Buscar

historias con nombre y apellido

El partisano que tuvo que matar para dar vida

Renato Zanchetta

Tenía el pelo del color de la paja sucia y los ojos casi sin vida, a pesar de sus cuatro años. Tenía las manos mugrientas y una lámina de tela rayada le cubría la piel del cuerpito helado. Pero cuando vio a ese hombre parado al borde del camión, esa niña triste sacó fuerzas de sus devastados brazos, se los puso al cuello y dejó que la bajara. Después huyó con sus padres a la montaña sin mirar atrás. Quién sabe si habrá sobrevivido ese esqueleto enfermo y sin nombre.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El Hotel de Inmigrantes y los primeros días en el país de los que llegaban a "hacerse la Am...

MIRANDO HACIA ATRAS
Guerra de los Seis Días

Dos semanas antes de que se cumpla el 50º aniversario del conflicto con los países árabes que cambió los mapas de Oriente Próximo, Israel ha desclasificado las...

Juan Rulfo

Ganó su prestigio con sólo dos libros. Mostró las contradicciones de su país con una lengua única y climas de ensueño.

Nacido en un la ciudad de...
Juan Fernández Krohn fue detenido con una bayoneta en la visita de Juan Pablo II a Fátima
Juan Fernández Krohn

Aquí mismo, en Fátima, y en un día como hoy, 12 de mayo, 35 años atrás, un cura español intentó matar al papa que, como hoy Francisco, participaba...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN