Buscar

CONFITERIA DEL MOLINO

A 3 años de expropiarlo, se demora el inicio de la restauración

El edificio está cubierto por andamios. Debajo de la estructura, las veredas están rotas, se acumula suciedad y hasta sirve de refugio para gente en situación de calle. La obra depende de que los fondos para hacerla se incluyan en el Presupuesto 2018.

El edificio de la Confitería del Molino, en Callao y Rivadavia, cumple 100 años sumido en el abandono. Fue expropiado por ley en 2014 y adquirido en casi 182 millones de pesos por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda en 2017. Este ministerio lo transfirió a la AABE (Agencia de Administración de Bienes del Estado), que a su vez se encuentra tramitando la transferencia a la Cámara de Diputados, el dueño final del edificio. Por otro lado, desde el Ejecutivo Nacional deben disponer -a través del Presupuesto- del dinero para realizar la obra de restauración. Mientras todos estos pasos se concretan (el presupuesto se vota a fin de año), el edificio recibe todo tipo de maltratos: sufre actos de vandalismo y la estructura tubular que cubre su fachada es utilizada como vivienda de personas "sin techo". Sus veredas son intransitables y el lugar transmite desolación. Se cumplen 20 años desde que se cerró sus puertas, y la reapertura es hoy un enigma.
 
La ley que se votó en 2014 también aprobó su integración a la manzana legislativa, delimitada por las calles Callao, Bartolomé Mitre, Combate de los Pozos y Rivadavia (en diferentes anexos funcionan oficinas y despachos). De acuerdo con esta ley, la planta baja y el subsuelo deberán ser concesionados para que funcionen una confitería, un restaurante o un local de elaboración de productos de panadería o pastelería. Y en el resto del inmueble, en la ley original, se ordenaba construir un museo dedicado a la historia de la Confitería El Molino y un centro cultural. Estas dos últimos usos podrían cambiar, porque la semana pasada el Senado votó algunos cambios en la ley, con un texto más genérico: "El resto del edificio deberá consagrarse a actividades culturales, legislativas y de difusión de los valores del pluralismo y de la democracia". El mantenimiento y la gestión del edificio se solventarán, según la ley, con los recursos económicos obtenidos "como fruto de la concesión". 
 
Más allá de lo que ocurre a nivel político, en el plano de la vida cotidiana los vecinos transitan todos los días por una esquina que se percibe cada vez más insegura, sucia y deteriorada. Toda la fachada del edificio se encuentra protegida con una estructura tubular y una red, que en muchos sitios se encuentra rota; fue colocada para evitar que el desprendimiento de la mampostería caiga sobre los peatones.
 
En cuanto a las veredas, están destrozadas y hay gente con colchones durmiendo al amparo de esa estructura. "Genera mucho estrés trabajar en estas condiciones. Cada dos por tres, en el amontonamiento de gente, roban a alguien. Hay olores debido a la gente que vive en la calle y en medio de los caños. Estamos esperando que algún funcionario se despierte y vea la problemática. Este edificio así, abandonado, es una bomba de tiempo", describió uno de los puesteros de la vereda. Y recordó el caso de la beba que dormía con sus padres entre los andamios: "La dejaron sola, la beba se despertó, gateó y cayó desde un primer piso. No murió de milagro", contó el hombre.
 
Voceros del Ministerio del Interior explicaron a Clarín que el proyecto no está abandonado, "de ninguna manera. Pero todo lo que tiene que ver con este edificio es complejo. No por nada estuvo cerrado durante años, en parte debido a una enorme disputa familiar que se entabló entre los herederos. Ahora la AABE esta realizando los trámites para traspasarlo a Diputados. Y luego es el Ejecutivo quien tiene que transferir fondos para su restauración. Fondos que podrían incluirse en el presupuesto de 2018", afirmaron. Existe una versión que indica que las obras y la refuncionalización del edificio demandarían un presupuesto de entre 300 y 500 millones de pesos; pero estas cifras no fueron confirmadas por ninguna fuente consultada por este diario.
 
Hay otra versión que explica porque podría estar retrasada la recuperación de este monumento: ya que no habría acuerdo en quién es el funcionario u organismo que "chapea" la obra y se queda con el mérito. En un país en el que es difícil pensar en el bien común, hay quienes temen perder protagonismo. Mientras tanto, el edificio continúa en un inexorable camino de deterioro y oscuridad, que arrastra también al barrio.
 
por Silvia Gómez
Fuente: 

Diario Clarín 29/8/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Feminista, periodista, dramaturga y anarquista, son algunas de las características que marcaron la vida de...

MIRANDO HACIA ATRAS
Hipólito Solari Yrigoyen

El hombre de la foto que circuló en las redes sociales -bajaba de un colectivo ayudado por su bastón- fue el blanco de la primera bomba que se adjudicó la organización...

La Guerra Gaucha

Basada en el libro de Leopoldo Lugones y dirigida por Lucas Demare, la película se estrenó el 20 de noviembre de 1942 y fue un suceso de taquilla: estuvo 19 semanas en cartel y ser...

Revolución Rusa
Lenin

Con un grupo minoritario pero políticamente decidido, Lenin lideró una insurgencia que cambiaría radicalmente el curso del siglo XX. El 25 de octubre de 1917, los bolcheviques...

NOS ESCRIBEN