Buscar

A 75 años de la muerte de Miguel Hernández

Un poeta con los ojos bien abiertos

Miguel Hernández

El autor de El rayo que no cesa se comprometió con su tiempo, combatió junto a los republicanos en la Guerra Civil Española y pasó por diversos centros de reclusión franquistas hasta morir en uno de ellos. El legado de su poesía militante.

MIGUEL HERNANDEZ

Cuentos para su hijo escritos en papel higiénico desde la cárcel

Miguel Hernández

«Hasta la vuelta, pequeñuelos / Y que no os vayais a perder / en las estrellas de los cielos. / Venid siempre al amanecer». Estos versos pertenecen a un cuento que escribió Miguel Hernández poco tiempo antes de morir donde se hallaba preso, en el Reformatorio de Adultos de Alicante, lugar al que había llegado en junio de 1941 y en el que moriría en marzo del año siguiente.

Josefina

Miguel Hernández

El autor de los más hermosos, perfectos sonetos de amor que he leído en la lengua, sonetos, odas, elegías, églogas, nanas, canciones, autos sacramentales y otras obras difíciles de clasificar en géneros, el poeta y combatiente español Miguel Hernández, tuvo probablemente aventuras pero un solo amor que lo sobrepasó y lo sobrevivió, y al que él en sus poemas (justo es decirlo, a pesar del cliché) sencillamente inmortalizó.

el poeta del pueblo vuelve al pueblo

La familia de Miguel Hernández defiende el traslado del legado a Jaén: "Tiene que estar donde le quieran"

Miguel Hernández

La poesía social y comprometida de Miguel Hernández se reencuentra ahora con la tierra de aceituneros altivos que ensalzó en su poema Aceituneros de Jaén. Buena parte de los 5.000 documentos, manuscritos y objetos personales del poeta alicantino han llegado este martes a Jaén a través de un furgón procedente de un banco de Elche, donde el legado ha permanecido ignorado durante el último año y medio tras romperse el acuerdo de custodia con el actual gobierno local ilicitano, del PP.

españa

Hernández, el poeta de la Guerra Civil, aún carga con su condena

Miguel Hernández

Es porque la Corte Suprema española se negó a anular la pena de muerte que le impuso el franquismo.

en el centenario del nacimiento de miguel hernandez: 30 de octubre de 1910

Viento del pueblo

Miguel Hernández

En la poesía universal se han dado ejemplos de singular precocidad: el más conocido es el de Arthur Rimbaud, quien revolucionó la lírica moderna, si bien escribió solamente hasta los veintidós años y luego pasó a dedicarse con igual entusiasmo a la trata de esclavos en Africa, olvidando para siempre la literatura y el mundo. O más cercano todavía, el del peruano Javier Heraud, asesinado en el río Madre de Dios por sus actividades revolucionarias, con balas de las que se usan para matar fieras, cuando tenía alrededor de veinte. Poco se señala, en cambio, el caso de Miguel Hernández, aunque reviendo su itinerario vital y literario parece absolutamente increíble que haya muerto cuando sólo iba a tener 32 años.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El caso de Viernes Scardulla, quien por 1938 aseguró haber encontrado un valioso tesoro, perteneciente al que...

MIRANDO HACIA ATRAS
Manuel Belgrano

Hace 197 años fallecía en Buenos Aires, en la misma finca donde había nacido, Don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, Padre de la...

El periodista y escritor Javier Reverte narra cómo vivió la muerte del dictador
Francisco Franco

Por aquel entonces, yo era miembro del Partido Comunista -clandestino todavía, aunque casi todo el mundo sabía ya en España quién era «pecero» y quié...

Mi noche triste

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón, sabiendo que te quería, que vos eras mi alegría y mi...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN