonda, el mechón forma parte de la colección perteneciente a una familia neozelandesa descendiente del capitán Denzil Ibbetson, el oficial británico que acompañó al militar francés hasta su muerte.

Una litografía y una acuarela que representa a Napoleón en su lecho de muerte se vendieron por 14.600 dólares, y un diario de Ibbetson por 6.605 dólares. El lote incluía 25 acuarelas de los edificios de la isla de Santa Helena, donde pasó sus últimos años; una litografía realizada a partir de un retrato hecho al corso al día siguiente de su muerte, el 5 de mayo de 1821, así como otras obras depositadas durante mucho tiempo en una valija.

La colección llegó a Nueva Zelanda hace 146 años. Hamish Coney, director de la firma de subastas Art_Objet, explicó que las obras las llevó allá el hijo mayor de Ibbetson, artista y comisario jefe de Santa Helena. La colección fue pasando de una generación a otra hasta que hace poco los propietarios decidieron venderla luego de la muerte del cabeza de familia. La colección ha sido considerada de “gran importancia histórica” por la Sociedad Internacional Napoleónica.
 

por Fürth y Auckland.

Fuente: 

Diario Clarín 30/6/2010

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La historia de cómo el cráneo del gaucho Juan Moreira terminó en poder de la familia de Juan...

MIRANDO HACIA ATRAS
Bartolomé Mitre

Comprender todo lo que peligra cuando se vulnera la independencia de la Justicia sería el mejor homenaje al general Mitre, en el 196° aniversario de su nacimiento. Palabras del autor en...

Manuel Belgrano

Hace 197 años fallecía en Buenos Aires, en la misma finca donde había nacido, Don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, Padre de la...

El periodista y escritor Javier Reverte narra cómo vivió la muerte del dictador
Francisco Franco

Por aquel entonces, yo era miembro del Partido Comunista -clandestino todavía, aunque casi todo el mundo sabía ya en España quién era «pecero» y quié...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN