Buscar

"Soy el guardián de la tumba vacía de Napoleón"

Napoleón Bonaparte

Así se presenta el único francés residente en Santa Elena en un libro sobre su experiencia de 30 años en una isla perdida en medio del Atlántico y a la que sólo se llega por barco tras 5 días de navegación.

EN LOS AÑOS 50 VIVIAN ALLI 5000 PERSONAS, AHORA 150

Abandonada, la isla Martín García confía en un plan para reverdecer

Isla Martín García

Arboles, arbustos y enredaderas trepan por las paredes, se cuelan entre rejas oxidadas y dan flores en lugares inhóspitos. La vegetación hoy reina en la isla Martín García y se impone sobre los restos de edificios manchados de historia que quedan de su época de auge, en los 50’, cuando llegó a tener 5000 mil habitantes.

ERA UNO DE LOS TERRITORIOS MAS AISLADOS DEL PLANETA

Así es la isla del destierro y muerte de Napoleón

Santa Elena

«Se apoderaron de mí por la fuerza, por la fuerza me transportaron aquí... ¿Y quieren pagarme 14.000-15.000 libras anuales por vivir en un lugar como éste? ¿Creen que soy lo suficientemente estúpido? ¿Qué me importa esta maldita isla? ¡Que la manden al diablo!»

EL ALLANAMIENTO AL CAMPO DE CONCENTRACION DE LA ESMA EN EL DELTA

Una visita a la isla de los silencios

Isla del Silencio

En 1979, la isla fue usada para llevar prisioneros que había que esconder por la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Denunciada desde la democracia, fue ubicada por sus sobrevivientes y recién ahora, tras más de treinta años, finalmente inspeccionada por la Justicia.

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

El caso de Viernes Scardulla, quien por 1938 aseguró haber encontrado un valioso tesoro, perteneciente al que...

MIRANDO HACIA ATRAS
Manuel Belgrano

Hace 197 años fallecía en Buenos Aires, en la misma finca donde había nacido, Don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, Padre de la...

El periodista y escritor Javier Reverte narra cómo vivió la muerte del dictador
Francisco Franco

Por aquel entonces, yo era miembro del Partido Comunista -clandestino todavía, aunque casi todo el mundo sabía ya en España quién era «pecero» y quié...

Mi noche triste

Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida, dejándome el alma herida y espina en el corazón, sabiendo que te quería, que vos eras mi alegría y mi...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN