Buscar

'¡Vámonos con Pancho Villa!' para celebrar la Revolución mexicana

La Revolución Mexicana ha encontrado diferentes formas de análisis y reflexión en la literatura o las artes plásticas. La lucha armada encontró en el cine un poderoso semillero de historias que alimentaron el imaginario nacional destacando la valentía de hombres y mujeres que dieron su vida en la gesta que estalló en 1920.

La Revolución Mexicana ha sido explorada en el cine mexicano con documentales o largometrajes de ficción. Tiene dramas, comedias, épicas y melodramas de reconstrucciones históricas. Uno de los referentes dentro de este universo es Fernando de Fuentes quien realizó el tríptico El prisionero 13, El Compadre Mendoza y ¡Vámonos con Pancho Villa!, a través del cual ofrece una mirada desencantada sobre la guerra.
 
Justo ahora que se conmemora el 106 aniversario del inicio del movimiento armado en México, FilminLatino, plataforma de cine del mundo, estrena ¡Vámonos con Pancho Villa!, uno de los grandes clásicos del cine nacional en una versión restaurada por la Filmoteca de la UNAM.
 
Estrenada en diciembre de la 1936, ¡Vámonos con Pancho Villa! representa una de las primeras grandes producciones en la historia del cine mexicano con un millón de pesos de presupuesto. La película convocó a grandes intelectuales de la época para colaborar en ella. El guión está basado en la novela homónima de Rafael F. Muñoz, y fue desarrollado por de Fuentes y Xavier Villaurrutia. La fotografía estuvo a cargo de Jack Draper y como operador de cámara estuvo Gabriel Figueroa, uno de los cinefotógrafos más influyentes e importantes de México. Además, Silvestre Revueltas creó la música para la película, que estuvo ejecutada por la Orquesta Sinfónica Nacional.
 
El resultado de esta suma de talentos se traduce en una cinta emblemática, de múltiples lecturas, donde se reflexiona sobre el heroísmo de un grupo de combatientes, Los Leones de San Pablo, quienes convencidos por la figura de Villa se suman a su causa revolucionaria. Sin embargo, los estragos de la guerra los harán cuestionarse sus ideales y dejarse llevar por el desencanto de la lucha.
 
Además, el filme evidencia logros técnicos por un discurso visual que describe lo mismo un pueblo, una cruenta batalla o la vida revolucionaria en los trenes, con sus mujeres echando tortillas al comal y los villistas con sus cananas a la espera del siguiente enfrentamiento.
 
Con ¡Vámonos con Pancho Villa! FilminLatino inicia una colaboración estrecha con la Filmoteca de la UNAM para sumar al catálogo títulos de su acervo para el público. Esta relación incluye otros clásicos como El prisionero 13, Redes y La historia en la mirada, que ya están disponibles en la plataforma.
 
¡Vámonos con Pancho Villa!, de Fernando de Fuentes (México, 1936)
 
Un grupo de valientes campesinos, conocidos como los Leones de San Pablo se unen al ejército de Pancho Villa durante la revolución mexicana. Después de algunas batallas, con más derrotas que victorias, el grupo original es reducido, y una serie de problemas les lleva a replantearse su posición. 
 
por Alejandro Cárdenas Ochoa
Fuente: 

Diario El País 21/11/2016

Informacion Adicional: 

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

La trágica historia de la familia Lugones: el poeta, su hijo Polo y su nieta Pirí. 

MIRANDO HACIA ATRAS
400 aniversario
Estatua de Pocahontas en Jamestown

Este 21 de marzo se cumplen 400 años de la muerte en Inglaterra de la joven que Disney llevó a la gran pantalla y que en realidad tuvo gran importancia en el pasado colonial de EE.UU...

hace 70 años cerraba por decreto de Perón la colonia penal de Ushuaia
Penal de Ushuaia

Con una idea del presidente Julio Roca, y construida por José Uriburu en 1896, la cárcel de Ushuaia llegó a tener una población de más de medio millar de presos...

En 1928, Henry Ford construyó una ciudad-plantación en el Amazonas que fue un rotundo fracaso
Fordlandia

La selva amazónica ya se tragó el campo de golf Winding Brook. Las inundaciones devastaron el cementerio y dejaron a su paso una pila de cruces de cemento. ¿Y el hospital con...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN